El derecho de los niños y el daño generado por sus padres

El derecho de los niños y el daño generado por sus padres

Dr. Carlos Alberto Basile
(Argentina)

Conclusiones :

1-Se debe admitir la procedencia de la acción por daño moral y /o material al niño contra el progenitor que viole el derecho subjetivo derivado del derecho- función de la autoridad de los padres , como cuidado , educación , alimentación y protección integral .

2-Establecer que el sujeto legitimado para ejercer la acción resarcitoria por daños es el niño, representado por uno de sus padres , un tutor especial , un familiar u otra persona de su confianza, previa autorización judicial .

3-El progenitor de un niño que no cumpla con los derechos función de la patria potestad, vulnerando la colaboración para la protección integral y cuidado del niño que convive con el otro progenitor incurre en conducta ilícita , y ésta genera un daño moral y material resarcible al otro progenitor que ostenta la guarda del hijo en común , facultándolo como legitimado activo y por derecho propio a promover la acción resarcitoria , teniendo en cuenta la aflicción y descompensacin que éste sufre por la omisión de los deberes y funciones que corresponden al otro progenitor .

4- Recomendar establecer normas que brinden una función pedagógica y preventiva a las familias disfuncionales , advirtiendo a los progenitores la importancia de conservar una buena relación una vez finalizada su unión de hecho o matrimonial a fin de favorecer la coordinación de funciones para la educación y protección integral de sus hijos .

SUMARIO:

I-Introduccin . II-El resarcimiento de daños causados a los hijos menores por incumplimiento de los derechos-funcin emergentes de la autoridad de los padres .III-El resarcimiento de daños al ex cónyuge por la acción ilícita del otro que incumple con las obligaciones paterno-filiales . IV- El aporte del Derecho Europeo. V- Que es la piedad filial . VI- Bibliografía .

I-Introduccin

Los principios de solidaridad familiar que se hallan presente en los vínculos entre padres entre sí y cada uno de estos con su hijo generan un haz de derechos – función en los cuales sus titulares y destinatarios contemplan un único interés que es el familiar .

Actualmente los cambios sociales nos muestran a jefes de hogar solos , sin diferenciacin de sexo , en los cuales este se halla a cargo de los niños , ante el total o parcial desentendimiento de las obligaciones y derechos del otro progenitor .

Otras veces , hoy frecuentes ante una crisis económica y moral por la que atraviesan los países víctimas de la globalización , los niños se hallan a cargo de terceros , y ambos progenitores son los que se sustraen a sus obligaciones parentales .

Sin lugar a dudas los progenitores que quiebran su unión matrimonial o de hecho incluyendo en el conflicto a los menores , generan en estos una descompensacin en sus derechos y obligaciones ,los cuales sino se resuelven brevemente , reconduciendo la conducta de los adultos involucrados , culminarán dotando a los hijos de una familia disfuncional e irresponsable.

II-El Resarcimiento de daños causados a los hijos menores por incumplimiento de los derechos -función emergentes de la autoridad de los padres .

Los padres podrán dejar de ser una pareja estable , separase o divorciarse ; en este último supuesto disolverán su vínculo matrimonial , sin embargo su vínculo de filiación subsistirá y todas las obligaciones y derechos emergentes de la patria potestad lo continuarán .

El Art. 264 del Código Civil introducido por la ley. 23.264 destaca primeramente los deberes que integran la patria potestad de los padres hacia sus hijos menores , en idéntico sentido los arts. 265 , 267 y 268 destacan los obligaciones que ambos padres tienen sin distinción de quien ostenta la mal llamada tenencia de los mismos.

Para el supuesto de divorcio o separación de los progenitores , el art. 271 del Código Civil hace solidarios a ambos padres respecto de la obligación de educar y alimentar de los menores .

En ninguna norma se señala la obligación de los padres de codirigir la familia (1)y si bien el art. 265 del Código Civil , habla de la obligación de criar a los hijos , este término resulta poco descriptivo de obligaciones que tienen que ver con los sentimientos , y la ternura(2) que un niño también necesita para su correcto desarrollo .

Recientemente en nuestra jurisprudencia ante un conflicto por tenencia de hijos , régimen de visitas y vacaciones , se ha destacado la importancia “de tener en vista como objeto primordial el bienestar de los menores involucrados víctimas inocentes de las desaveniencias existentes entre los progenitores” (17)

Logrando un mayor acercamiento con la Convención Internacional de los Derechos del Niño el proyecto de Código Civil ( 1998 ) en su art. 574 referido a la autoridad de los padres dice en su último párrafo : Su preocupación fundamental debe ser el interés superior del hijo .

Asimismo la citada convención en su preámbulo ( sexto párrafo )dice :”… para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad debe crecer en el seno de la familia , en un ambiente de felicidad , amor y comprensión “.Y el art. 19 dice : “… Todo niño tiene el derecho a las medidas de protección que su condición de menor requiere por parte de su familia , de la sociedad y del Estado “.

En el Pacto Internacional de Derechos Económicos , Sociales y Culturales (1966 ) art. 10-1 , dice ” se debe conceder a la familia …la más amplia protección y asistencia posibles , especialmente para su constitución y mientras sea responsable del cuidado y educación de los hijos a su cargo “.

En la Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminacin contra la mujer ( 1979) , párrafo 7 del preámbulo , dice : “… la educación de los niños exige la responsabilidad compartida de hombres y mujeres y de la sociedad en su conjunto” .

La Convención Americana sobre Derechos Humanos ( Pacto de San José de Costa Rica ) en su art. 17 agrega : “…Los Estado partes deben tomar medidas apropiadas para asegurar la igualdad de derechos y la adecuada equivalencia de responsabilidades de los cónyuges en cuanto al matrimonio , durante el matrimonio y en caso de disolución del mismo .En caso de disolución , se adoptarán disposiciones que aseguren la protección necesaria a los hijos , sobre la base única del interés y la conveniencia de ellos …”

Muchas pueden ser las razones para que uno o ambos padres no cumplan con sus obligaciones , sin lugar a dudas poco justificables , que los eximan de responsabilidad frente al incumplimiento sino que agravan la situación por tratarse de un miembro de la familia , siendo mayores los deberes de obrar con prudencia y conocimiento .

El principio romano alterum nom laedere , se halla plasmado en el art. 19 de la Constitución Nacional , trasladada a la responsabilidad aquiliana o extracontractual en nuestro derecho civil .

El ilícito lo configura el mismo incumplimiento de la obligación ( conforme art.1066 del C.Civil ) . Es decir que tal como dice el art. 1067 solo será resarcible el daño si se acredita dolo , culpa o negligencia del agente y por supuesto la existencia del daño , en concordancia con el art. 1.109 del C.Civil .

Los incumplimientos a las obligaciones aludidas podrán ser , como lo dice el art.495 del C.Civil , de hacer o de no hacer ( por ejemplo : cumplir con el régimen de visitas ) , de dar ( por ejemplo : pago de la cuota de alimentos ).

Es importante destacar que el sujeto activo o legitimado para promover la acción civil por daño moral y/o material es el niño , quien lo efectuará a través de su representante , progenitor o tutor .Asimismo el Art. 582 del Proyecto de Código Civil 1998 establece la posibilidad de que el propio hijo demande por alimentos al progenitor que deba proporcionárselos asistido por un tutor especial , por cualquiera de sus parientes o por el Ministerio Pupilar , norma que sin lugar a dudas podría haber avanzado estableciendo la posibilidad de que el propio niño designe su

abogado(3) o persona de confianza para que lo represente procesalmente ,concordante con el Art. 388-1 del Código Civil Francés .

Bernard Teyssie(4) – dice “..Aunque afortunadamente la regla es que el niño es protegido por sus padres , a veces necesita ser protegido de sus padres … ” .

El art.285 del Código Civil dispone que ” los menores no pueden demandar a sus progenitores sino por sus intereses propios , y previa autorización del Juez ,… ” , de este modo no hay ninguna norma que prohiba a los niños a demandar por daños a sus padres por incumplimiento de los deberes de la patria potestad .

La tesis positiva de la doctrina en este sentido la podemos hallar en la recomendación efectuada en las XVI Jornadas Nacionales de Derecho Civil ( 1997 ) manifestando : ” … frente al incumplimiento de los deberes familiares , la legislación debe estructurar sanciones que aseguren la efectiva concreción de los mismos ,autorizando a los jueces la aplicación de las sanciones reglamentadas que se adecuen a las circunstancias de las personas implicadas en aquellas defecciones ” , ” recomendando asimismo que ” cualquier obstrucción o incumplimiento injustificado al régimen de visitas debe sancionarse ” .

Es importante destacar que con posterioridad a dichas jornadas se sanciona la Ley 24.270 que penaliza el impedimento u obstrucción del contacto del progenitor conviviente con sus hijos menores.

Y en igual sentido la ley 24.029 tipifica la insolvencia alimentaria fraudulenta , complementando la ley 13.944 sobre el incumplimiento de los deberes de asistencia familiar .La existencia de antecedentes penales en el sujeto pasivo de la obligación , el progenitor , logran tipificar el delito que para el derecho civil constituye el ilícito .

Asimismo en las XVIII Jornadas Nacionales de Derechos Civil (2001) se decidió por unanimidad que ” se debe admitir la procedencia de la acción por los daños originados en el incumplimiento de los derechos subjetivos de titularidad del menor ” . (14 )

La fijación de astreintes , multas procesales por conducta temeraria o maliciosa ,fijación de punitorios , constituyen un recurso utilizado con la intención de rectificar la actitud dañosa de los progenitores respecto de sus hijos . Sin embargo este planteo apunta al reconocimiento del daño moral y sicológico , en el que la víctima o damnificado es el niño .(5)

Esta clase de responsabilidad tiene, desde el ángulo especial analizado , común denominador la existencia de vínculo familiar entre el responsable civil y el autor del daño , o entre el titular del derecho a reparación y la víctima .

Las tesis negativas en la doctrina nacional se fundan en la idea de que no se puede aplicar el plexo normativo de la responsabilidad civil de las obligaciones en general al ámbito del derecho de familia , porque atentarían contra la armonía y paz familiar , generarían un ” alud de demandas ” (6) ,la aplicación indiscreta de criterios indemnizatorios ajenas a las circunstancias propias de las relaciones de familia tenderían a desalentar la creación de éstas y colocarla en crisis (7) , deberían hallarse contempladas las posibilidades resarcitorias expresamente en la ley , como en el art. 255 del Código Civil .

Los argumentos referidos a la no aplicación de la responsabilidad civil en las relaciones de familia , dentro de la idea de que el reclamo de daños y perjuicios entre los miembros de una familia lejos de colaborar en la unidad y armonía familiar , son a mi criterio erróneos , ya que cuando de las obligaciones que ocupa este trabajo el padre o madre ha actuado u omitido en contrario sentido de sus deberes -derechos de su propia autoridad , han dejado de comportarse como familia , olvidándose no solo de su cónyuge , sino también de sus hijos .

Cuando el daño se ha producido ya no existe unidad y armonía familiar , ésta ha cedido por la ilicitud del incumplidor .

Además , no siempre es suficiente la mera culpa para atribuir responsabilidad . El dolo o la culpa grave son imprescindibles para asignar responsabilidad al tutor ( art. 461 del Código Civil ) , en este sentido referido a la categorizacin de la culpa , los criterios de aplicación deben tomar en cuenta los intereses familiares y el sentido de justicia de la comunidad .

En la doctrina y jurisprudencia de Estados Unidos(8) , si bien el criterio en todos sus estados no es el mismo , muchos son los que rechazan las acciones de daños de los hijos contra sus padres con dos argumentos relacionados , el primero referido a no aumentar la crisis familiar atentando contra su armonía y el segundo relacionado con la inmunidad de los progenitores y el riesgo de invadir la esfera de los padres en la educación , protección y crianza de sus hijos ( privacidad familiar ).

Considero que el criterio también es equívoco atento que uno de los progenitores es el que ha violado la ley familiar , colocando al niño y al resto de su familia conviviente en una situación de descompensacin que requiere ser resarcida , cuando un progenitor hace abandono de su hijo , aún pagando su cuota de alimentos o no , pero perdiendo todo contacto o comunicación con éste , lo está dañando por el resto de su vida .(12)

Los primeros diez años de vida de un niño son fundamentales en la formación de valores éticos y morales a través de lo cotidiano , creando hábitos , que logren la conciencia moral del menor . (9)

Steve Berman(10 ) dice : ” … muchos problemas aumentan porque vivimos en un mundo donde los padres no tienen tiempo e interactúan poco con sus hijos ” .

Nuestra jurisprudencia nacional no registra antecedentes más que los conocidos referidos al daño moral por la falta de reconocimiento espontáneo del progenitor a su hijo , sin embargo la conducta ilícita como generadora de nuevos daños familiares como el que analizo no han hallado aún su tratamiento judicial.

Sin perjuicio de ello señalo un antecedente novedoso en el reclamo de daño moral de un hermano a otro como consecuencia de la violencia ejercida ante una conflictiva por un bien indiviso en un juicio sucesorio en el que los primeros fueran herederos en posesión de su cuota parte ( 15 ) ,que permite vislumbrar un notable avance en el progreso de estas acciones , en las cuales entre los justiciables , el daño y su vínculo familiar surgen particularidades en la manifestación jurídica del interés tutelado .

Esta titularidad de derechos y obligaciones derivada de la autoridad paterna , genera en el sujeto una mayor cantidad y calidad de derechos subjetivos y/o derechos funciones que debe tutelar con los menores .

III-El resarcimento de daños al excónyuge por la acción ilícita del otro , que incumple con las obligaciones paterno-filales .

El buen funcionamiento de la familia constituye uno de los índices para medir la salud social de una comunidad . Reconocer su papel fundamental para una sociedad impulsa a la preocupación por fortalecer los lazos afectivos entre las personas que la integran , asumiendo sus responsabilidades recíprocas como uno de los caminos para la realización personal .

Cuando uno de los progenitores se separa , divorcia o interrumpe su convivencia , por lo general el que ostenta la guarda de los hijos , mal llamada tenencia , es el titular del ejercicio de la patria potestad conforme art. 264 del Código Civil . Esta titularidad de derechos y obligaciones derivada de la autoridad paterna , genera en el sujeto una mayor cantidad de derechos subjetivos y/o derechos función que debe tutelar con los menores .

Sin lugar a dudas el ejercicio conjunto de la patria potestad está pensado en principio para la situación en la que los padres conviven y en la que existe un clima de entendimiento entre ambos progenitores que hace que las diferencias de criterios se resuelvan normalmente en forma amigable .

Muchos son los casos en los que el progenitor no conviviente se sustrae a sus obligaciones de proteger y formar integralmente a sus hijos .

Si su ilicitud es reiterada y se prolonga durante el tiempo , como se analizó en el título anterior , el niño como damnificado podrá reclamar la acción resarcitoria oportuna .

Sin embargo y como la ilicitud se manifiesta en función de la relación vincular y dentro del seno de una familia , la descompensacin afectará a otros miembros .

Así los intereses familiares y los individuales se entrelazan formando una compleja atribución de responsabilidades extracontractuales .

El cónyuge tenedor ante la acción ilícita de su co-responsable , el otro cónyuge , debe asumir la injusta acción de subrogarse en los derechos-funcin de éste para compensar la ausencia paterna o materna irresponsable . El primero asumirá la totalidad de todas las obligaciones co-participables , deberá generar mayores ingresos para hacer frente a la alimentación de los menores , restringirá su vida personal de relación , profesional y hasta sentimental para dedicarles el mayor tiempo que requiera el cuidado y protección de los hijos frente al desinterés del otro en la comunicación con los mismos .

La relación jurídica padre-madre -hijo es indivisible y por aplicación del art. 1079 del Código Civil , la ilicitud no solo afectaría al niño en forma directa e indirectamente , sino que también en igual sentido le ocasionaría al cónyuge cumplidor , respecto de los daños materiales que pudiera afectarle por la descompensacin de las obligaciones ejercida por el otro .

Considero asimismo que nada obstaculizara al reclamo del daño moral conforme el art. 1078 , atento que el cónyuge responsable es la víctima directa del ilícito de igual modo , y teniendo en cuenta que las reparaciones indemnizatorias comprenden daños distintos e independientes por obligaciones coparticipables , como lo constituyen la coordinación de una familia .

Los excónyuges disuelven su vínculo matrimonial , pero frente a los hijos deben seguir manteniendo las conductas propias de una familia .

De allí que no comparta la idea doctrinaria (11) de que resulten resarcibles los daños ocasionados a los hijos por el divorcio de sus padres por afectar el interés legítimo , de los hijos , de vivir en una familia bien constituida . La idea de familia y su funcionalidad , ha ido cambiando en los últimos tiempos , la familia ensamblada se relaciona con la unifamiliar y estas con la nuclear .

Considero equívoca la idea de que el divorcio declarado culpable o de mutuo consentimiento , dañen al niño , o lo perjudiquen en la asignación de su familia .

El niño es víctima por las acciones u omisiones de sus padres , quienes deberán mantenerlo al margen de todo conflicto o negociación , manteniendo una comunicación civilizada y responsable frente al mismo y entre ellos .

El divorcio o la separación de los padres obliga a estos a revincularce , ya de modo distinto entre ellos , pero manteniendo la idea que frente a los hijos menores seguirán comportándose como familia .(16 )

Es decir que es la conducta de los sujetos que integran el nuevo modelo de familia la que generará acciones responsables o no , afectando la coordinación y cooperación familiar necesaria para que el binomio madre-padre se vincule respecto de los niños , no solo observando los intereses de éstos , sino también los propios de los adultos .

IV-El aporte del Derecho Europeo .

El derecho comparado aporta interesantes variantes en el ” deber de colaboración ” a cargo de ambos cónyuges ; el derecho suizo (art.274.1 C.Civ Suiza) establece a cargo de ambos progenitores el deber de no hacer más difícil la educación de los hijos . El parágrafo 1634,1,2 del BGB establece que ” el progenitor al que no corresponde la guarda , y el facultado para ejercerla , habrán de evitar el hacer todo aquello que perjudique las relaciones entre el hijo y el otro progenitor , o dificulte la educación ” .

El código Civil Francés establece en su art. 356-2 que el progenitor que ejerce la patria potestad debe informar al otro sobre el ejercicio que lleva a cabo , este ” deber de información ” pensado en el interés del hijo , pues su interés exige que su otro progenitor esté al tanto de por que derroteros se desarrolla su vida .

Asimismo resulta interesante destacar que el C.Civil Francés reformado por ley del 22 de Julio de 1987 establece en su art. 372-2 la ” garde conjointe ” , existiendo la posibilidad de dos figuras novedosas para nuestro derecho como lo son las del guardador-ejerciente y el no guardador -ejerciente , así se delimitan la atribuciones , correspondiéndole al primero las acciones usuales con el menor , mientras que al segundo los actos comunes a ambos progenitores . Asimismo la reforma producida por ley del 8 de Enero de 1993 mantiene el ejercicio conjunto de la patria potestad , pero sin delimitación de actos usuales y /o comunes para el cónyuge guardador , como para el que no lo es .

La legislación Italiana regulan en similar sentido el ” affidamento congiunto ” por ley del 6 de Marzo de 1987 .

Y la legislación Española ( art. 156-párrafo 1 ) establece en igual sentido que el ámbito de actuación autónoma la posee el guardador para los actos ordinarios o usuales .

Ahora bien , más allá de conceptualizar que son actos usuales y/o de mayor importancia , la inmediatez en la toma de decisiones establecería el ámbito de autonomía del guardador , para pensar en decisiones más elaboradas y que puedan demorar mayor tiempo de deliberación en las segundas.

Resulta interesante destacar que tal vez el ejercicio conjunto de la patria potestad por los progenitores no convivientes , brindarían una mayor comunicación y relación parental con los hijos en común y seguramente un mejor balance en las responsabilidades comunes .

Así estas fuentes legislativas brindan un acabado concepto tendiente a no descuidar la prevención(13) como elemento básico utilizándolo como delimitación de conductas paternas y en la función pedagógica de la norma familiar misma .

V- ¿Qué es la piedad filial ?

El Proyecto de reforma del Código Civil de 1998 al referirse al daño ocasionado por el no reconocimiento voluntario de hijo establece limitaciones en su aplicación y así dice : Art. 1686 inc. a- ” sin perjuicio de disposiciones especiales en los siguientes casos , solo hay responsabilidad si se obra por dolo o culpa grave : a- Si el daño , en los casos en que no está justificado , se produce en el ámbito de las relaciones de familia ” .Por su lado , en el art. 1589 en su inc. d, se dispone que el daño está justificado : En el ámbito de las relaciones de familia , si la admisión reparatoria puede poner en peligro loas intereses generales respecto de la persistencia y de la estabilidad de la institución familiar , de la solidaridad entre sus miembros y , en su caso , de la piedad filial ” .

La justificación del daño coloca a los sujetos de derecho involucrados en el ilícito familiar en una situación de vulnerabilidad , atento que se deja librado al juez de acuerdo a su saber y entender justificar o no , conductas que se producen en el seno de una familia , generadoras de actos y hechos jurídicos .

La sensibilidad del tema planteado se enmarca en una realidad que excede el marco jurídico , y si bien la reparación económica no es una solución feliz ante este tipo de conflictos , atento que sería más interesante poner énfasis en las medidas preventivas , el derecho no puede estar ajeno a estos fenómenos y desamparar a la víctima basándose en argumentos que carecen de solidez jurídica y ética .

Como se puede contemplar una piedad filial del progenitor irresponsable que no la tuvo para con su propio hijo en la medida en que este requirió de su cuidado y protección , la falta de amor paterno -filial no puede comprenderse en el término de piedad . La piedad constituye un pedido de perdón de un ofendido , en el caso , solo el niño puede por sí valorar tal situación , y es aquí donde éste se halla nuevamente en situación desigual y desventajosa , ya que si bien es un sujeto pleno de derechos , lo es en formación . A partir de los 14 años ( siguiendo la idea de discernimiento ) o de los 10 ( si se toma la idea de la autonomía ) éste se hallará personalmente en condiciones de perdonar .

As el concepto de piedad filial se encuentra ciertamente en contraposicin con los derechos de la víctima toda vez que la subjetividad en la aplicación del mismo generaría un término paradigmático sin solución dentro del marco de una verdad jurídica objetiva .

No por ello considero que puedan existir otras causas de justificación , pero la valoración de las mismas nunca puede generalizarse bajo la idea de piedad , término mas apropiado para un proceso ético que para una acción judicial en un proceso por daños .

VI- Bibliografia .

1- Familia y Responsabildad Civil .Makianich de Basset Lidia . N ; E.D. 139,p. 851.

2-Diez Picazo , Luis , Familia y Derecho , Civitas , Madrid , 1984 .

3-Basile Carlos Alberto , Ideas para garantizar el ejercicio del niño a ser oído en los procesos judiciales . Libro de Ponencias seleccionadas en Ier. Congreso Internacional ” El niño víctima frente a los procesos judiciales ” Universidad de Buenos Aires – 2000.

4-Teyssie Bernard, prólogo a la obra de Meirinch ,Claire ” La Protection de la personne de l´enfant contre sens parents “, Pichon , Paris , 1984 , nro.59 , citado por Kemelmajer de Carlucci , Aída , en ” Responsabilidad Civil en el Derecho de Familia ” , E.D. 139 , p. 269 .

5-Minyersky .N, Flah .L , Viggiola .L. ” La obligación alimentaria y el Daño Moral ” ponencia presentada ante las II Jornadas de Derecho Civil de Mendoza , 1991 , C.II en J.A. 1991 , II , p. 847 .

6-ob.cit.(1) Pág. 847 .

7-Alterini A.A. y López Cabana.Roberto M. , Cuestiones de Responsabilidad Civil en el Derecho de Familia , L.L. T.1991 A , p. 952.

8-Medina Graciela y Kanefsck Mariana ,” Responsabilidad y Derecho de Familia ” , E.D. 2001-191, p. 819.

9-Investigacin Grupo Centro para el desarrollo moral ,Fundación Majdalani , Publicada en el Diario La Nación 19/8/2001 , p. 3 .

10 -Presidente de la Asociación Americana de Pediatría , Consultor de la O.M.S. ( extraído de publicación en Diario La Nación 15/8/2001 , p. 14 ).

11-Taraborrelli , José .N y otros , Derecho de Daños en el Derecho de Familia , Edición La Rocca , 4ta. Ed. Buenos Aires ,p.406.

12- Tercer Congreso Internacional de Derecho de Daños : Conclusiones , Comisión de reflexión , nro 1 , -Derecho de Familia , en J.A. 1993-III, pág.940 .

13-Minyersky Nelly . “Daños y perjuicios : Incumplimientos alimentario y obstrucción al régimen de comunicación entre padres e hijos” . publicado en Revista de Derecho de Familia , Nro 20 , p. 60 ( 2002 ) Editorial Abeledo Perrot .

14-Basile , Carlos Alberto .”La Responsabilidad Civil entre padres e hijos por incumplimiento de los deberes y derechos de la patria potestad ” , ponencia efectuada en las XVIII Jornadas Nacionales de Derecho Civil , Buenos Aires , 2001 , Comisión V , Familia , ver http//www.jornadas-civil.org/jornadas2001 / comisión V / basile .pdf.

15-J.A. 13/6/2001 , p. 73 , fallo comentado por Mariana Kanefsck.

16- Basile , Carlos Alberto , ” El ejercicio de la patria potestad de los progenitores que no conviven con sus hijos ” La Ley , Doctrina Judicial , T: II , 2002 , ps 648 y ss. .

17- Fallo 16.865 – CNCiv., Sala K , 2000/11/03 , publicado en Doctrina Judicial de La Ley , 2001-2, p. 544 .

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*