Desembolsos que deben ser reconocidos activos o gasto u costo para la determinación del Impuesto a la Renta

 

 

Mery Bahamonde Quinteros*

De conformidad con el artículo 37° del Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta aprobado por Decreto Supremo N° 179-2004-EF, en adelante la LIR, a fin de establecer la renta neta de tercera categoría se deducirá de la renta bruta los gastos necesarios para producirla y mantener su fuente, en tanto la deducción no esté expresamente prohibida por dicha ley.

El artículo 23° del Reglamento de la LIR señala que la inversión en bienes de uso cuyo costo por unidad no sobrepase de un cuarto (¼) de la UIT, a opción del contribuyente, podrá considerarse como gasto del ejercicio en que se efectúe; excepto cuando los referidos bienes de uso formen parte de un conjunto o equipo necesario para su funcionamiento.

El inciso e) del artículo 44° de la aludida ley señalada que no eran deducibles para la determinación de la renta imponible de tercera categoría, las sumas invertidas en la adquisición de bienes o costos posteriores incorporados al activo de acuerdo con las normas contables.

Por su parte, la Norma Internacional de Contabilidad (NIC) N° 16, establece que los desembolsos posteriores relacionados con una partida de inmuebles, maquinaria y equipo que ya ha sido previamente reconocida deben ser agregados al valor en libros del activo cuando sea probable que la empresa recibirá futuros beneficios económicos superiores del rendimiento estándar originalmente evaluado para el activo existente, como por ejemplo, la extensión de su vida útil, el mejoramiento sustancial en la calidad de la producción obtenida o la reducción de los activos son aquellos que se efectúan para restaurar o mantener los futuros beneficios económicos que una empresa puede esperar del rendimiento estándar originalmente evaluado del activo, siendo generalmente reconocidos como gastos cuando se incurre en ellos.

De acuerdo, con el criterio establecido por el Tribunal Fiscal en las Resoluciones N° 03490-4-2017, 7723-1-2014, 05884-10-2014, el elemento que permite distinguir si un desembolso relacionado a un bien del activo fijo preexistente constituye un gasto por mantenimiento o reparación, o una mejora de carácter permanentemente que debe incrementar su costo computable, es el beneficio obtenido con relación al rendimiento estándar originalmente proyectado; así, si el desembolso origina un rendimiento mayor, deberá reconocerse como activo, pues acompañará toda la vida útil al bien, en cambio si el desembolso simplemente repone o mantiene su rendimiento original, entonces deberá reconocerse como gasto del ejercicio.

En el caso a que refiere la RTF N° 03490-4-2017, la Administración reparó las adquisiciones y desembolsos referidas a la adquisición de un motor de un vehículo, de techo, puertas y piso de cabina, pintado general y cambio de color, tapizado de asientos y techo del vehículo, mantenimiento de cámara para interconexión de Hidrocooler, mantenimiento de cámara y adicional accesorios y controles al considerar que éstas debieron ser actividados y no consideradas como gasto del ejercicio, por lo que el Tribunal Fiscal analizó si los reparos se encontraban arreglados a la ley.

Respecto a la adquisición de un motor usado completo con caja de cambios, el Tribunal Fiscal señaló que el cambio de motor de un vehículo destinado a obtener un beneficio del más allá de su rendimiento estándar originalmente proyectado, corresponde que éste sea activado. Así pues indicó que el referido criterio es concordante con la establecido en los párrafos 13 y 28 de la NIC 16, previamente citados, según los cuales los desembolsos por partes componentes de un activo se deben contabilizar por separado cuando tienen vidas útiles diferentes, así como los componentes así como los desembolsos por partes componentes de un activo se deben contabilizar por separado cuando tienen vidas útiles diferentes, así como los componentes que pueden requerir reemplazo a intervalos regulares, supuestos en los que los componentes así como los desembolsos incurridos al reemplazarlos o renovarlos se contabilizan como activos separados , señalándose como ejemplo los motores de una aeronave.

Por consiguiente, concluyó que la naturaleza de la adquisición de un motor para vehículo fue destinado a obtener un beneficio con relación al rendimiento estándar originalmente proyectado de los bienes en los cuales serían utilizados.

Respecto a los desembolsos para el pago de facturas emitidas por cambio de techo, puertas y piso de cabina, pintado general y cambio de color, tapizado de asientos y techo del vehículo, mantenimiento de cámara para interconexión de Hidrocooler, mantenimiento de cámara y adicional accesorios y controles.

El Tribunal Fiscal señaló que, si bien la controversia en el presente caso se centraría en determinar si tales desembolsos corresponden ser reconocidos como activos o como gastos; no se advierte de autos que la Administración hubiese analizado la forma en que tales bienes afectaron al rendimiento estándar originalmente proyectado de los activos del recurrente, es decir, si aumentaron su vida útil o si por el contrario, aquellos fueron utilizados con el fin de repararlos o mantenerlos.

Finalmente, es necesario mencionar que el 09 de mayo de 2018 la SUNAT mediante el Informe N° 029-2018-SUNAT/7T0000 ha señalado que el artículo 23° del RLIR no señaló el cumplimiento de algún requisito como condición para poder deducir como gasto la inversión de bienes en uso que no supere ¼ de la UIT, ha señalado que, en cuanto a la inversión en bienes de uso cuyo costo por unidad no sobrepase de ¼ de la UIT, para optar por deducirla como gasto, conforme al artículo 23° del Reglamento de la LIR: (i) No se requiere efectuar algún tipo de comunicación formal a la Administración Tributaria para fines del impuesto a la renta y (ii) No es necesario algún registro contable por la inversión en tales bienes de uso.

 

 

Para cualquier consulta puede escribirnos al correo bb.consultores.sac@gmail.com o jbarreto.1@gmail.com

 

RTF N° 03490-4-2017

http://www.mef.gob.pe/contenidos/tribu_fisc/Tribunal_Fiscal/PDFS/2017/4/2017_4_03490.pdf

 

 

*Abogada titulada por la Pontificia Universidad Católica del Perú, Máster en tributación por la Universidad de Lima, ex asesora del Tribunal Fiscal. Actualmente Gerente de Impuestos de B&B Abogados y Contadores

 

 

 

 

Puntuación: 5 / Votos: 1
Desembolsos que deben ser reconocidos activos o gasto u costo para la determinación del Impuesto a la Renta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*