03/08/07: Bibliografía

Categoría: General
Publicado por: f0140578

Visto: 1966 veces
DR. JOHN TERBORGH DR. CAREL VAN SCHAIK
1991
“Reserva Nacional de Junin” www.parkswatch.org
Consulta: 21 de julio 2007
http://www.parkswatch.org/parkprofile.php?l=spa&country=per&park=jnar&pa#

ESCRITO POR ADMINISTRATOR
Lunes, 13 de febrero de 2006
“Fracasa intento por salvar a la rana gigante de la extinción” www.apeco.org.pe
Consulta: 21 de julio 2007
http://www.apeco.org.pe/cva/index.php?option=com_content&task=view&id=14&Itemid=12

GODOFREDO ARAUZO
11.06.07
“Resumen de la contaminación del centro de Perú” http://blogs.periodistadigital.com
Consulta: 21 de julio 2007
http://blogs.periodistadigital.com/cartasaldirector.php/2007/06/11/peru_
contaminacion_medioambiente9851


HENRY LÓPEZ Y RONNY ISLA
2006
“Denuncian desaparición de peces en tres ríos de la selva central” www.elcomercio.com.pe
Consulta: 21 de julio del 2007
http://www.elcomercio.com.pe/EdicionImpresa/Html/2006-08-20/ImEcNacional0562482.html

MCGRAW-HILL / ENVIRONMENTAL IMPACT ASSESSMENT
1998
Manual de Evaluación de Impacto Ambiental / traductores varios
1999. 3800 ejemplares. Colombia: D´VINNI EDITORIAL LTDA

SUB SECTOR MINERÍA
1998
Ambiental para la estabilidad de taludes de depósitos de residuos sólidos provenientes de actividades mineras.

03/08/07: Entrevista

Categoría: General
Publicado por: f0140578

Visto: 4976 veces
Ing. José Antonio Vizcarra Ortega
Se realizó la presente entrevista al Ing. Metalurgista con Magíster en Medio Ambiente José Antonio Vizcarra Ortega, actual Director de Inspectoría del Ministerio de Energía y Minas (MEN)

¿Que hace el Ministerio de Energía y Minas con respecto a la contaminación por relaves en Junín?

Con respecto a la contaminación por relaves en Junín el Ministerio de Energía y Minas ha establecido el “programa de adecuación y manejo ambiental-PAMA”, que consiste en proyectos para que los relaves no impacten negativamente en el departamento de Junín.
La descontaminación de los relaves debe formar parte de un programa integral con la participación de las empresas mineras, autoridades y comunidades de la zona.
En el caso de la empresa DOE RUN PERU en la mina Cobriza, el monto de inversión acumulado en la ejecución de 4 proyectos PAMA asciende a US$ 1.62 millones habiendo desarrollado el proyecto “optimización del manejo de relaves” con una invención de US$ 12.75 millones.
Gracias a este proyecto se eliminaron las descargas de relaves al Río Mantaro, mediante la construcción de la cancha de relaves “El Limonar” donde son depositados los relaves.

¿Qué medidas cree que debe tomar el Ministerio para que no vuelva a ocurrir lo del Río Mantaro?

Las medidas que debe tomar el ministerio para que no vuelva a ocurrir lo del río Mantaro es disponer que las empresas mineras de la zona deben construir canchas de relaves para eliminar las descargas de los relaves al río Mantaro.
Se debe construir la “Planta de tratamiento de aguas industriales" que permita captar las aguas utilizadas en los procesos productivos de las empresas mineras, permitiendo que el contenido metálico de los efluentes sean recuperados y no sea arrojado al río mantaro y sea de clase III (aptos para uso agrícola).
Asimismo, construir las “Plantas de tratamiento de aguas residuales o servidas (PTAR)”. En el tratamiento seleccionado para las aguas residuales que es el sistema biológico combinado de lodos activados y discos biológicos rotativos, con disposición final del efluente tratado al río Mantaro.

Hemos sabido que se han realizado algunos proyectos para mejorar la laguna Huascacocha ¿Cuál es su estado actualmente?

El estado actual para mejora de la laguna Huascacocha es desarrollar el proyecto tratamiento de aguas ácidas del túnel Kingsmill construido en 1929. Las aguas ácidas son generadas por la explotación minera al exponer la pirita y otros sulfuros a la superficie y entrar en contacto con las lluvias, se acidifican. Parte de las mismas se filtra por el subsuelo hasta el túnel. Las aguas discurren a o largo de 11.5 kilómetros hasta el sector de la concentradora de MAHR túnel, de donde se derivan al río Yauli.
Se tiene proyectado realizar el tratamiento de esta agua, basándose inicialmente en la neutralización de las aguas ácidas mediante el empleo del Cal. Las aguas serían conducidas a través de un canal hasta 4 lagunas de estabilización, situados en el área de Pachachaca, donde los metales serían sedimentados. El agua tratada desembocará en el río Yauli y el lodo se enterraría en el mismo Pachachaca. Posteriormente, esta área sería totalmente revegetada.
Cabe resaltar, que la responsabilidad de la contaminación de las aguas compete a todos los propietarios de las minas que operan en la zona.
Categoría: General
Publicado por: f0140578

Visto: 28740 veces
Depósito de relave
Es complicado solucionar el problema de contaminación por relaves una vez que ya existe, lo ideal sería prevenirlo. Sin embargo, al parecer, en la región de Junín, lo ideal casi nunca suele suceder, es por ello que se han creado muchos proyectos destinados a disminuir o terminar con esta contaminación. Además, como se menciona en los textos anteriores, los relaves han ocasionado contaminación en gran cantidad de sectores de Junín, tanto en el suelo como en el agua. Por ello la existencia de tantos proyectos, es necesario que se analice cada situación y se busque la solución que mejor convenga. Esta solución es un complejo proceso que suele tardar años para que se vean resultados favorables, lo cual depende del nivel de contaminación. Así que, en el presente texto, se tratará de explicar algunas de las soluciones que mejor convendrían para prevenir y disminuir la contaminación de Junín.

Represas de agua.
El agua es uno de los recursos de primera necesidad en todo ser vivo; por ende, es deber de todos cuidarla. La contaminación por relaves mineros en Junín es un problema que afecta no solo a la flora y fauna de esta zona, sino también a la especie humana. Por ello, la minera metalúrgica de la Oroya ha desarrollado un plan de recuperación ambiental para contrarrestar la contaminación de los lagos y ríos en Junín. Este plan consiste en desarrollar un sistema de disposición en canchas de relave, recircular el agua en el proceso productivo, manejar y tratar los residuos tóxicos, y reutilizar las aguas de refrigeración. También, para el desarrollo urbano se ha propuesto realizar un desagüe y red de alcantarillado, y además construir pozos sépticos y letrinas sanitarias. Otra solución eficaz es la construcción de humedales. Esta nueva tecnología tiene como propósito permitir el desarrollo de las reacciones químicas y biológicas naturales. Las plantas y los microbios cumplen una función muy importante, pues están implicados en el proceso de tratamiento de aguas residuales, correspondientes a esta nueva tecnología. El área superficial que aportan las plantas permite el desarrollo de los microbios, lo cual trae como consecuencia la modificación de los nutrientes, metales y otros compuestos. La tecnología de la construcción de humedales se puede clasificar en dos: los sistemas de aguas superficiales y los sistemas de aguas subterráneas. La primera consiste en canales que se encuentran sobre la superficie terrestre, sobre la cual emergen las plantas, que junto con las velocidades desarrollan un ambiente propicio para la sedimentación y filtración. Sin embargo, son los biofilms los que transforman las sustancias tóxicas en sustancias inofensivas. La segunda, el sistema de aguas subterráneas, consiste en la filtración de las aguas residuales por un medio poroso. Las plantas que se utilizan en los humedales tienen la capacidad de descontaminar el agua de residuos tóxicos, gracias a la obtención de nutrientes y la creación de una rhizosphera oxidada, que permite la obtención de áreas superficiales fértiles.

Proyecto de embalse
Existen distintos métodos a través de los cuales se puede lograr la rehabilitación de las aguas subterráneas que se encuentran contaminadas. Antes de llevar a cabo alguno de estos métodos, es necesario realizar un estudio de la hidrogeología del lugar. En este proceso, se utilizan piezómetros, instrumentos con los cuales se pueden determinar las características del agua. Los datos obtenidos con este instrumento son necesarios para decidir, según el costo económico y factibilidad, las medidas de infiltración que son más convenientes. Existen dos medidas que son los más utilizados, las barreras de infiltración y los sistemas de retorno. Por un lado, están las barreras de infiltración, que son utilizadas como medidas de prevención de la infiltración. Estas comprenden la construcción de zanjas interceptadoras, muros de barro o cortinas de inyecciones. Las zanjas interceptadoras son efectivas únicamente para capas permeables que se encuentran a poca profundidad y son económicas. Los muros de barro, debido a su alto costo, no son recomendables para ser utilizados en terreno escarpado. Las cortinas de inyecciones, a pesar de que tienen una efectividad limitada por la permeabilidad del área, permiten la construcción de barreras a grandes profundidades y no les afecta la topografía del lugar. Por otro lado, están los sistemas de retorno, que recolectan los flujos de infiltración, por lo que retienen el agua contaminada para que esta luego pueda ser tratada. Este sistema consiste en zanjas o pozos de recolección. Las zanjas de recolección son efectivas sólo para capas permeables superficiales; sin embargo, no demandan una gran inversión de dinero y se adaptan a cualquier tipo de depósito. Los pozos de recolección, a diferencia de las zanjas, tienen una profundidad ilimitada y son costosos. Además, la efectividad de estos depende de las características del agua.

Revegetación.
Por otro lado, el cierre de depósitos de residuos por lo general es una inversión costosa para las empresas mineras. Debido a que es un complejo proceso que consiste en neutralizar los relaves que se encuentran en las represas. Este proceso reciben el nombre de método de estabilización y solo se pueden llevar a cabo cuando los relaves se encuentran concentrados en represas o depósitos. En la actualidad, existen tres métodos principales, los cuales son el enrocado, el químico y la estabilización mediante cubierta vegetal. Este último método es el más común y más eficiente. Debido a que si se puede establecer una cubierta vegetal que se perpetúe por sí sola, no sólo se minimiza la erosión tóxica, sino también se consigue que la tierra vuelva a tener cierta apariencia natural y uso productivo. El último paso de la cubierta vegetal es la revegetación, que en caso de que los climas sean favorables y los relaves tengan una composición química fácilmente neutralizable, la revegetación puede necesitar poco esfuerzo o puede ocurrir por procesos naturales durante un periodo de tiempo razonablemente corto. Esta secuencia de revegetación se basa principalmente en: primero preparación del plantío, luego revegetación a corto plazo y finalmente revegetación a largo plazo. No obstante, los procedimientos específicos son diferentes para cada depósito de relaves y régimen climático.

La contaminación por relaves, como se mencionó anteriormente, es un problema que afecta no solo al medio ambiente de Junín, sino también a las especies que aquí habitan. Así que, a pesar de que la mayoría de veces sea imposible regresar el suelo y las aguas a su estado natural, existen soluciones para disminuir su contaminación. Una de ellas es un plan que consiste en desarrollar un sistema de disposición en canchas de relave, recircular el agua en el proceso productivo, manejar y tratar los residuos tóxicos, y reutilizar las aguas de refrigeración, todo esto para evitar la contaminación del agua, fundamental para el ser humano. Otra solución para la contaminación de Junín es utilizar los métodos a través de los cuales se puede lograr la rehabilitación de las aguas subterráneas. Finalmente existen los métodos de estabilización, que neutralizan los relaves y que vuelven aprovechable la tierra.

Categoría: General
Publicado por: f0140578

Visto: 36622 veces
Poblador muestra rana ya afectada por la contaminación del lago Junín. Esto se puede afirmar debido a su tamaño y peso, que son inferiores a los que solía tener su especie.
En el año 1996, el primer Centro Experimental de Ranas inició un proyecto, que tenía como objetivo evitar la extinción de la rana gigante, batracio que habita en las lagunas de la cuidad de Junín. El resultado de este esfuerzo fue la reproducción de 10 000 ejemplares en cautiverio, sin embargo, casi todas han muerto o han disminuido de tamaño como consecuencia de la contaminación causada por los relaves mineros, lo que las lleva a estar nuevamente en extinción. Este es uno de los ejemplos de las irremediables consecuencias que trae esta contaminación a gran escala; no obstante, existen muchos más casos, como mencionaremos a continuación.

Lago Junín
En las zonas de la Sierra, es común que las lagunas y ríos se encuentren infestados de relaves mineros, ya que normalmente son utilizados como represas por las empresas mineras cercanas. Un claro ejemplo es el Lago Junín, el cual se encuentra dentro de la Reserva Nacional de Junín. Este lago, actualmente, contiene gran cantidad de residuos de metales como hierro, arsénico, cadmio, mercurio, zinc, plomo, manganeso y cobre, provenientes del Complejo Metalúrgico de la Oroya, los cuales ocasionan la muerte de la mayoría de la flora y fauna que ahí habitan. No solo ocurre esto por infección o contacto con los minerales, pues también está el caso de la oxidación del manganeso y el hierro proveniente del río San Juan. Las partículas de la oxidación de estos metales, además de darle una tonalidad roja al agua, recubren la superficie del lago, lo que impide que las algas y plantas acuáticas realicen la fotosíntesis y finalmente les produce la muerte.
Valle del río Mantaro.
Además, los minerales del lago Junín, aunque en menor cantidad, también llegan a los ríos afluentes del lago, lo cual ha llevado a la prohibición de la pesca en estos lugares, ya que la fauna suele estar infectada. Por otro lado, según las estadísticas, en el año1978 en la Reserva Nacional de Junín existían 368 especies de plantas y 98 especies de aves, pero, en el año 1998, tan solo quedaban 26 especies de plantas y 36 de aves. En otras palabras, la flora y fauna se ha reducido en un 80%. La contaminación tan agravada en esta zona no es nada fácil de remediar, pues ya 80 hectáreas alrededor del Lago se encuentran inutilizadas. Por ello, el diario El Comercio señaló que aunque se dejara de verter los relaves en la laguna de Junín, tendrían que pasar 500 años para su rehabilitación. Asimismo, es importante resaltar que el río Mantaro, el cual se considera como uno de los ríos más contaminados del país, tiene sus orígenes en la laguna Chinchaycocha (laguna de Junín), es decir, sus aguas están contaminadas desde su nacimiento. Además, en su recorrido el mismo Complejo Metalúrgico de la Oroya incrementa este grado de contaminación, ya que vierte cada día en las aguas del río Mantaro 1000 toneladas de bióxido de azufre, 2500 toneladas de plomo, 2500 toneladas de arsénico, 20 toneladas de cadmio y 20 toneladas de material particulado. Por ello, se dice que el río y el valle del Mantaro están 100% muertos.


El suelo es un complejo sistema que se ha formado en millones de años y muchas veces factores negativos influyen en su normal desarrollo, algunos de los cuales son provocados por la actividad humana, como la minería. Por ejemplo, una de las consecuencias negativas que esta trae al subsuelo es la eliminación excesiva de nutrientes al momento de realizarse las excavaciones para elaborar los túneles que conducen los relaves mineros. Otra de las consecuencias ocurre cuando no se realizan bien estos túneles y los relaves contaminan el subsuelo. ¿Por qué es preocupante que los relaves contaminen el subsuelo? Esto es preocupante porque el subsuelo presenta relaciones fundamentales con el desarrollo de la vegetación. No obstante, empresas mineras como Puquiococha no toman las medidas de precaución necesarias para evitar este tipo de contaminación. Por un lado, esta contaminación ocasiona que la infertilidad de la tierra en estos sectores sea de un nivel sumamente alto, lo que a su vez trae consigo pobreza en localidades como Yauri, ya que la principal fuente de recursos para los pobladores de Junín es la agricultura. Por otro lado, en algunos sectores aún las tierras no son totalmente infértiles, sin embargo, estos sembríos crecen con notable deficiencia y, como es de suponerse, estos se encuentran contaminados debido a los desechos tóxicos que absorben de la tierra. El consumo de estos sembríos ha producido enfermedades letales, como el cáncer, tanto para la población de estos sectores, como para aquellas zonas donde han sido distribuidos.

La situación de contaminación del medio ambiente en Junín también produce efectos negativos en la salud de la población. Uno de los casos que refleja esto es el los pobladores de Vitoc, distrito ubicado en la provincia de Jauja. Los habitantes de dicha zona se ven perjudicados por los relaves de plomo que llegan a los ríos Tulumayo, Chanchamayo y Perené, a través del río afluente Aynamayo, el cual se encuentra a corta distancia de las instalaciones de la minera San Vicente, de propiedad de la compañía San Ignacio de Morococha S.A. Esta, a pesar de contar con una tubería para trasladar los restos químicos hasta una planta de tratamiento, arroja parte de los relaves a este río para evitar que inunden las canchas de relaves y piscinas de tratamiento de aguas que tiene la minera. Estos restos químicos provienen de ácidos muy fuertes, por lo cual su presencia en las aguas atenta en contra de la salud de la población, ya que normalmente esta la usa para su consumo. Como consecuencia de esto, los niños de Vitoc sufren de problemas a la piel, como la dermatosis, además de complicaciones gastrointestinales. Otro caso es el de La Oroya, donde la contaminación por metales pesados provenientes de los relaves pone en riesgo la salud de la población, ya que estos ocasiona daños graves en distintas partes del cuerpo. Por ejemplo, uno de estos es el plomo, que daña principalmente la sangre, el sistema nervioso central, el sistema reproductivo y los riñones. Estos son dos casos de los innumerables problemas a la salud que diariamente enfrentan los habitantes de Junín por causa de los relaves.

Por lo expuesto en este texto, se puede notar que la contaminación de Junín por relaves mineros no solo afecta la fauna y flora acuática por motivo de la contaminación de lagos y ríos, como es el caso del lago Junín y el río Mantaro, sino también afecta gravemente al subsuelo, lo cual ocasiona infertilidad de la tierra y además provoca efectos negativos en la salud de la población de esta zona. Es por ello que se debe tomar conciencia y prestar especial cuidado al medio ambiente, para de ese modo evitar daños irremediables.
Categoría: General
Publicado por: f0140578

Visto: 20743 veces
Relaves
En la actualidad, la situación del departamento Junín es bastante preocupante, lo cual se debe a la creciente contaminación causada por los relaves mineros. Esto se debe a que, en esta zona del país, existen gran cantidad de minas en actividad. Pero, ¿A qué se denominan ”relaves mineros”? Son los desechos que resultan del lavado de minerales, los cuales contienen sustancias tóxicas como el arsénico, cadmio, cianuro, mercurio y selenio, que, al tener contacto con el agua y el subsuelo, altera su composición natural. Esto, a su vez, afecta a la fauna, flora y población que cuentan con estos factores para su desarrollo.
Zona de Toro Mocho, cerca a Morococha


La mala infraestructura de las empresas mineras es uno de los factores determinantes para que ocurra este tipo de contaminación. Por ejemplo, lo correcto es que cada mina tenga túneles elaborados especialmente para que estos elementos tóxicos no se filtren en el subsuelo. Además, estos túneles deben conducir a una represa en la que se neutralicen estos desechos y no sean contaminantes. No obstante, empresas como Ananea (mina de oro ubicada en el departamento de Puno) no se preocupan por la construcción de represas, ni la adecuada elaboración de estos túneles, es por ello que estas sustancias toxicas están contaminando el medio ambiente de Junín.

Los efectos nocivos de los relaves mineros se deben en gran parte al incumplimiento de las leyes. Por ejemplo, una ley que censura directamente los efectos de los relaves mineros es la ley 17752, que señala en el capítulo II, artículo 22º.- “Está prohibido verter o emitir cualquier residuo, sólido, líquido o gaseoso que pueda contaminar las aguas causando daños o poniendo en peligro la salud humana o el normal desarrollo de la flora o fauna comprometiendo su empleo para otros usos.”.
Laguna Huascacocha antes de la contaminación.
Sin embargo, algunas empresas mineras hacen caso omiso a esta ley, y han utilizado como depósito de relaves a la laguna Huascacocha, ubicada en la localidad de Morococha, provincia de Yauli, departamento de Junín. Las empresas Mineras responsable de este hecho son Puquiococha y Austria Duvaz, conjuntamente con las plantas concentradoras de CENTROMIN, las cuales dejaron las minas en abandono para no hacerse cargo de las consecuencias de los daños producidos a la laguna mencionada.
Laguna Huascacocha después de la contaminación.


La irresponsabilidad del Estado es otra de las causas de la contaminación por relaves en Junín, ya que este no se preocupa por supervisar que las empresas mineras cumplan con las condiciones necesarias para su funcionamiento. Esto demuestra la falta de interés del Estado por la ecología en departamentos como Junín. Asimismo, en caso de ser descubiertas estas faltas no se aplica una sanción que conlleve a que no se vuelvan a cometer. Además, otras entidades responsables son las autoridades de este sector que, muchas veces, por intereses personales, hacen caso omiso a las demandas que los pobladores presentan.

En conclusión, los principales causantes de que los relaves mineros contaminen el medio ambiente de Junín son tanto las empresas como el Estado y las autoridades. La primera (empresas mineras) por la poca preocupación respecto a este tema, lo cual se refleja en no contar con una buena infraestructura que evite esta contaminación. Mientras que los segundos (Estado y autoridades), por no hacer cumplir correctamente las leyes existentes.