Monseñor ‘guapea’ al ritmo de los carnavales

[Visto: 2129 veces]


NO EN CORTAMONTE, SINO EN PLANTAMONTE

Plantamonte

Roger Gallardo

Cómo que Jauja no avanza. Sí avanza, porque ya no sólo es la tierra de los famosos cortamontes, sino también de los siembramontes o plantamontes.

Así lo demostró con el “Sacha Talpuy” realizado antes del inicio de los carnavales y que consistió en la siembra de árboles, una costumbre que cumple tres años y que la Municipalidad de Jauja ha oficializado con una ordenanza que dispone que los padrinos de monte en estas fiestas de carnavales deben plantar diez árboles por cada uno que tumban.

Esta actividad que mereció el premio al Mérito Ciudadano en el concurso Ciudadanía Ambiental, promovido por el Ministerio del Medio Ambiente y la Pontificia Universidad Católica del Perú, y el Banco Mundial ha realizado un documental, fue organizada por la Comisión Ambiental Municipal de la Municipalidad de Jauja y una red de jóvenes del Arzobispado de Huancayo.

Desde temprano, con el saludo de los tinteros, huajleros y pututus, desde los cuatro puntos cardinales de Jauja, se dio inicio al programa que incluyó una misa en la iglesia matriz, presidida por el arzobispo Pedro Barreto Jimeno, quien bendijo la imagen de Taita Talpuy o Dios sembrador y anunció la multiplicación de los árboles.

Después de una reconfortante patasca con siete carnes, café de Uchubamba, bollos y roscas, y bailar a los acordes de una orquesta típica, las primeras plantitas fueron colocadas en la Plaza de Armas, por el arzobispo y el alcalde Alejandro Barrera Arias.

Los padrinos acompañados por el pueblo siguieron la ruta hacia Puchococha donde se plantaron alrededor de mil arbolitos de ciprés, colle, pino, quinual y eucaliptu, no sin antes hacer el caypin cruz, tomar el “huajaycholo”, comer lechón, y después de la faena jugar carnaval con talco, pica pica y ortiga hasta al anochecer, a los acordes de las notas del huayno “Jauja”, del nostálgico “Huarancayo” y del romántico “Vaso de cristal”.

Una de las tonadas decía: “¡Porque Jauja danza, la alegría avanza y nadie la alcanza!”.

Sacha Talpuy, en los tres años ya ha plantado 30 mil árboles, a un promedio de 10 mil por año, con especies provenientes del vivero de Chuclú. La meta es forestar 120 mil hectáreas, según el proyecto, con lo que se estará salvando a la tierra de las consecuencias del cambio climático. Todo un reto, pero también un ejemplo a imitar.

De esta manera, los tradicionales cortamontes jaujinos que son famosos en el mundo de los carnavales, no desaparecerán, continuarán, porque por cada árbol que tumbe un padrino tendrán que sembrar diez, preservando así la naturaleza y el medio ambiente.

Fuente: Diario Correo

Puntuación: 5.00 / Votos: 2

2 pensamientos en “Monseñor ‘guapea’ al ritmo de los carnavales

  1. Darío A.

    Celebro que exista esta política de reforestar nuestra provincia. Y viéndolo bien: ¿En qué forma participan de ella los grandes beneficiarios de la reforestación, que son los madereros? Creo que ellos deberían de pagar un canon a la municipalidad para seguir operando en esa penosa tarea de talar nuestras arboledas.

    Responder
  2. rosa romero

    Mis felicitaciones a quienes lograron materializar en nuestra tierra una alternativa no solo para reponer los arbolitos que alegran nuestros carnavales sino que proponen una alternativa mundial digna de imitarse, y hago eco de las palabras de Dario, que hay de los madereros?
    Felices Fiestas Carnavaleras Jauja¡¡¡

    Responder

Responder a rosa romero Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *