La Música Japonesa: Introducción

Photobucket

La música japonesa en tiempos remotos estuvo estrechamente ligada a lo sobrenatural y fue una fuente de poder ritual utilizado para llamar a las fuerzas divinas en busca de inspiración y ayuda. Desde tiempos remotos también el contacto con China y Corea se dio de muchas maneras, y fue precisamente este contacto que propició y generó un cambio substancial en el desarrollo de la música en Japón.

Con el establecimiento y desarrollo de una corte japonesa, la influencia china (llegada a través de Corea) durante los siglos VII al IX (Dinastía Tang en China), se hizo más acentuada y evidente en muchos aspectos. Fue así que aparecieron y se consolidaron dos formas musicales de origen chino, la cortesana y la budista, a la vez que se introdujeron una gran cantidad de instrumentos musicales. La influencia china también se reflejaría en la música popular y folklórica japonesa.

Si bien, tanto Corea como Japón, recibieron y adoptaron muchos elementos musicales (y culturales en general) de China, ambas naciones lograron desarrollar a partir de ello y de sus respectivas tradiciones, una música con características propias. En el caso de Japón, esto se ha hecho evidente de manera especial en el aspecto melódico, al sobrepasar el uso restringido de 5 notas propio de la música china, elaborando modos melódicos ampliados que le han otorgado un sello muy distintivo.

Si la música china se ha caracterizado por su sencillez y su carácter descriptivo, y la coreana por su energía y misticismo, la japonesa lo ha hecho por su solemnidad y su sonido enigmático.

Puntuación: 4.2 / Votos: 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *