CRECIMIENTO DE LA DEMANDA INTERNA Y EL ROL DE LA POLÍTICA MONETARIA

El pasado jueves 3 de mayo, el Directorio del Banco Central de Reserva (BCRP) decidió mantener la tasa de referencia para el mercado interbancario en 4,5%[1] por décimo segundo mes consecutivo. Decisión de política que despertó un fuerte debate sobre el rol que debería adoptar la política monetaria en un entorno en el que la demanda interna viene experimentando tasas de crecimiento tan elevadas[2].

Esta discusión se centra en el hecho de si la autoridad monetaria debería empezar a elevar la tasa de referencia; o si debería mantenerla estable en 4,5%.

Los argumentos a favor de una elevación de la tasa, se basan en que el nivel actual de crecimiento de la demanda interna, por encima del nivel de producción[3], tendería a originar dos consecuencias negativas para la estabilidad macroeconómica: presiones inflacionarias en el mediano plazo; y un posible deterioro de la balanza de cuenta corriente, ya que en un contexto de desaceleración de exportaciones y aceleración de importaciones[4], la balanza comercial podría tornarse deficitaria, originando presiones al alza sobre el tipo de cambio.

Sin embargo, el dinamismo de la demanda interna estaría sustentando en el crecimiento de la inversión privada, lo que tiende a generar aumentos en el empleo, y en la frontera de posibilidades de producción de la economía; manteniendo de esta forma, la inflación en niveles bajos y estables. De igual forma, el fuerte crecimiento de las importaciones fue liderado por las del tipo “bienes de capital” (crecieron en 38,5%), con lo que se experimentaría un aumento de la productividad de la economía.

Por otro lado, la depreciación del dólar viene contribuyendo también a que la expansión económica no esté acompañada de presiones inflacionarias.

Finalmente, a pesar de que los principales fundamentos de la economía indicarían presiones inflacionarias controladas, y una posición externa favorable, el BCRP debería seguir con mucha cautela la evolución de la demanda interna y del contexto internacional durante los siguientes meses, para poder actuar con rapidez en caso de que la situación se torne adversa.

[1] Reunión de Directorio BCRP. 03/05/2007
[2] Este componente aumentó 12,5% en el cuarto trimestre de 2006, y 10,5% (estimado) en el primer trimestre de 2007, destacando el aumento de la inversión privada (18,8%). Fuente: Programa Monetario Mayo 2007. BCRP
[3] El PBI crecería 7,2% en el primer trimestre de 2007. Fuente: MEF.
[4] Las importaciones en abril aumentaron en 34,6%, llegando a los US$ 1534 millones; cifra que representó un record histórico para el país.

Puntuación: 3.25 / Votos: 4

Comentarios

  1. Enrique Ruiz K. escribió:

    Pienso que el crecimiento a parte de las exportaciones es por aumento de los niveles de credito otorgados por el sistema financiero a las personas , llamese via tarjetas de credito o creditos personales , porque el nivel de
    crecimiento de la economia no esta de acuerdo con el nivel de inversión , pese a que la inversión se ha incrementado.
    Tambien encontramos una expansión monetaria que se ve reflejada en el bajo nivel de revaluación del Sol con respecto al dolar y es controlada de alguna manera por el BCR.En Brasil o Chile no ha ocurrido esta expansión monetaria y la revaluación a sido del orden del 30% sin embargo en el Perú
    será 5% o 10% no mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*