DERECHA E IZQUIERDA

[Visto: 1230 veces]

 

Sinesio López Jiménez

La desideoligación política no es tan grande como algunos analistas creen. Casi el 60% sigue guiándose por la ideología en el campo minado de la política. Sólo en los sectores pobres la desideologización es alta (47% en D y 53% en E). Los datos de la encuesta nacional urbana de GfK (LR, 02/13) muestran más bien que hay un abultado centro (sobre todo en los sectores sociales acomodados y en Lima) que probablemente fagocita a los escuálidos polos de la derecha y la izquierda que presentan un cierto equilibrio.

La encuesta no indaga sobre el peso de las posiciones extremas de ambos polos (la DBA y el Movadef) que viven apasionadamente las ideas cerradas en las que creen. Las otras posiciones de derecha e izquierda son más abiertas a la vida y a la experiencia. La derecha se distribuye por igual en Lima y en el interior del país, mientras la izquierda está principalmente en el interior. Pese al activismo intenso de los extremos, estos datos revelan que la dinámica política principal no discurre por los polos sino por el grueso centro, lo que convierte a la política en una actividad moderada, aburrida y mediocre.

El centro y la derecha están sobrepoblados de candidatos.  Estos no provienen de la vieja derecha oligárquica y gamonal sino de la nueva derecha que antes de los 70 se definió como izquierda o centro-izquierda (el Apra entre 1930-1956, AP y la DC-fracción PPC entre 1956-68) y de nuevos sectores que emergieron después de los 90 (el fujimorismo, Somos Perú, Perú Posible, Solidaridad nacional). La mayoría de los medios, algunos de ellos de origen oligárquico (El Comercio), constituye un poder fáctico y es el megáfono altisonante de la derecha económica y política. Estas reubicaciones ideológicas se explican por las reformas radicales de Velasco que acabaron con la oligarquía y el gamonalismo, asustaron a los reformistas incosecuentes,  los empujaron al campo de la derecha y pusieron en movimiento a ciertos sectores de las clases populares que engrosaron después las filas de la izquierda.

La izquierda está fragmentada en pequeños partidos y carece de un liderazgo reconocido que pueda unificarla.  El espacio de los sectores sociales descontentos y contestatarios, el terreno abonado de la izquierda, no tiene, por ahora, una representación política reconocida. El terrorismo de SL y del MRTA, la caída del muro de Berlín y la incapacidad de sus líderes para responder a estos nuevos desafíos (incluido el neoliberalismo) descolocaron y fragmentaron al frente político (IU) que había logrado unificar a casi toda la izquierda. Es probable que la aparición de un liderazgo que unifique a la izquierda y que representa al mundo de la protesta y del cambio reubique ideológicamente a Ollanta en el lugar del espectro ideológico que le corresponde puesto que ahora es considerado como un líder de centro-izquierda.

Además de los acontecimientos y procesos traumáticos que han redefinido el campo y el peso de las ideologías, es probable que algunos cambios en la cultura política y en la estructura social concurran también a explicar esa redefinición. Las desproletarización, la descampesinación, la creciente informalidad urbana, la emergencia de nuevos sectores medios, una cierta bonanza económica (del 2001 en adelante) originada por la sostenida demanda internacional y por los altos precios de las commodities ayudan a explicar la relativa desideologización, el abultamiento del centro y la debilidad de los polos de derecha e izquierda.

Puntuación: 5.00 / Votos: 2

3 pensamientos en “DERECHA E IZQUIERDA

  1. pepe mejia c.

    El problema del peru, es la educacion, como no es integral, humanista, competente, llegamos a elegir a candidatos que se imponen, por la propaganda, marketing, redes sociales.Tiene que haber un cambio en nosotros para elegir gobiernos que llegen a la mayoria de peruanos, las riquezas minieras, deben ser devueltas en servicios, comodidades, calidad de vida.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *