Cualquier persona que habite en zonas residenciales o ejecutivas habrá observado cómo funcionan los minimarkets. Estas pequeñas tiendas siempre resultan ser de conveniencia para encontrar todo tipo de productos de consumo o uso básico.

Algunos consideran que entran en la categoría de autoservicio ya que poseen espacio suficiente para el ingreso de clientes. De esta forma pueden tomar sus artículos desde refrigeradores o gondolas para minimarket, elementos muy importantes para el establecimiento.

Son una buena iniciativa de emprendimiento pero es necesario conocer ciertos datos más interesantes sobre estos comercios pequeños tan necesarios.

¿Qué es un Minimarket?

También llamados minimercados, se consideran establecimientos físicos que venden productos de consumo masivo o inmediato para los clientes. Siempre poseen un amplio surtido de artículos que varían entre alimentos, bebidas, productos de limpieza o medicamentos simples.

Su ubicación es lo que explica que sean negocios tan rentables, a su vez uno de los emprendimientos más comunes. No obstante, la ubicación no es lo único que determina su crecimiento, requieren de buena administración y planificación.

Fines de Minimarket

Siempre se concentra en ser la mejor opción de compras rápidas, ofreciendo variedad con un cálido servicio. Suelen priorizar un ambiente agradable y ordenado para generar confianza con los clientes de las zonas más cercanas.

¿Cómo emprender un negocio de Minimarket?

Aunque sea un comercio de tamaño reducido, requiere casi de los mismos recursos legales que otro negocio para establecerse. Así que el primer paso siempre será investigar las condiciones legales que permitirían la apertura del minimercado.

Una vez se determine que el local poseerá todos los permisos necesarios para cumplir los reglamentos, es momento del presupuesto. Administrar un plan de finanzas es importante para poder invertir de una forma segura costeando todos los gastos previsibles.

Más allá de los productos que abastecen el establecimiento, se debe contar con góndolas para minimarket, estanterías, anaqueles, etc. Todo lo que implique organizar los sectores internos, además de incluir la gestión de redes sociales e información de interés.

Ofrecer información a los potenciales clientes más cercanos a la tienda son los ideales para iniciar una campaña de marketing. Actualmente la publicidad es una de las mejores formas de emprender un negocio con éxito en sus inicios.

¿Por qué funciona un Minimarket como emprendimiento?

Si la idea de un comercio pequeño es tan tentativa se debe principalmente a ser un negocio con pocas pérdidas. Sin embargo, existen más detalles que merecen su propia serie de detalles:

No es una gran inversión

Al hablar de inversión muchas personas siempre suelen relacionar ésta acción a grandes cantidades de dinero que pocos poseen. No obstante, un minimarket no requiere de una inyección de dinero millonaria, se suele priorizar los contactos con buenos proveedores.

Suelen ser preferidos

Los minimarkets son una opción favorita debido a que son menos concurridos y tediosos para las compras que un supermercado. También son la primera opción de compra para aquellas personas que se encuentran en las cercanías de las zonas residenciales.

Siempre se encuentra el producto necesario

Otro aspecto que los diferencia de los supermercados es que enfocan sus productos a los más demandados por los clientes. Además, también están en constante rotación, lo que permite encontrar cierta variedad cada cierto tiempo.

Fácil de planificar

Que se un comercio tan pequeño lo hace poseer una fácil gestión y planificación de sus recursos. Aun así se debe priorizar una contabilidad eficiente para asegurar el retorno de la inversión.

Contacto cercano al cliente

Su punto más fuerte es que pueden acercarse a los clientes y conocer sus gustos e inquietudes. Solo es necesario poseer buena gerencia.

Puntuación: 0 / Votos: 0