Multa de 1,92 millones de dólares por descargar 24 canciones

[Visto: 891 veces]

Una mujer de Minesota, en EE UU, ha sido condenada a pagar 1,92 millones de dólares (1,4 millones de euros) a varias compañías discográficas por la obtención ilegal de 24 canciones en Internet.

La acusada, Jammie Thomas-Rasset, de 30 años y madre soltera de dos niños, deberá pagar 80.000 dólares (57.000 euros) por cada una de las canciones descargadas, asegura el diario local Star Tribune en su edición digital. El jurado de Mineápolis ha resuelto que Thomas-Rasset, de 32 años, cometió una “violación voluntaria” de los copyrights de las canciones.

La condenada ya se enfrentó a un juicio similar en 2006, cuando seis discográficas la acusaron de descargar y distribuir más de 1.700 canciones a través del gestor Kazaa, un proceso que no llegó a su fin, ya que acabó siendo anulado, señala el diario.

Esta es la segunda vez que se condena a Thomas-Rasset. En 2007 un juzgado ya la consideró culpable y estimó que debía pagar unos 159.000 euros al cambio actual por haberse descargado las 24 canciones. Ella apeló y el juez ordenó una repetición del juicio en septiembre del año pasado por considerar que hubo un fallo en una de sus opiniones previas al veredicto. “Mi instrucción número 15 fue errónea, y este error perjudicó sustancialmente los derechos de Thomas”, dijo el magistrado Michael Davis al considerar que había influido negativamente sobre el jurado al expresar que el hecho de colocar las canciones en un programa para compartir archivos era prueba suficiente de que se habían distribuido canciones de forma ilegal.


Jammie Thomas-Rasset

La acusada celebró lo que parecía una posible victoria. Afirmó, desafiante, que las discográficas “tendrán que demostrar sus acusaciones”. “Nunca tuvieron que demostrar nada. Ahora deben hacerlo. Esto equilibra un poco el campo de juego”, añadió. Su segunda multa es más de 8 veces mayor que la primera. Entonces, Thomas-Rasset podría haber decidido negociar un acuerdo extrajudicial con la Asociación de Empresas Discográficas de América (RIAA, por sus siglas en inglés), la organización privada que representa a las compañías musicales. Pero se negó en varias ocasiones.

“A la señora Thomas-Rasset le ofrecimos, muchas veces, solucionar este problema con un pago de entre 3.000 y 5.000 dólares (entre 2.100 y 3.500 euros)”, ha explicado la portavoz de la RIAA, Cara Duckworth, en conversación telefónica. “Aunque en diciembre anunciamos que dejaríamos de llevar a los infractores a los juzgados y trabajaríamos directamente con los proveedores de Internet para evitar la piratería, creemos que este veredicto sirve de recordatorio de que la ley condena estas infracciones”. La RIAA ha confirmado este viernes que su oferta a Thomas-Rasset de llegar a un acuerdo extrajudicial todavía sigue en pie, a pesar de que ya pese sobre ella una condena.

RIAA REACTION:
“We appreciate the jury’s service and that they take this as seriously as we do. We are pleased that the jury agreed with the evidence and found the defendant liable. Since day one, we have been willing to settle this case and we remain willing to do so.”Cara Duckworth

Sin embargo, ahora el jurado ha justificado ahora su decisión sirviéndose de capturas de pantalla de Kazaa, varios CD con música descargada y otros legales y listas de la colección de discos de Thomas-Rasset. Además, ha aclarado que tanto la reproducción como la distribución de material protegido por derechos de autor es una infracción, aunque ha matizado que “poner algo a disposición de otros” no constituye distribución.

De las 30.000 denuncias presentadas por la Asociación de la Industria de Grabación de EE UU (RIAA) contra personas acusadas de descargar archivos, la de Thomas-Rasset es la única que se ha llevado a juicio.

La acusación, a cargo del abogado Timothy Reynolds, demostró que Thomas-Rasset se conectó a Kazza con el nombre de usuario “tereastarr@KaZaA” y descargó 24 canciones de forma ilegal. Cuando el equipo de control MediaSentry detectó esta infracción en febrero de 2005 y se la comunicó a través de Internet a la interesada, ésta cambió el disco duro de su ordenador en unos grandes almacenes. Posteriormente, mintió bajo juramento y dijo que no había modificado su disco duro.

En su último intento por defenderse, Thomas-Rasset alegó que tal vez sí que se habían bajado canciones desde su dirección IP pero que, en todo caso, lo habría hecho su ex marido o sus hijos. Entre llantos, declaró que las discográficas habían tratado de “extorsionarla” con el pago de 3.500 euros, una cantidad ínfima comparada con los 57.000 euros que le ha costado descargarse, por ejemplo, Here We Are, de Gloria Estefan.

Canciones por las que Thomas-Rasset debe pagar 57000 euros por cada una

Guns N’ Roses: Welcome to the Jungle; November Rain
Vanessa Williams: Save the Best for Last
Janet Jackson: Let’s What Awhile
Gloria Estefan: Here We Are; Coming Out of the Heart; Rhythm is Gonna Get You
Goo Goo Dolls: Iris
Journey: Faithfully; Don’t Stop Believing
Sara McLachlan: Possession; Building a Mystery
Aerosmith: Cryin’
Linkin Park: One Step Closer
Def Leppard: Pour Some Sugar on Me
Reba McEntire: One Honest Heart
Bryan Adams: Somebody
No Doubt: Bathwater; Hella Good; Different People
Sheryl Crow: Run Baby Run
Richard Marx: Now and Forever
Destiny’s Child: Bills, Bills, Bills
Green Day: Basket Case

FUENTE: Revista Wired

La piratería en el Perú ha ahogado cientos de promesas de la música. ¿Gianmarco sería como Juanes, si no hubiese habido pitartería? ¿Y si la receinte baja de impuestos a los concierteos se habría dado desde que el ‘pelao‘ cantaba Domitila? BUeno, por lo menos yo bajo usando Ares décenas de canciones al día y (todavía) no tengo que pagar nada a ninguna compañía.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Un pensamiento en “Multa de 1,92 millones de dólares por descargar 24 canciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *