Más sobre la pastilla del día siguiente

[Visto: 2455 veces]

¿CÓMO SE VE (Y SE USA) LA PÍLDORA DEL DÍA SIGUIENTE?

El último recurso
De uso polémico, pero autorizado por el Estado, la anticoncepción oral de emergencia es una opción para situaciones, precisamente,
de emergencia.

Por: Katherine Subirana
El Comercio

“No es píldora del día siguiente. Es anticoncepción de emergencia”. Así es como Pilar Arce, del Movimiento Flora Tristán, define la anticoncepción oral de emergencia (AOE). Y es importante hacer la precisión porque este método, de ser usado, no puede volverse rutinario, dadas sus secuelas.

El folleto que viene con las presentaciones de una de estas píldoras (en este caso Postinor 2), dice: “la anticoncepción oral de emergencia es un método de uso ocasional, que debe ser usado solo en emergencias. En ningún caso sustituye un método regular”.

POLÍTICAS PARA EL PÚBLICO
En noviembre del 2008, la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Lima falló que la píldora del día siguiente no es abortiva y que, por tanto, puede ser distribuida en el país.

El Ministerio de Salud, por su parte, informó que en el 2005 se entregaron 153 mil muestras a hospitales y postas del país, de las cuales ya se ha entregado gratuitamente al público el 60% de ese lote.

“La píldora también se entrega en casos de una relación sexual desprotegida. Por ejemplo, si una chica va a una fiesta, se embriaga y luego tiene relaciones sin cuidarse”, detalló Lucy del Carpio, coordinadora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud.

Pilar Arce objeta que, a pesar de la distribución, el Ministerio de Salud no haya hecho una buena campaña, situación que Lucy del Carpio ha reconocido en anteriores ocasiones.

Por más que el Estado no considera que la píldora sea abortiva (y por ello permite su distribución gratuita), y por más que la AOE se expende sin mayor restricción en las farmacias, la Iglesia Católica ha mostrado su rechazo en más de una oportunidad.

Ante la versión que la píldora del día siguiente no es abortiva, la Conferencia Episcopal Peruana ha alertado con preocupación que “la comunidad científica internacional sigue debatiendo. Una revisión muestra que el efecto antiimplantatorio no se ha descartado sino que, al contrario, sería parte de la “eficacia” de la droga”.

LA URGENCIA NO ES RUTINA
“Sustento Normativo de la Anticoncepción Oral de Emergencia en el Perú” (2006) es un informe conjunto del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex), la Sociedad Peruana de Obstetricia y Ginecología (SPOG) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Este documento apoya la AOE por considerar que previene embarazos no deseados y disminuye los índices estadísticos de: aborto clandestino, muerte materna por aborto, embarazo adolescente y abandono infantil. Sin embargo, hace la salvedad de que no se trata de un método anticonceptivo de rutina, sino de excepción, sobre todo en casos de mujeres que han sido violadas, o si su método anticonceptivo tradicional ha fallado.

Esto último es corroborado por el doctor Jaime Seminario, presidente de la Sociedad Peruana de Fertilidad, quien considera que más que enfrascarse en el debate del uso de esta pastilla, lo importante es “hacer promoción de todos los demás métodos anticonceptivos —que son muchos más seguros— para eliminar la necesidad de usar la píldora de emergencia”.

Seminario, como especialista, considera que no es un método seguro, pues depende mucho del momento de las relaciones sexuales. “Si se tienen relaciones en un momento de mucha fertilidad de la mujer, el uso de la pastilla no asegura que no se produzca un embarazo”, afirma.

En cuanto al uso (o abuso de la pastilla), él señala que “no se puede ni debe utilizar seguido”, pues aunque “no está completamente demostrado que provoque alguna enfermedad grave, están los efectos colaterales, como las náuseas o mareos. Lo que sí provoca es un desorden hormonal en la paciente”.

Cabe especificar tres puntos finales: 1) que el uso máximo de la pastilla es de 72 horas después de la relación sexual (aunque Seminario recomienda usarla en el menor tiempo posible); 2) que debe ser administrada por personal capacitado; 3) y que toda mujer que recibe AOE debe tener consejería en planificación familiar.

LA GENTE OPINA
Las opciones de emergencia son tomadas en cuenta por un alto porcentaje de jóvenes (1.234 de 1.567, según un sondeo realizado por este Diario). ¿Los motivos? Tal vez como señala Melissa R. (27): “si me haces la pregunta la mañana en que no me queda otra opción más que usarla, te diré que estoy de acuerdo; si me haces mirarlo más racional, no”.

Sin embargo, fueron 333 los jóvenes que se mostraron en contra. Por ejemplo, Laura M. (20 años) no usaría la AOE, pues la considera abortiva. “Aunque las personas tienen completo derecho de decidir si tomarla o no, nadie puede decidir cuándo empieza o no la vida”.

Lo que queda claro es que la disposición de la pastilla no debe hacer que se prescinda del uso del preservativo o de otros métodos de anticoncepción. Hacerlo sería casi como jugar a la ruleta rusa.

Puntuación: 0.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *