¿DÓNDE ESTÁN LOS PRINCIPIOS?

[Visto: 1555 veces]

Henry César Rivas Sucari
henryrivas2001@yahoo.es
http://henryrivassucari.blogspot.com/

Acerca de artículo de opinión publicado por el Presidente de la República. Doctor Alan García Pérez “China olímpica y sus adversarios” tenemos algunas reflexiones que compartir.

Lo primero que se nos viene a la cabeza es si el factor económico debe desplazar a lo ético y político. Todos sabemos lo que ocurre en el Tibet, las masacres de los protestantes (ojo no estamos defendiendo la postura de los protestantes sino los derechos civiles de cualquier ciudadano). El mundo entero observa y critica la brutalidad del proceder del gobierno chino. Entonces, los países civilizados, los países que necesitan de un intercambio económico con China, o con cualquier país que viole los derechos humanos. ¿DebeN taparse la boca, callarse, dejar que sigan los asesinatos y las desapariciones; primando su negocios por encima de los valores éticos?

No lo creo. El modelo chino es un modelo especial; se declara país “Comunista” y actúa bajo un rodillo neoliberal disciplinado que no respeta ni derechos laborales, ni medio ambiente, ni nada. ¿Quién podría competir con mano de obra tan barata?, ¿quién contra un país donde el capital prima sobre el individuo y no el individuo y su libertad por encima del capital?, pues éste, el capital, debe ser un medio para la realización y prosperidad del ciudadano y no al revés.

Pero para nuestro presidente, quien está más encandilado que el ingenuo Oppenheimer en sus Cuentos Chinos sobre el monstruo asiático; los enemigos de China son los envidiosos, y si hay algo que admirar de ese tipo de política es su pragmatismo.

“Lo que explica, en mucho, este crecimiento continuo es la pragmática diplomacia china para con el resto del planeta. A diferencia de nosotros, los occidentales, expertos en cruzadas religiosas, políticas y descubrimiento de nuevos mundos, China no pretende dar lecciones políticas o iniciar cruzadas ideológicas. Comercia con todos los países posibles y aplica a ese comercio sus energías mientras otras grandes naciones, con razón o tal vez sin ella, asumen por sí mismas responsabilidades ante el orden mundial incurriendo en enormes gastos materiales y militares que las colocan en inferioridad de condiciones frente al crecimiento chino.”

Es clara la posición de nuestro presidente. Si el mundo se mata, ese no es nuestro problema, lo importante es vender. Sin embargo, un país como el Perú, que ha salido de una guerra interna que ha costado más de 70 000 muertos. Asfixiado por crímenes, secuestros, narcotráfico, movimientos subversivos— que no han acabado todavía—. ¿Es correcto decir, bueno, lo negocios bien, y la ética que se vaya a la basura?

La respuesta es no; una nación civilizada debe estar dispuesta siempre a luchar por derechos del ciudadano en su país y en cualquier parte del mundo. Permitir una trasgresión de esta, es ser su cómplice, ser tan cruel como el asesino que dispara el arma.
No olvidemos que nosotros los peruanos, para luchar contra Sendero Luminoso y el MRTA, hemos necesitado justamente de eso, el reconocimiento de estos grupos subversivos en calidad de terroristas por otros estados; solo así se podía doblegar al enemigo.

No se puede permitir zonas liberadas, ni para el terrorismo fundamentalista ni para el terrorismo de Estado, hacer eso, es ser cómplice, y lo pero de todo, ser tan delincuente como los que lo producen.
Cuidado, el precio de la libertad es alto, implica sacrificios, pero también cuidado para preservarlo para los demás y para nosotros mismos.

Puntuación: 5.00 / Votos: 5

Un pensamiento en “¿DÓNDE ESTÁN LOS PRINCIPIOS?

  1. marcos jurado

    Los "zurdos" siempre defendiendo a los supuestamente débiles, por favor!!! Lo mismo pasa en este país. Por tener miedo al pueblo no reprime a los miles de protestantes que hacen lo que se les da la gana. Matan policias, toman carreteras, tomas puente y nada!!! Saquen al ejército, manden mayor contingente policial y que enfrenten a esos delincuenten que pretenden desobedecer las ordenes del gobierno. Vivimos en un Estado de derecho, donde prima la ley y ellos son los primeros que la quiebran atacando la propiedad privada y matando gente. Allí deberían salir los defensores de los DDHH, pero donden estan??? Nadie los sabe. Solo salen cuando les conviene.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *