Evo Morales pierde con negociaciones bajo la mesa con Chile

[Visto: 688 veces]

Presidente García exige que se revele lo que Bolivia acuerda con Chile. Cancillería boliviana se apacigua y no envió nota de protesta al Perú

Por Cecilia Rosales Ferreyros
El Comercio

Las declaraciones del presidente Alan García al diario chileno “La Tercera” le habrían significado al presidente boliviano, Evo Morales, que está en campaña para reelegirse en su país, perder por el momento, hasta en cuatro escenarios.

1. Negociaciones con Chile son un misterio.
El primero es el escenario que ha quedado en evidencia: que Morales negocia con Chile de manera reservada trece puntos —“bajo la mesa”, en palabras del presidente García—, lo que podría estar generando en la opinión pública boliviana cierto escozor teniendo en cuenta los antecedentes históricos que todos conocemos.

Al respecto, el mandatario peruano volvió a poner ayer el dedo en la llaga porque insistió en que se debe conocer qué es lo que Chile y Bolivia están negociando de manera reservada.

“Siempre es bueno estar bien informado y tal vez para eso ha servido esa entrevista del diario “La Tercera””. En su opinión “saltó la verdad gracias a una invitación a que se dijera la verdad”.

La verdad que habría saltado es que tanto Chile como Bolivia han tenido que admitir que en las conversaciones que sostienen desde julio del 2006 hay asuntos reservados, “que no los conocen ni los bolivianos ni los chilenos”, según hincó García.

“Seguramente ahora que voy a Bariloche [para la cumbre de Unasur este viernes] habrá oportunidad de saber cuáles son. Podríamos saber qué se negocia. América quiere saber qué se negocia. ¿Hay algo vergonzoso en negociar? No lo creo, de manera que es importante que todos sepamos de qué se trata porque siempre hay antiguos intereses del Perú”.

Y es que si bien cualquier ciudadano puede acceder a los trece puntos que de manera general se han esbozado nadie sabe en realidad qué se está negociando. Al interior de Bolivia también han surgido voces de preocupación porque lo que se está conversando “es un misterio para los bolivianos”, en palabras del ex presidente Carlos Mesa.

2. En tres años de negociaciones no hay acuerdos sobre salida al mar.
El segundo escenario sería también desfavorable para el presidente-candidato Morales en tanto ha quedado en evidencia que la negociación que su gobierno sostiene con Chile desde hace tres años no ha llegado a ningún acuerdo en lo que se refiere a sus válidas aspiraciones de una salida al mar. El canciller chileno, Mariano Fernández, tuvo que confirmar el lunes que “no hay acuerdo”. Para algunos analistas la larga negociación en curso sería solo una “mecida” para ganar tiempo y lograr otros objetivos que a Chile sí le interesan: agua y gas, por ejemplo.

3. Candidato presidencial chileno le dice no a Morales.
En el tercer escenario Evo Morales también saldría perdiendo. Y es que a raíz de que ha empezado a saberse la verdad, como dice el presidente García , el candidato que va en primer lugar en las encuestas presidenciales en Chile ha fijado una clara posición con respecto al tema.

“Sin duda soy partidario de facilitar el acceso de Bolivia a los puertos chilenos para su comercio exterior, fomentar mayores lazos de integración económica y de toda índole”, dijo Sebastián Piñera.

“Pero no soy partidario de ceder territorio ni mar chileno ni soberanía chilena”, acotó. No sabemos si en los próximos días el candidato oficialista, Eduardo Frei, se verá obligado también a hacer un deslinde al respecto y dejar en claro las intenciones del Gobierno Chileno con respecto de la salida al mar para Bolivia.

4. Se habría pedido una tregua con el Perú.
Un cuarto escenario se habría producido ayer por la tarde en La Paz, en el que la cancillería boliviana intentaría frenar el daño que habría recibido la candidatura reeleccionista de Morales en los últimos días.

El embajador del Perú en Bolivia, Fernando Rojas, fue convocado por la cancillería boliviana para tratar el tema de las declaraciones de García. El ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, al anunciar la citación a Rojas, invocó al presidente García a expresarse con respeto. Sus palabras hicieron pensar que Bolivia preparaba una nota de protesta. Sin embargo, en la tarde, el mensaje que el vicecanciller boliviano, Hugo Fernández, y el embajador Rojas dieron a la prensa, luego de la reunión, tuvo un sorprendente tono conciliador.

“Hay diferencias. Por eso se han producido roces en el pasado y también se producen ahora. Es algo que hemos analizado en profundidad buscando la manera de superar esas diferencias”, afirmó Fernández. Agregó que ambos países tienen una serie de potencialidades que no se están aprovechando suficientemente y abogó por trabajar sobre ellas.

Dijo que la prensa “no debe sorprenderse porque haya diferencias […]. Es bueno y es sano que expresemos nuestras diferencias porque cada uno de nuestros países tiene que defender sus intereses, pero eso no debe interpretarse como que estamos yendo a una ruptura”.

Rojas reconoció que existen divergencias entre el Perú y Bolivia pero destacó que hay “una agenda mucho más vasta y mucho más rica” y abogó por trabajar, por avanzar en ella.

Más allá de las declaraciones públicas, se supo que el diplomático boliviano pidió prácticamente una tregua al Perú, porque la tormenta desatada en Bolivia por las declaraciones de García estaría siendo utilizada por la oposición de su país para erosionar la imagen del presidente Morales. “No sigamos por ese camino”, habría sido la invocación.

LA FRASE
“Se nos ha dicho que el Perú tenía bases norteamericanas y que el pueblo tenía que insurgir, lo cual resultó una falsedad […] después se ha hablado de genocidio. Está bien que el Perú sea muy educado, que guarde silencio ante muchas cosas, pero cuando se pasa de un límite hay que responder, y buscando la verdad la verdad ya saltó”.
ALAN GARCÍA PÉREZ

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *