Su otra pasión

[Visto: 2813 veces]

Comisario PNP de Jauja, amigo de los canes

Comisario de Jauja
El Comandante PNP, Obdulio Rosas Zender, junto a uno de sus engreídos pero astutos canes

Son las 6:30 horas, Sansón, Miel, Pirata y Champis, esperan que su fiel amigo despierte. Apenas escuchan su voz corren tras él, como niños detrás de sus padres.

El comandante PNP Obdulio Rosas Zender, comisario de Jauja, se alista para el nuevo día, revisa los pendientes, pasa lista y se da un tiempo para alimentar a sus cuatro engreídos.

Ya en su oficina, atiende a los ciudadanos, pero apenas sale a la puerta de la comisaría, sus cuatro hijos, corren, sí observan algún alboroto o hay un faltoso, ladran para asustarlos.

Pero, apenas escuchan. tranquilos, alto, siéntate, obedecen y esperan una nueva orden, por ello, los que visitan la comisaría, observan curiosos la fidelidad de los canes.

El comandante PNP Rosas Zender natural de Lima, tiene 31 años de servicio en la Policía Nacional y su caridad con el amigo fiel, especialmente con los desvalidos, lo distingue de otros oficiales.

El policía de corazón noble, hace un año, en una calle de Jauja halló atropellado y herido a Sansón, le curó las heridas y desde entonces, el can, no se separa de él.

Junto a Sansón, comparten la comida y el cariño del comandante, Champis quien está preñada y fue encontrada en Huancayo, Miel recogida en Huancavelica y Pirata de Jauja.

Su confianza en los animales

Quisimos comprobar, y en un descuido, cogimos fuerte al comisario, los perros ladraron sin parar y guiados por su instinto, al saber que no le haríamos daño, Miel levantó una de sus patas, como si quisiera saludarnos.

Tengo más confianza en los animales, ellos no traicionan, comenta el comandante PNP afirmando su cariño a los canes.

Obdulio Rosas, recuerda que hace años, en la época del terror (subversión), el Comando Policial, dispuso que en zonas de emergencia, las comisarías deberían tener cuatro canes, uno para cada esquina.

Desde esa fecha, el oficial recoge, protege y cuida a los animales, por ello en nuestra visita recordó con nostalgia a Nanis, Cacharón, Cenizo, Chocolatín y Ushpita a los que dejó en la comisaría de Huancayo.

Antes de retirarnos, los amigos fieles que son parte de la comisaría de Jauja y ya están asimilados al servicio, se quedaron en la puerta, cuidando al buen amigo y a los que visten el uniforme verde olivo.

Fuente: Diario Correo

Puntuación: 5.00 / Votos: 9

Un pensamiento en “Su otra pasión

  1. Franz

    Son pocas las personas que tienen ese cariño y verdadero amor hacia los animales un digno ejemplo a seguir señor Comandante Rosas..Dios lo bendiga y exitos en sus quehaceres…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *