Padres con útero emocional: donan organos para salvar la vida de sus hijos

[Visto: 873 veces]

Tres niñas viven gracias a la donación de parte del hígado de sus padres
Los trasplantes se realizaron en el hospital Guillermo Almenara. Las pequeñas y sus progenitores desarrollan con normalidad sus vidas tras las intervenciones.

Perú 21

Reachell Quiñones, de ocho meses de edad, recibió dos segmentos del hígado de su padre, (América TV)
Este domingo será especial para tres padres que no dudaron en donar parte de sus hígados para salvar a sus hijas de un fatal desenlace.

Roberto Diez no dudó en donar dos segmentos de su hígado a su hija Daniela cuando tenía dos años de edad. Ella sufría de cirrosis en las vías biliares y fue intervenida el 18 de mayo del 2003. Ella hoy tiene ocho años, cursa el segundo grado de primaria y lleva una vida normal.

El mismo final feliz tuvo Cinthia Yaranga Taipe, de tres años. Hace un año le diagnosticaron cirrosis hepática y un tumor maligno. Esta noticia devastó a su papá Néstor, pues su primera hija había fallecido del mismo mal. Sin embargo, la esperanza volvió a su vida al enterarse que que era el donante indicado y se puso en manos del equipo de médicos del hospital Guillermo Almenara, en un maratónico procedimiento que comenzó a las 10 de la mañana del domingo 25 de mayo del 2008 y culminó el lunes, 16 horas después.

Reachell Quiñones Núñez, una bebé de ocho meses, fue recientemente intervenida. A los dos meses de nacida se le detectó cirrosis hepática en estado terminal. Pero hace un mes, las pruebas de compatibilidad determinaron que su padre Jaime Quiñones, un electricista de 26 años, iba a ser su salvador donándole dos segmentos de su hígado.

“Doy gracias a Dios y a los doctores que asumieron el reto de operarla a pesar de su peso y su corta edad”, manifestó un emocionado padre que este domingo 21 vivirá sin duda un feliz Día del Padre.

GESTOR. Pero estos casos no son los únicos, pues en el referido nosocomio se han desarrollado con éxito cinco trasplantes biorelacionados a menores de edad desde el año 2000.

El doctor José Carlos Chaman, jefe del Departamento de Trasplante de Hígado, encabeza un equipo de 25 médicos y es el responsable de realizar estas operaciones. Manifestó que la cirrosis en los niños se trata de una enfermedad congénita, a diferencia de los adultos que se desarrolla por una progresiva ingesta de alcohol.

DONACIÓN. En nuestro país existe una pobre cultura sobre la donación de órganos, lo cual es lamentable, ya que este proceso podría salvarle la vida a miles de ciudadanos más aun si se toma en cuenta que el hígado tiene la capacidad de regenerarse, lo que generaría un menor daño en el donante.

“En el Perú sólo habitante dona entre un millón. El promedio va de 12 a 15. Incluso en sociedades más desarrolladas, como en España, es 30 por millón, uan tasa alta” manifestó Luis Villanueva, gerente de la red asistencial del hospital
Almenara.

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *