Archivo por meses: Diciembre 2008

Justicia Penal Militar sigue en vida (nombran máximas autoridades)

Se oficializó nombramiento de vocales y fiscales supremos de la justicia militar

La República

El Poder Ejecutivo oficializó el nombramiento de diez vocales y dos fiscales del Tribunal Supremo Militar Policial, todos en situación de retiro para desarrollar labores de administración de justicia.

La designación se realizó conforme a la resolución suprema 558-2008-DE, bajo el marco de la Ley 29182 o Ley de Organización y Funciones del Fuero Militar Policial, el cual regula la selección de magistrados en ese ámbito.

Entre los vocales designados figuran los generales de brigada del Ejército, Roger Narciso Araujo, Pedro Cabezas Córdova, Hugo Pow Sang Sotelo y Abraham Talavera Delgado; además del general de la Policía Nacional, César Bragagnini Aguirre.

También se encuentran los mayores generales de la Fuerza Aérea, Percy Catacora Santisteban, Ricardo Sparks Ramírez y Orlando Tafur del Aguila; así como los contralmirantes de la Armada Peruana, Carlos Mesa Angosto y Luis Temple de la Piedra.

En el caso de los fiscales, figuran los generales de la Policía, Jorge López Zapata y Demetrio Rojas Talla.

El dispositivo legal con el nombramiento, publicado en la separata de normas legales del Diario Oficial El Peruano, tiene la rúbrica del presidente de la República, Alan García; el ministro de Defensa, Antero Flores-Aráoz; y el titular del Interior, Remigio Hernani. (Con formación de Andina)

Sigue leyendo

Sentidos de paternidad

SENTIDOS DE PATERNIDAD DE LOS PADRES QUE DESEAN COMPARTIR LA CUSTODIA DE SUS HIJOS, EN LAS CIUDADES DE BOGOTÁ Y MEDELLÍN

Por:
MARCELA RUIZ CORREA

Profesor:
EDISON FRANCISCO VIVEROS CHAVARRÍA

FUNDACIÓN UNIVERSITARIA LUIS AMIG

PROGRAMA DE DESARROLLO FAMILIAR

TRABAJO DE GRADO

MEDELLÍN

2008

TABLA DE CONTENIDO

Pág

1. Sentidos de paternidad de los padres que desean compartir la

custodia de sus hijos. 3
2. Presentación. 3
3. Justificación. 4
4. Situaciones que se generan, actualmente, frente a la paternidad
y la custodia compartida. 5
5. Reflexión e interpretación desde la teoría. 10
5.1 Paternidad. 10
5.2 Custodia vs custodia compartida. 12
5.3 Género. 18
5.4 Familia. 21
6. Memoria metodológica. 23
7. Familia-sociedad y los sentidos de paternidad desde el deseo de
compartir la custodia 25
7.1 El sentido de paternidad, más allá de la proveeduría económica y
más cercano a la afectividad y cuidado de los hijos.
7.2 Compartir la custodia y la influencia cultural desde la perspectiva de
género. 28
7.3 Visibilizar a la familia de origen paterno. 32
8. Consideraciones éticas. 34
9. Consideraciones finales . 35
10. Bibliografía. 38
11. Anexos. 39

SENTIDOS DE PATERNIDAD DE LOS PADRES QUE DESEAN COMPARTIR LA CUSTODIA DE SUS HIJOS

2. PRESENTACIÓN

Una idea en forma de pregunta o una idea acompañada de varias preguntas que surgen de acuerdo a un determinado fenómeno, es lo que incentiva a querer ir en búsqueda de respuestas que despejen esos qué, por qué, cómo, dónde, cuándo y a quiénes ha beneficia, para mostrar y demostrar las realidades de las personas o los seres humanos en un determinado contexto, a través de un trabajo o ejercicio investigativo hecho con el compromiso, respeto y profesionalismo posibles.

Lo comprendido en este trabajo de grado: Sentidos de paternidad de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos en las ciudades de Medellín y Bogotá, se menciona dando a conocer los parámetros a seguir para su realización. Se inicia entonces la Justificación que responde a las preguntas mencionadas en el párrafo anterior; luego, la Problematización, aquí, se plantea el problema; enunciando, describiendo, caracterizando la situación y a las personas en sus comportamientos, sentidos, actividades, objetivos y el medio en el que interactúan. La formulación del problema se hace a través de una pregunta directriz y dos orientadoras; se continúa con los antecedentes sobre el tema y se hace una delimitación espacial, temporal y conceptual, finalizando con los objetivos que se pretende lograr.

En la Memoria metodológica se hace una explicación sobre el tipo y el enfoque de investigación para efectos del trabajo y cómo se lograron los objetivos; también se mencionan las técnicas que se utilizaron para la generación, registro, organización y análisis de la información y las fases que le dan un orden lógico al proceso; sigue entonces, el referente teórico que da cuenta de la teoría existente y ayuda a tener un conocimiento y comprensión más amplios sobre la temática de este ejercicio investigativo. Paternidad, custodia vs custodia compartida, género y familia, son los temas presentados en este punto.

En cuanto al Análisis de la información, allí se plasman los resultados obtenidos en el trabajo de campo, articulándolos con lo teórico y los aportes propios, siendo consecuente con la formación profesional; luego se da paso a las consideraciones éticas en las que se reconoce el valor de lo ético que se debe tener en cuenta en el ejercicio investigativo.

Las consideraciones finales dan paso a las propuestas alternativas que pueden llevar a nuevos interrogantes sobre el tema desarrollado en este trabajo, que puedan estimular a la realización de nuevos estudios e investigaciones a profundidad. Finalmente, los anexos, que servirán para tener un acercamiento que un poco más real frente a los resultados que se dieron a través del contacto directo con los padres.

3. Justificación

El Profesional en Desarrollo Familiar adquiere el compromiso de dedicar el crecimiento profesional al trabajo con las familias desde el mismo momento en el que decide adentrarse en la aventura del conocimiento del Desarrollo Familiar. Además, cabe resaltar “el trabajo con las familias” ya que se trata de una mirada sin sesgos, pues cada vez existen fenómenos que salen a la luz debido a los cambios sociales, políticos, culturales y económicos que obviamente afectan a los seres humanos en su modo de vivir. Es así, como por diversas circunstancias están en una lucha constante por la supervivencia, no sólo por sus necesidades materiales e intelectuales si no también afectivas, es por ello, que se han dado distintas manifestaciones en donde se reclaman, no solamente lugares y reconocimientos en la sociedad, sino también en las familias.

En este ejercicio de investigación se pretende indagar sobre los sentidos de paternidad que tienen los padres que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín y las razones que exponen sobre la importancia de compartir la custodia, para crear conciencia sobre la necesidad de que ellos participen activamente en la educación de sus hijos y les brinden la compañía y el afecto que sólo un padre puede dar, pues esto contribuye a que los niños desarrollen más seguridad frente a su proceso de socialización y a tener una vida afectiva sana cuando sean adultos. Cabe recordar que ambas son funciones fundamentales que la familia debe realizar y por ende, no se debe limitar solamente a que se reconozca que se pueden llevar a cabo siempre y cuando sus miembros, necesariamente, compartan el mismo techo o que en caso de que el padre y la madre decidan separarse, la familia monoparental con jefatura femenina sea la más adecuada y el padre sólo siga con su papel tradicional de proveedor y una, casi nula, participación en el cuidado de sus hijos o hijas, pues se trata de propender por los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes; también del hombre y la mujer, no de una lucha de poderes entre ambos, sino el tener en cuenta al otro y trabajar juntos por el bienestar de todos.

La participación del Profesional en Desarrollo Familiar frente a la situación de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos o hijas, va más allá de la Legislación, pues su principal función es utilizar sus conocimientos posibilitando la generación de posibles soluciones que lleven a darle prioridad a la relación padres e hijos sin los prejuicios que hay sobre la figura paterna, contribuyendo a la visibilización de su natural beneficio a los hijos o hijas más allá de la idea patriarcal que culturalmente se tiene de ella, pues hoy en día, muchos hombres que son padres quieren romper con los esquemas tradicionales y a pesar de los cambios que ellos quieren dar a conocer, aun siguen vigentes en todas las instituciones, impidiendo que puedan gozar del apoyo que solicitan para poder estar más tiempo con sus hijos o hijas a pesar de haber roto su vínculo de pareja con la madre.

Hay que transmitir la importancia de no considerar al padre aisladamente de la vida de sus hijos o hijas por el hecho de divorciarse o separarse de la madre, pues los cambios que se dan en esa situación influyen más que todo en los hijos. Es considerar que no se deja de ser padre por el hecho de no continuar viviendo bajo el mismo techo en el que vive la madre con los hijos o hijas, sino que ellos también tienen un espacio para brindarles y compartir con ellos, por eso desean compartir la custodia, para que comprendan que a pesar de que papá y mamá ya no pueden vivir juntos, no quiere decir que con papá no pueden contar y que es “malo” porque no vive con mamá. De ahí, el papel del Profesional en Desarrollo Familiar como mediador, para que en este tipo de situaciones haya acuerdos que beneficien a toda la familia separada, que no se invisibilice al padre, que no se le condene a no ejercer su paternidad sólo por el hecho de no ser más, la pareja de la madre de sus hijos o hijas y que más que la decisión de un tercero, llámese Juez, Comisario de Familia, Defensor de Familia o cualquier funcionario que esté autorizado por Ley a intervenir, están por encima su condición natural de padres y de madres, y su voluntad para llegar a acuerdos en beneficio de ellos y de sus hijos o hijas.

Para dar soporte a este ejercicio investigativo, se hará siguiendo el proceso que se tiene en trabajos de investigación, a través de argumentos teóricos e indagaciones y de la transmisión de las vivencias de algunas personas que han vivido la situación mencionada, para así, analizar y construir una conceptualización que dé claridad para comprender la finalidad del trabajo. Se espera que durante el segundo semestre del presente año, se logre reunir el suficiente material que dé cuenta del propósito de este proyecto, para que las familias, en donde los padres y madres decidan separarse o estén en ese proceso; las instituciones implicadas y todos aquellos profesionales que en su ejercicio se vean involucrados, tengan una información adicional, fuera de lo normalmente establecido, para que puedan tenerla en cuenta, a pesar de los esquemas culturales que los han acompañado durante su vida y que de algún modo influyen en sus decisiones tanto personales como profesionales. Se espera también, que esto no sólo los beneficie a ellos sino, en primera instancia, a los niños, niñas y adolescentes. No puede dejarse de lado tampoco a la sociedad, pues tal vez esto pueda hacer que las familias, aún con padres separados, puedan contribuir a que se logren procesos democráticos, teniendo en cuenta el deseo de los padres de compartir la custodia de sus hijos para participar en su educación y su cuidado aún cuando no vivan con ellos bajo el mismo techo.

4 Situaciones que se generan, actualmente, frente a la paternidad y la custodia compartida.

“Una sola golondrina no hace verano”

Aristóteles

Cada día, van transcurriendo en la sociedad distintos factores que determinan las transformaciones en la diversidad existente entre los individuos y los grupos. Es por ello, que al haber posturas radicales frente a determinados conceptos transmitidos durante años, como el hecho de sobrevalorar el papel de la madre y menospreciar la importancia del papel del padre, han hecho que emerjan grupos de padres que desean compartir la custodia de sus hijos creando fundaciones y organizando protestas frente a lo que ellos consideran, la violación de los derechos de los niños y de ellos como padres. También reclaman la equidad de género e igualdad de derechos, pues así como las mujeres han ganado espacios en el ámbito social que eran exclusividad de los hombres, ellos también reclaman un espacio en el ámbito familiar y en la vida de sus hijos, que hasta hoy, son exclusivos de las mujeres.

La custodia monoparental auspiciada por una legislación obsoleta colombiana, que en el 99% de los casos se asigna a la madre, ha llevado a que la sociedad incentive la práctica machista del desapego. Cuando se presenta una separación o divorcio y se define la custodia sólo para uno de los dos padres, el otro no ve otra alternativa que convertirse en un visitante, en un aportante de dinero, en un espectador lejano del crecimiento de sus hijos” (Extraído el 14 de septiembre de 2008 desde http//www.padresporsiempre.com/)

Lo anterior ha empezado a crear inquietud en los profesionales que están involucrados, por su quehacer, en los procesos de custodia. Ya se han escrito libros cuyo contenido obedece a argumentos empíricos sobre los análisis que en algunos países, han hecho psicólogos forenses y psiquiatras frente a esta problemática, invitando a todos aquellos profesionales que trabajan con las familias a reflexionar sobre ésta realidad y a hacer estudios sobre la misma.

Existe una fundación en la ciudad de Bogotá llamada “Padres por siempre” cuyos miembros están tratando de conseguir que se apruebe una ley para este propósito (Proyecto de Ley No 162 de 2007). Este proyecto se hundió el 19 de junio de 2008, en La Comisión Primera del Senado de la República. De todas formas, estos padres presentaron nuevamente otro proyecto de ley (Proyecto de Ley No. 05 de 2008) con las modificaciones que les habían sido sugeridas, esperando que sea aprobada.

Los padres que desean compartir la custodia de sus hijos en las ciudades de Bogotá y Medellín, se basan para defender su argumento en un trastorno no conocido ni reconocido en la mayoría de los países de habla hispana, llamado (SAP) Síndrome de Alienación Parental. En los procesos de divorcio, separación y custodia, los psicólogos forenses y psiquiatras lo han detectado y reconocido, incluso en sus escritos; entre ellos está el psiquiatra chileno Hernán Montenegro (2002) quien lo denomina como Síndrome de Alejamiento Parental y el psicólogo forense, español, José Manuel Aguilar. El primero en hablar sobre dicho trastorno, que se deriva de un divorcio con enfrentamientos violentos entre las partes, fue el psicólogo norteamericano Richard Gardner (1985), después de haber analizado sus experiencias profesionales con parejas en proceso de divorcio conflictivo, prácticamente, sin la posibilidad de conciliación; encontró que uno de los padres, generalmente la madre, dedicaba el resentimiento que sentía contra el padre, a los hijos, esto lograba que ellos lo odiaran de igual modo. Este padre no solamente no podía ver a sus hijos porque legalmente se lo impedían sino también, por el desprecio infundado hacia él, todas éstas características obedecen al Síndrome de Alienación Parental (SAP). Éste síndrome también puede estar afectando a familias que siguen intactas que son aquellas en las que los padres aún no se han divorciado y que viven un divorcio o separación emocional.

“El enfrentamiento de la separación que se lleva a cabo hoy en día en los tribunales prima la postura del conflicto de intereses frente a otros elementos relevantes”. (Aguilar, 2006. Página 30)

La problemática de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos y en la reclamación de su derecho a ejercerla, lleva a la reflexión desde las profesiones para que se empiecen a asumir posturas en las que se cree la necesidad de romper con los esquemas que impiden que se reconozcan las realidades existentes y replantearse hasta qué punto los intereses individuales y materiales están superando los fundamentales, como son los derechos humanos y principalmente los de los niños, niñas y adolescentes. Es darse cuenta de las necesidades que están saliendo a la luz dentro de la dinámica familiar, es ir más allá de lo tradicionalmente planteado frente a ellas e ir construyendo y estudiando nuevas alternativas que vayan de la mano con las nuevas vivencias de los hombres y las mujeres, cuyas necesidades requieren de posibles soluciones que sobrepasan lo establecido. Desde el Desarrollo Familiar, por ejemplo, la oportunidad está en el hecho de repensar a la familia y su dinámica interna, es no concebir a la familia solamente desde un espacio físico; es esa trascendencia en la interdependencia que como sistema vive más allá de la “casa” más allá del hogar. Son las familias post-divorcio, post-separación o familias cuya custodia de los hijos podría ser compartida.

Desde lo político y social, tener en cuenta los problemas que han causado durante la historia de la humanidad: el racismo, la discriminación por la situación económica y el fundamentalismo sexista que otrora fuera en contra de la mujer y ahora, en contra del hombre como padre y miembro de familia, cuando pasa de ser adolescente a adulto ¿Podría mirarse la custodia compartida como una forma de fomentar la democracia, en Colombia, desde la familia, si se tiene en cuenta la participación de ambos padres en la crianza y educación de sus hijos e hijas, aún cuando el subsistema pareja se haya desintegrado? ¿Cómo se potenciaría la familia como sistema y como subsistema de los sistemas social y cultural?

Es importante, que tanto las mujeres como las instituciones que amparan a las familias, consideren la importancia que tiene la relación de los niños con el padre y que no vean su participación, siempre, como una amenaza a la integridad de los niños y de las mujeres, pues estos padres que están protestando porque se les ha negado ejercer su paternidad pertenecen a grupos que no sólo defienden sus derechos si no también los de las mujeres y principalmente los de los niños; además, rechazan a todo aquel que no tenga un comportamiento debido. Es más, la ley que proponen sobre la custodia compartida en Colombia, no es una ley para excluir a la mujer.

Lo anterior obedece al hecho de acercarse a ampliar la mirada a situaciones subjetivas que viven las familias, ya que poco se toman en cuenta, debido a que las sociedades se han dedicado a pagar el precio de la violación de los derechos, como han sido los de la mujer durante mucho tiempo, pero ¿Hasta qué punto el poner atención casi exclusiva a los derechos de la mujer, se violan, especialmente, los de los niños y en parte los de los hombres como padres de familia? ¿Por qué los hombres hoy en día, están deseando compartir la custodia de sus hijos sin que exista la limitante de las visitas restringidas? ¿Por qué algunos detractores de la custodia compartida argumentan que el hecho de que los niños de padres separados, al compartir más tiempo con ellos, puede hacer que existan problemas en el manejo de la autoridad y la norma por parte de la madre hacia los hijos? ¿Perjudica menos a los niños la alienación parental y que vean las discusiones de sus padres que llegar a acuerdos sobre el manejo de la custodia compartida?

Dada la importancia que tienen las familias en la sociedad y en la transmisión de la cultura, es pertinente procurar, si se pretende que cada vez haya más justicia social, que empiece primordialmente por las familias. Es el caso de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín, que de algún modo dependen, en parte, de la actitud de sus familias de origen y las familias de sus ex parejas frente a la situación, especialmente cuando se da el caso en donde ellas, en algún momento, se niegan a dejarles ver a sus hijos y aunque en los procesos judiciales y conciliatorios se les dan las visitas restringidas de 15 días, para ellos y para sus hijos es difícil llevar a cabo una relación parentofilial que satisfaga las necesidades afectivas de ambos y más aún cuando pueden existir ocasiones en las que no se les permite, tampoco, ver a sus hijos en el tiempo acordado legalmente, sea por parte de la madre o por los familiares de la misma. Cabe anotar, que existe también la posibilidad de que, en algunos casos, haya falsas denuncias de abuso sexual, violación y maltrato, para impedir que los padres vean a sus hijos.

“Esta es una estrategia punitiva de acoso a la relación vinculativa

paterno-filial, orientada a deshonrar la imagen del padre, a través de falsas denuncias de abuso, para disfuncionar la nueva dinámica afectiva post-quiebre conyugal”. (Steffen,G. 2005. http://ar.groups.yahoo.com/group/tenencia_compartida/message/6520 Consulta de internet el 18 de noviembre de 2008. 11: 28 a.m.)

En Colombia esto aún no es muy destacado, pero en otros países ya se han dado estos casos y son denunciables.

Los padres que desean compartir la custodia de sus hijos propusieron el proyecto de Ley de la Custodia Compartida, desde la Fundación Padres por Siempre en la ciudad de Bogotá, con el fin de replantear el rol del padre y el rol de género, pues culturalmente, siempre se ha visto al padre como proveedor y castigador; a la madre en su rol como única capaz de dar cuidado y protección a los hijos. Es importante darse cuenta que tanto el rol paterno como el materno son un conjunto de responsabilidades y derechos, los cuales deben ser llevados a cabo en beneficio de los niños y niñas, además de la familia en general.

De acuerdo a lo anterior, es importante resaltar los siguientes planteamientos que se generaron, según la problemática para dar viabilidad a este trabajo de grado, dándoles respuesta en su contenido: ¿Cuáles son los sentidos de paternidad de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos en las ciudades de Bogotá y Medellín? ¿Cuáles son las percepciones que tienen los padres, que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín, acerca de las transformaciones que se generan en la relación con sus hijos o hijas, durante y después del proceso custodia, según se da actualmente en Colombia? ¿De qué manera enfrentan los padres, que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín, las situaciones que se presentan por los procesos de custodia de sus hijos o hijas?

Los estudios encontrados para efectos de este trabajo de grado, obedecen a la información que se conoce sobre desarrollos teóricos y a través de algunos libros. Existe por ejemplo, por parte del psicólogo forense, español, José Manuel Aguilar, el libro: “Con Papá y con mamá” publicado en 2006. Ésta, es la única publicación encontrada en lengua española sobre la custodia compartida y paternidad, aunque también existen algunos autores de habla hispana que en sus publicaciones hacen mención del tema, pero en sus libros no los tienen como tema principal. Hay que resaltar que no existen investigaciones sobre el tema desde el Desarrollo Familiar.

“De este modo, aún hoy en día, nos encontramos que muchos profesionales opinan que no hay pruebas e investigación suficientes que avalen la bondad del modelo custodia compartida, obviando que existen pruebas sólidas y contrastadas de las contraindicaciones del modelo custodia monoparental” (Aguilar 2006. Página. 91)

De todos modos, autores como el anteriormente mencionado y otros, que hablan en sus escritos sobre la separación y los efectos en los hijos, han afirmado que existen investigaciones en habla inglesa que dan cuenta de la importancia de la custodia compartida y la participación del padre en la crianza y cuidado de los hijos.

Éste proyecto se realizó durante el segundo semestre de 2008 en las ciudades de Bogotá y Medellín y se nutrió de las disciplinas de Derecho, Psicología y las nociones de Desarrollo familiar desde los conocimientos adquiridos y los referentes teóricos encontrados en libros y páginas web.

El objetivo general es: comprender los sentidos de paternidad de los padres que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín y las razones que exponen sobre la importancia de compartir la custodia. También tiene como objetivos específicos los siguientes: el primero, identificar cuáles son las percepciones que tienen los padres, que desean compartir la custodia de sus hijos, en las ciudades de Bogotá y Medellín, acerca de las transformaciones que se generan en la relación con sus hijos o hijas, durante y después del proceso custodia, según se da actualmente en Colombia y el segundo es, mostrar de qué manera enfrentan los padres, que desean compartir la custodia de sus hijos en las ciudades de Bogotá y Medellín, las situaciones que se presentan por los procesos de custodia de sus hijos o hijas.

5. Reflexión e interpretación desde la teoría

5.1 Paternidad

Para efectos de este trabajo se entiende por paternidad, como el vínculo afectivo que desean tener los padres con sus hijos o hijas, después de un divorcio o separación, negándose a asumir, únicamente, el papel tradicional del padre proveedor.

“Uno de los cambios más destacados en los padres es el nuevo significado de paternidad, porque ya no se coloca el acento en el sostenimiento económico, sino en el vínculo afectivo, en el compromiso con la crianza y socialización de los hijos o hijas, y porque no se limita la paternidad a la descendencia biológica” (Puyana 2003. página 122).

Desde siempre se ha creído que los hombres se convierten en padres sólo a partir de cuando el bebé nace, algunos teóricos de la paternidad argumentan que los hombres la viven desde antes del nacimiento de su hijo o hija cuando le hablan y el modo cómo expresan su afecto y reconocimiento.

“El niño tiene necesidad de oxígeno, pero tiene necesidad de ser confirmado en su seguridad de base; esa es una necesidad vital, primaria, indispensable para su desarrollo motor, afectivo e intelectual. En el momento del nacimiento, besado y recibido con ternura, se sentirá aceptado, en seguridad, y la voz del padre le confirmará esa seguridad vivida en el útero”. (Kelen. 1986. Pág. 239)

La presencia del padre favorece de manera considerable la salud mental de los niños y niñas, pues es quien corta el cordón umbilical, participando en la separación de la relación simbiótica entre madre e hijo para guiarlo en sus procesos de identificación: autonomía, autoestima, creatividad, felicidad y comunicación. Es por ello, que hoy en día se intenta que la madre permita que el padre entre en la vida de los hijos e hijas, pues la figura paterna es de gran importancia para su sano desarrollo.

“La vivencia de la paternidad deber romper con el angustioso sentido del deber que ha instaurado el mito del proveedor, para regresar a la sensibilidad básica que produce el mero hecho de ser papá (…). Crear vida es uno de los hechos más significativos de la existencia humana, y si no alcanzamos a vislumbrar la magia que esto encierra, la paternidad se disipará en un conflicto de intereses, mal planteado e inexistente: “Mis hijos o yo”, en vez de: “Mis hijos y yo”. (Riso, Walter. 1998, página 116)

Según Erich Fromm, en su obra el arte de amar (1977) el padre significa el otro lado en el que no se halla la protección de la madre; muestra al niño y a la niña el camino hacia el mundo; es decir, es el pilar de su proceso de socialización. Fromm, plantea la diferencia entre el amor materno y paterno, afirmando que el amor de la madre es incondicional, es esa seguridad que necesita el niño o la niña hasta que llega a los seis o siete años de edad, en donde los cuidados son necesarios para su desarrollo fisiológico y psíquico. A partir de ahí, es cuando más necesitan al padre, pues es quien guía y enseña a enfrentar los problemas que se les presentan en su contacto con la sociedad. De ahí, la madre debe darle al hijo o hija, libertad y no sobreprotección y el padre enseñarle y transmitirle seguridad en sí mimo, pero sin ser autoritario, brindándole afecto y reconocimiento. Fromm también dice que el amor del padre es condicional, ya que debe ganarse y que la obediencia representa la principal virtud, pues lo positivo del amor del padre es que no está fuera de control como el de la madre. De todas formas, ambos referentes son indispensables, pues si solamente se tiene en cuenta el paterno, la persona puede llegar a convertirse en áspero e inhumano y si sólo se tiene en cuenta el materno, pierde su criterio y puede obstaculizar su propio desarrollo y el de los demás. Los niños y las niñas necesitan de ambos para desarrollar una personalidad madura que les permita incorporar lo afectivo y el carácter suficiente para enfrentarse a los avatares de la vida.

“Nancy Chorodow (1984) nos describe la familia de los años ’50 y ’60 en la que el padre pasaba largas horas ausente del hogar y los niños tenían un exceso de cuidados maternales. La figura paterna era idealizada y distante, y los hijos varones debían construir su identidad masculina tomando como referencia el relato de la madre acerca de los desempeños del padre y los mensajes de la escuela y los medios de comunicación acerca de los roles masculinos, más que a partir de una experiencia compartida”. (Burin y Meler 1998. Pág. 174-175).

Durante los años ’60, las mujeres empezaron a incursionar de manera considerable en el mundo laboral sin dejar de dedicarse al cuidado de sus hijos al estilo tradicional, lo que llevaba a una acumulación de funciones y a tener una vida más exigente, esto produjo un cambio en la mentalidad de los padres. Empezó a suceder, sobre todo, a partir de los años 70’ en donde quieren participar en el embarazo, la primera infancia, a desear compartir la custodia de sus hijos, a demostrarles el amor que sienten por ellos, lo cual se negaban o les era negado en épocas anteriores. A partir de esta década, hubo manifestaciones en el nivel profesional a cerca de la importancia de la figura paterna en el desarrollo de los niños y las niñas; se habla del padre que quiere ocuparse de sus hijos, de lo indispensable de su presencia en la vida de los niños y niñas. Ya no se menciona tanto los deberes del padre si no de sus derechos; este podría ser el inicio de la anti-patriarcalidad, en donde el hombre quiere asumir su papel de padre, pero no como amo de la autoridad y con actitud indiferente frente a sus hijos. Estos padres le temen a las actitudes que algunas mujeres tienen al decidir, definitivamente, asumir solas la crianza de los hijos negándoles su participación.

“En el curso del ejercicio de la paternidad va surgiendo un vínculo objetal con el hijo que, si el proceso de crianza se desarrolla adecuadamente, es reconocido gradualmente en su especificidad y respetado en sus necesidades y en su deseo. Esto puede producirse con mayor facilidad cuando el padre no se ve compelido a renunciar a las satisfacciones y los trabajos de la crianza por estar alienado en el trabajo productivo. Esta modalidad de ejercicio parental es incipiente, pero está en rápido ascenso”. (Burin y Meler 1998. Pág. 120).

Las autoras se refieren al vínculo que puede existir entre padre e hijo, pero que debe darse la posibilidad de que haya oportunidad de compartir tiempo suficiente para que el padre pueda sentirse satisfecho con su labor, pues siempre ha sido poca la participación en la crianza debido a las exigencias que debe cumplir socialmente, en especial, en lo referente a sus ocupaciones laborales. En este sentido, los padres separados se ven más alejados aún de la posibilidad de participación en la crianza dada su situación, en la que puede ver a sus hijos en un tiempo muy reducido. Las autoras plantean que muchos padres desean involucrarse en la crianza de sus hijos y que este tipo de padres cada vez son más.

5.2 Custodia vs custodia compartida

“Querer a un hijo no es obligarlo a vivir con nuestras verdades, sino ayudarle a que pueda vivir sin nuestras mentiras.”

Mirell, P. (1998)
La custodia se refiere al cuidado personal que los padres deben darle a los menores, lo que por ley les corresponde en caso de que convivan juntos. En el caso de los hijos habidos por fuera del matrimonio, la custodia le corresponde al padre con quien conviva el menor. Si los padres están separados de hecho o divorciados, dependiendo la situación el juez le otorgará la custodia a uno de los padres o a un pariente próximo, velando siempre por la conveniencia del niño o la niña. De todas formas, generalmente se hace una conciliación ante un defensor o comisario de familia.

La custodia, no debe confundirse con la patria potestad, pues ésta es inherente a los padres y nunca la pierden. Tiene que ver con la representación legal, judicial y extrajudicial hasta que cumple los 18 años. La custodia tiene que ver con los cuidados que se deben dar al niño y a la niña que, según el caso, puede ser dada a un tercero de acuerdo a lo mencionado en el párrafo anterior.

“Artículo 23. Custodia y cuidado personal.

Los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a que sus padres en forma permanente y solidaria asuman directa y oportunamente su custodia para su desarrollo integral. La obligación de cuidado personal se extiende, además, a quienes convivan con ellos en los ámbitos familiar, social o institucional, o a sus representantes legales”. (Código de Infancia y adolescencia. Ley 1098).

Uno de los episodios más dolorosos que puede vivir una familia, es cuando se enfrenta a la separación o divorcio. Es muy poco lo que se conoce en Colombia sobre los efectos que esta situación puede generar en los implicados. Es por ello, que el tema de la custodia ha generado distintas reacciones en los últimos tiempos, pues existen algunos padres que no se conforman con las visitas restringidas, surge, entonces, la posibilidad de la custodia compartida. Muchos de ellos se quejan porque consideran que se les vulneran los derechos a los niños y niñas al obstaculizar la relación padres e hijos, y de la actitud sexista impidiéndoles poder ejercer su paternidad, durante y después del proceso de divorcio o separación.

Aunque es importante la atención secundaria, que se refiere a encontrar los motivos que llevan a la pareja a separarse y a encontrar soluciones a través de la mediación, también es importante tener en cuenta la atención primaria que tiene que ver con el apoyo que el Estado, a través del sistema legislativo, el cual está comprometido a apoyar y a dar protección a la familia y a que lleguen a acuerdos sobre cómo manejar la custodia, ya que es necesario que existan no sólo redes de apoyo suficientes para apoyarla, si no también estudios y teorías experienciales de los profesionales que aporten a la posibilidad de crear estrategias para los procesos de mediación.

El psiquiatra chileno Hernán Montenegro A. en su libro Separación Matrimonial y Conflicto Conyugal, dice que este problema empezó a permear el ámbito social y que es de suma importancia que todas las disciplinas, en su quehacer diario, aborden este tipo de problemáticas. Hace referencia a los psicólogos, orientadores familiares, abogados; jueces, a quienes legislan y a todos aquellos profesionales del área educativa y de la salud.

“Son muchos los errores que he visto cometer cuando los padres se separan. Algunos podrían haberse evitado simplemente si hubieran contado con una información adecuada, ya sea antes de tomar la decisión, en el momento de concretarla o con posterioridad a haberse separado” (Montenegro 2002 Pág. 8 y 9).

Montenegro en este aparte, se refiere a todos aquellos comportamientos y emociones que llevan a los padres a no tener en cuenta elementos de juicio que les permiten disminuir los efectos negativos en ellos y en sus hijos o hijas. El autor también señala que la mediación es necesaria y las estrategias para brindar información sobre el cómo afecta esas reacciones a los hijos en sus edades y etapas más significativas, para evitar que el deseo de venganza, el resentimiento y la rabia acentúen el sufrimiento que hay en los casos de divorcio, pues existen estudios que indican que no es el divorcio o separación en sí lo que causa efectos negativos en los niños y niñas, si no el manejo del conflicto de los padres antes y después de la separación.

El por qué del aumento del fenómeno de la separación puede ser tal vez, un efecto de los cambios sociales a partir del siglo XX, según afirma Montenegro (2002), no ha habido precedentes en la historia de la humanidad en la que tenga capacidad suficiente para adaptarse a los cambios que ha producido, tan trascendentales y en tan corto tiempo. Estos cambios han producido, según el autor, efectos como: inestabilidad, incertidumbre y desconcierto. La separación y el divorcio cada vez tienen más aceptación social y las exigencias laborales, el individualismo, la competencia, son cada vez más importantes que la vida familiar. También, los embarazos no deseados, que van en aumento y el decidir casarse por ese motivo, son un factor de riesgo para una separación.

Es el conflicto y no el tipo de custodia establecido, la verdadera fuente de desajuste para el niño. La respuesta ante esta situación ha sido la elaboración de normas legales que han incidido en el papel de la mediación familiar como primer paso, antes de su resolución en los tribunales. Estas medidas, independientemente de la custodia final, ponen su preocupación en el objeto real de interés, es decir, el conflicto”. (Aguilar 2006. Pág.96)

El autor señala que la mediación está orientada a la toma de decisiones sobre la separación y en especial, a la custodia de los hijos, pues en todos los países han mostrado que los conflictos se resuelven de modo más rápido disminuyendo la necesidad de comparecer ante los jueces. Por eso, es de darle prioridad a la disminución del conflicto si realmente se quiere asistir al superior interés del menor, pues si el padre al igual que la madre gozara de los mismos derechos en lo que se refiere a los hijos, propendería por tratar de tener una buena relación con ella; sería lo ideal, como también lo sería en la convivencia ciudadana, en la vida política; entre otros. El autor, agrega que si se exigiera llevar a cabo las tareas que corresponden en el nivel familiar y social no se habría los problemas que se dan en el nivel individual y social.

El problema de los intereses que tienen los padres separados por hacerle la vida imposible al otro, es que ponen al niño en una situación de lealtades encontradas, pues el niño no puede decirle a su madre cuán bien la pasó con su padre por temor a su reacción. Los niños pueden presentar secuelas pero no por causa de la separación per se o el régimen de custodia decidido, pero sí se presentan de acuerdo al conflicto entre los padres y a la ausencia de uno de sus progenitores. Según la teoría del apego los menores llegan a tener vínculos especiales con sus cuidadores y estos podían ser distintos de acuerdo a las distintas relaciones. El doctor Aguilar se refiere a que si se observa la vida diaria de una familia en donde no hay separación, se puede ver que los niños se adaptan continuamente a los cambios que la vida familiar presenta; por ejemplo, en las relaciones que establecen con distintos cuidadores como los abuelos, tíos, primos, niñeras, profesores y padres; esto es aceptado y no se nota el desajuste en los menores, van de un lugar a otro, sin problemas. Este fenómeno se ha dado porque ambos padres trabajan y cada vez se ve con mayor frecuencia y no se ha establecido que haya riesgo alguno respecto de la estabilidad del niño o niña. De ahí que se cuestione el hecho de que haya resistencia frente a la custodia compartida, pues la argumentación de la estabilidad, al otorgar la custodia, entendida como el mantenimiento de los espacios físicos y no a las relaciones del niño con el padre no custodio o la familia de éste, obviando los resultados de las investigaciones psicológicas, como el Síndrome de Alienación Parental (SAP), ha hecho que se tenga en cuenta solamente el hecho de que el hijo vaya con sus cosas de un lugar a otro, lo que hace que se deteriore su estabilidad, según se plantea, para justificar el ver como mejor alternativa, la custodia monoparental.

“…evitar el conflicto y potenciar la implicación de los progenitores en la vida de los hijos son dos variables que, científicamente, se han considerado indicadoras del buen ajuste de los menores al escenario resultante de la ruptura. Sin embargo, la aplicación de un modelo o patrón fijo al que toda familia debe ajustarse, es la base sobre la que construir el desajuste posterior”. (Aguilar 2006. Página 122).

De acuerdo a lo anterior se puede ver que muchas madres recurren a terceros, ya sean cuidadores o familiares, para cuidar de sus hijos, debido a los horarios de trabajo que tienen, cuando podrían estar, tal vez, en ese tiempo, con el padre. La necesidad que tiene, hoy en día, la mujer de destacarse en el campo laboral, social y afectivo, después de una separación, no contrasta con lo anteriormente mencionado, pues al no contar con la participación del padre en la crianza, se encuentra con una saturación en sus funciones, mezclando su trabajo fuera del hogar con el de la casa y los hijos. Al mismo tiempo, los padres se ven afectados en su frustración de no poder compartir más tiempo con sus hijos, lo que los lleva a asumir el papel que la sociedad le ha asignado desde siempre y que hace tiempo “quedó atrás”.

“Frente a esto, el concepto de traje a medida a la hora de establecer una custodia, ajustado a la familia a la que ha de aplicarse considerando las circunstancias específicas en las que se encuentra, su reparto de tiempo e intereses personales, y las necesidades de los menores de mantener el vínculo con ambos progenitores, se lanza como lógico y simple”. (Aguilar 2006. página 122).

El que ambos progenitores se involucren en la vida social, académica y afectiva de los hijos permite que haya participación y se compartan momentos importantes de las vivencias cotidianas: como responsabilizarse de que cumplan con las tareas escolares, levantarse para ir a estudiar; tener la posibilidad de que su madre le ayude a terminar algo pendiente para el colegio, hablar con su padre y contarle todo lo que ha hecho durante la semana. Ese ocupar un lugar en la vida de los hijos, hace que se establezcan vínculos importantes.

Las decisiones sobre la custodia monoparental, potencian la desaparición de las relaciones parentales, es por ello que se debe tener en cuenta que si la relación conyugal no existe, debe prevalecer la relación del padre con sus hijos por el bienestar de los mismos, pues se deja de ser pareja pero nunca se deja de ser padre o madre. El promover que se conserve la relación parento-filial es la mejor decisión de custodia, según el psicólogo José Manuel Aguilar (2006), pues la forma como se ha abordado el divorcio potencia el enfrentamiento, el cual, prevalece sobre el acuerdo. El hecho de que haya una separación de la pareja no afecta en sí a los hijos, es la actitud que adoptan los padres frente a la situación.

“Si la ruptura elige el conflicto, las secuelas en los menores serán abundantes y técnicamente avaladas, mientras que la facilitación de los acuerdos genera, sin ninguna duda, la adaptación de los hijos a la nueva realidad familiar. Primar el conflicto apoyado en valores, frente al conflicto en el que se dilucidan intereses, será un cambio tan radical como necesario”. (Aguilar 2006. página 124).

Cabe resaltar, que los hombres no han tenido tradicionalmente, la costumbre de pedir la custodia, debido a la visión que se ha tenido de roles entre hombres y mujeres, cuya idea sigue vigente en la sociedad y porque, según el autor, algunos abogados les recomiendan que no lo hagan para poder exponer la defensa en cosas que sí tienen alguna posibilidad. De todas formas, aunque esta situación sigue vigente, está desapareciendo gracias a los deseos de muchos padres y madres de compartir la custodia de sus hijos. Otro factor que influye en las decisiones de custodia tiene que ver con la argumentación de que la mujer tiene condiciones naturales especiales para ejecutar el papel de cuidadora de sus hijos, atribuyéndole una superioridad biológica al respecto, sumado a la entrega, sacrificio, abnegación; entre otros. Estos argumentos no tienen ninguna validez científica. El autor menciona que autoras como Badinter, discrepa de lo anteriormente mencionado, puesto que el darle un status biológico a la mujer frente a la maternidad, hace que algunas virtudes físicas de las mujeres sean ignoradas por los hombres y además de ello, este modo de ver la maternidad, los haría ver como inferiores y así se condenaría tanto a hombres como mujeres que de algún modo o no quieren tener hijos o sufren de esterilidad. Frente a esto el autor dice que se puede comprobar que muchas de las argumentaciones para no aceptar la custodia compartida se dan más por ideología que por argumentos científicos y aunque la psicología ha mostrado la igualdad de capacidades de hombres y mujeres para la crianza de sus hijos, la custodia compartida sigue siendo un tema de conflicto en los procesos de familia.

Hoy en día el modelo de custodia compartida no es avalado por muchos profesionales debido a que argumentan que no hay investigaciones que muestren que es adecuado, obviando que hay pruebas sólidas sobre las contraindicaciones del modelo monoparental. Las investigaciones demuestran que es fundamental el aporte que hace cada progenitor y que la presencia del padre desde los primeros meses de vida del niño, ayuda a estimular la relación tanto de él como con la madre y la habilidad que va a adquirir para hacer amigos. Según el autor, si esto se tiene en cuenta, favorecerá positivamente al menor.

“Las secuelas disociadoras de la custodia monoparental contribuyen a promocionar diversos espacios orientadas a desperfilar el rol psicoafectivo y la presencia psicosocial del padre, incita la ruptura del equilibrio paterno-filial (dado que en la mayoría de los casos no se le permite plasmar el ejercicio de las funciones nutritivas y normativas) y lesiona la matriz de familia disuelta. La desigualdad de las figuras parentales en el contexto de la custodia monoparental, potencia la vinculación con el progenitor cohabitante, suscitando una amalgama de identidades, afinidades y encierro, derivado de la pérdida del apoyo psicosocial de uno de los progenitores y por ausencia o precaria comunicación emocional con la red de la familia de origen. Asimismo, dependiendo del carácter de la separación, el conflicto interparental en muchas ocasiones cristaliza un lenguaje cotidiano de discordia permanente con ribetes insanos, que deriva de la tipología interaccional de la pareja post-separación, cuando el tipo en comento se precisa como: asociados enfadados, enemigos feroces y pareja disuelta sin contacto (…) El factor decidor que sella la gran pérdida, se enmarca en la ausencia contenedora del afecto paterno, porque el niño siente el descuido de una de sus representaciones medulares de apego, configurando un cuadro de estrés, ansiedad, baja auto estima, culpabilización e incluso depresión. Por tanto, las heridas de la custodia monoparental, configuran el núcleo de las profundas cicatrices que portan padres e hijos de por vida. ¿Vale la pena enfermar a nuestros hijos? ” (Stefen 2008. Extraído el 14 de septiembre de 2008 desde www.padresporsiempre.com)

La mayoría de los padres no custodios se quejan de la imposibilidad de estar con sus hijos cuando ellos más los necesitan sin poder fortalecer su rol en sus vidas. Según Aguilar (2006) las relaciones parentales se establecen participando en las tareas escolares, aplicando sanciones disciplinarias, apoyando y gratificando los logros alcanzados. En los regímenes de visitas los padres pueden dar atención, afecto, apoyo, entre otros, es decir, un acompañamiento que enriquezca la relación padres e hijos. De hecho, la regularidad de estas visitas pueden contribuir a que los niños tengan mayor rendimiento académico y evitar que desarrollen grados de vulnerabilidad en los comportamientos delictivos, baja autoestima y ciertas dificultades para tener relaciones heterosexuales satisfactorias y duraderas en su etapa adulta. Agrega el autor, que igual, el apoyo empírico no es unánime a esta postura, lo que ha hecho que los investigadores se centren más en lo cuantitativo. Algo importante que menciona, es que el sentimiento de cercanía, apoyo económico y las características que dan al padre valor en cuanto a respeto y autoridad frente a sus hijos, son elementos fundamentales para que los beneficie en su desarrollo.

“…la custodia compartida determina un cumplimiento mucho mayor de los pagos a la madre por este concepto. A la misma conclusión llega el citado informe elaborado por la American Psychological Association (1995) para la Comisión de Bienestar Social y Familiar de EE.UU. En este documento se resumen y valoran las principales investigaciones relativas a las custodia compartida y sus repercusiones en el bienestar del niño, concluyendo que las investigaciones analizadas respaldan la conclusión de que la custodia compartida conlleva determinados resultados favorables para los niños, en particular más participación del padre, mejor adaptación del niño, pago de pensiones alimenticias, reducción de los gastos en litigios y, en ocasiones, menor conflicto entre progenitores”. (Aguilar, 2006. página 107).

Lo anterior obedece a que el pago de la cuota alimentaria y la frecuencia de las visitas sean fortalecidos por el deseo de los padres de participar en el cuidado de los hijos, aunque de igual manera, según los conflictos entre el padre y la madre pueden entorpecerlos. A pesar de todo, depende del manejo que se le dé, como ya se ha mencionado anteriormente, con el apoyo de la atención primaria y secundaria.

“La coparentalidad se explicita por patrones de cooperación hombre-mujer en la crianza y roles igualitarios en la toma de decisiones. Ambos padres deben proveer la función nutritiva y coordinar en acuerdo la función normativa, lo que conlleva, el ejercicio de la función parental para socializar valores y pautas en un proceso contextualizado y dinámico” Reca, I. (1993:35-37) para una mejor adaptación y bienestar físico del grupo familiar”. Guevara, E. Montero, M. (1992)”. (Extraído el 14 de septiembre de 2008 desde www.padresporsiempre.com)

De acuerdo a los aportes de distintos autores sobre la custodia compartida, ésta no debe entenderse exclusivamente en el hecho de que los padres deban cumplir de forma rígida el tiempo asignado, en caso de que se de este tipo de custodia. Se trata de que los padres no custodios, al igual que las madres, puedan tener acercamientos a la vida de sus hijos, tales como reportes de su rendimiento en el colegio, su estado de salud, los progresos en su desarrollo; entre otros, sin poner límites en el tiempo y el espacio. De todas formas, en caso de que haya una distancia geográfica considerable, ya está en manos de los padres y madres, encontrar soluciones para que el padre no custodio, no pierda contacto con su hijo. Cabe resaltar, que en este sentido, por encima de la ley está el acuerdo entre las partes, es por ello que a pesar de la ley, la mediación es un método clave para que se lleve a cabo, en lo posible teniendo en cuenta que por encima de los derechos de los demás, están los de los niños.

5.3 Género
“…hombres cansados de ese papel de machos que una cultura, también dura con ellos, les hizo asumir; hombres fragilizados y entonces seductores, por lo menos para una mujer como yo. Hombres, por fin hombres de verdad, sin H mayúscula, sin pretensión de universalidad, de insoportable virilidad y de interpretar al mundo entero”.

Florence Thomas

La perspectiva de género, actualmente, ha cambiado, pues al hablar de género, siempre se relacionó con lo femenino, el apoyo a las mujeres y al desprecio y a la alienación de los hombres, debido a la opresión de éstas en épocas anteriores. Hoy en día, se está empezando a tener una mirada distinta frente al hombre, pues se ha visto que no todos ellos siguen el modelo patriarcal y quieren tener otro tipo de actitudes diferentes a los del hombre tradicional, son hombres que quieren trabajar en conjunto con las mujeres.

“El concepto de género hace referencia al tipo de relaciones que se establecen entre hombres y mujeres de una sociedad particular, con base en las características, los roles, y las oportunidades que el grupo social asigna a cada uno de aquellas y aquellos.

En este sentido, la categoría de género identifica diferencias y relaciones determinadas culturalmente, susceptibles de ser transformadas, y no particularidades biológicas determinadas por el sexo (PND 2006-2010)”.(www.PND.GOV:CO. Consulta de internet. Noviembre 4 de 2008. 11:36 am)

Según Burin y Meler (2001) el hecho de que la gestación se dé en el cuerpo femenino no se debe alimentar la omnipotencia en la mujer en su situación de madre, pues debe existir una igualdad de derechos reproductivos y parentales; debe existir respeto por la paternidad, pues hay casos en los cuales se presentan falsificaciones en donde la mujer atribuye la paternidad a su nuevo compañero, es por ello que esta situación se debe evitar.

En el ámbito familiar, el papel del padre es proveer a la familia y muy rara vez se le ha dado importancia a su contribución en lo emocional. Cuando un hombre hace “tareas de mujeres” barrer, lavar, bañar a los niños; lo hace porque la mujer delega esas funciones.

“Cuando los padres se relacionan con los hijos, lo hacen para crear independencia, como personas separadas, mucho más de lo que lo hacen las madres” (Burin y Meler 1998. Pág 82)

La masculinidad en este sentido muestra ciertas diferencias frente a la feminidad, en donde el niño es maternizado por una mujer y esto hace que el niño y la niña teman porque el vínculo materno les brinde mayor dependencia y menos autonomía. Existen teorías que de un modo simbólico muestran el rechazo de lo femenino, por parte del niño, tratando de desprenderse de la madre, pero en general, los autores están de acuerdo en que en el modo de organización familiar cultural hay un exceso en la valoración de la maternidad y falta de valoración de la paternidad en la crianza de los niños y niñas; lo cual estimula la división sexual del trabajo y la reproducción social-familiar y la desigualdad de género:

“…Para esta autora la identidad de género se adquiere en la intersubjetividad, en el vínculo temprano padres-hijos, en relación con los deseos inconscientes que esos vínculos intersubjetivos tempranos a la construcción de la subjetividad sexuada” (Burin y Meler 1998 Pág 83).

Para efectos de lo anterior, las autoras Burin y Meler, mencionan a Emilce D. Bleichmar quien, según ellas, dice que los niños y las niñas perciben la diferencia de género en sus padres más o menos a partir de los dos años de edad y que la diferencia se da en lo social más no en lo sexual.

Ahora, mencionando un aparte del libro “Con papá y con mamá” del psicólogo español José Manuel Aguilar (2006) que podría hacer alusión a la diferencia entre maternidad, paternidad y género, además de dar a entender las ventajas que también tiene para la mujer, no precisamente en su condición materna, la custodia compartida:

“Las mujeres que comparten la responsabilidad de la crianza de sus hijos mediante la custodia compartida parecen estar mejor ajustadas y menos sobrecargadas por responsabilidades de la maternidad, así como disponen de mayor libertad para ocuparse de otros intereses (Rothberg, 1983; Bender, 1994), lo que amplía sus posibilidades sociales, culturales y laborales futuras”. (Aguilar 2006. página 112).

En este sentido, el autor se refiere a lo que pueden experimentar las mujeres que son madres, en su vida profesional o cualquiera que fuera su situación laboral, al ceder por un tiempo la responsabilidad de sus hijos a sus ex parejas.

También, pueden dedicar tiempo a sí mismas; a aumentar su autoestima, salud en todos los sentidos y la oportunidad de tener mayor vida social, lo cual, puede darles, además, la oportunidad de tener una nueva pareja.

A continuación, un aparte del portal web del Departamento Nacional de Planeación frente a la perspectiva de género:

“Por su parte, el concepto de equidad de género hace referencia a la construcción de relaciones equitativas entre mujeres y hombres -desde sus diferencias-, tanto como a la igualdad de derechos, al reconocimiento de su dignidad como seres humanos y a la valoración equitativa de sus aportes a la sociedad.

Por tanto, esta categoría de análisis permite incluir tanto las inequidades que afectan a las mujeres como las que afectan a los hombres (PND 2006-2010).

Según el Plan Nacional de Desarrollo (PND 2006 – 2010), construir una sociedad más equitativa, humana y justa, supone garantizar la total inclusión de mujeres y hombres en la dinámica social y desarrollar estrategias específicas para que las personas o los grupos de la población que se encuentran en condiciones precarias o en situación de desventaja, puedan mejorar su situación actual. (www.PND.GOV:CO. Consulta de internet. Noviembre 4 de 2008. 11:36 am).
En este sentido, de acuerdo al plan de desarrollo, tanto hombres como mujeres deben ser apoyados si se encuentran en una situación de desventaja, no se menciona específicamente a la familia, pero en lo referente a construir una sociedad más equitativa debe incluirse, pues la familia es un subsistema del sistema social.

Construir equidad entre mujeres y hombres requiere impulsar acciones que compensen o moderen las discriminaciones que afectan a unas y otros; avanzar hacia la igualdad hace necesario introducir, de manera transversal y/o eje conductor, el enfoque de género como categoría de análisis social y como método de identificación y corrección de desigualdades, en las políticas públicas de equidad, y en los planes, programas, proyectos y mecanismos de trabajo de la administración pública”. PND 2006-2010)”.(www.PND.GOV:CO. Consulta de internet. Noviembre 4 de 2008. 11:36 am)

Es importante mencionarlo, ya que para efectos de este trabajo puede ser un aporte significativo para la comprensión frente a los padres que desean compartir la custodia de sus hijos y la forma como institucionalmente puede haber una puerta abierta frente al desarrollo del concepto y actitud frente a la igualdad de derechos entre hombres y mujeres al igual que entre padres y madres, no solamente teniendo en cuenta el ámbito social sino el familiar.

5.4 Familia

La familia es el primer espacio en el cual, el ser humano aprende a relacionarse con el otro y a recibir seguridad y afecto para brindarlo también a los demás, es la primera institución donde se inicia el desarrollo del individuo y de la sociedad. En esa relación existente entre familia y sociedad los cambios que se dan afectan a ambas, todo lo que ocurre en el contexto social afecta al sistema familiar y en la misma medida, todo lo que acontece en el sistema familiar afecta el contexto social.

“A principios del siglo XXI la familia es una realidad fundamental, sustentadora, de la organización social humana, cuya diversificación no es sino la lucha por la adaptación a la pluralidad de circunstancias que las relaciones humanas, el cambio en los valores económicos, sociales, culturales y religiosos, generan”. (Aguilar, 2006, pág 21).

El autor se refiere a la capacidad que tiene la familia de adaptarse a los cambios que van surgiendo en su entorno, aún cuando las personas buscan, actualmente su propio desarrollo personal por encima de lo establecido.

Debido a los cambios que se van generando, surge hoy en día un nuevo padre, distinto al tradicional padre de familia o pater familiae para reivindicar la paternidad y la masculinidad, deseando incluirse en ciertos aspectos del cuidado de los hijos en la cotidianidad como, brindarles abiertamente el afecto, acompañarlos en las tareas escolares, llevarlos al médico, cambiarles el pañal; entre otras funciones, que han sido propias de la mujer o llamadas labores femeninas. De acuerdo con la situación, se empieza a dar una nueva dinámica frente al ejercicio de la parentalidad, hombres y mujeres unidos, más allá de su condición sexual, ejercen la paternidad y la maternidad en la aventura de la co-parentalidad, participando y disfrutando de sus hijos o hijas y al mismo tiempo dándose el espacio para dedicarse a su profesión y a sus nuevas familias, aquellas que son post-divorcio, en las cuales de algún modo tienen un espacio por el hecho de compartir por siempre el patrimonio filial.

A continuación, se mencionarán los efectos de la separación en los niños, niñas y adolescentes y cómo es la convivencia con su padre o madre custodia y su relación con su padre no custodio:

“Durante los dos primeros años posteriores al divorcio los niños tienden a mostrar un aumento de trastornos emocionales y conductuales y una disminución en sus competencias sociales y académicas. Las niñas preadolescentes en general se adaptan rápidamente a su nueva situación cuando viven con su madre, los niños varones continúan exhibiendo conductas disruptivas tales como impulsividad, agresividad, desobediencia y aún conductas antisociales, cuatro a ocho años después. Estas diferencias de género tienden a desaparecer en la adolescencia. En esta edad los hijos de padres divorciados de ambos sexos son menos competentes desde el punto de vista social, más agresivos, trasgresores de normas, más sexualmente activos, más consumidores de alcohol y drogas y más proclives a ser dependientes”. (Montenegro 2002. pág 42).

El autor afirma que se han hecho estudios en los cuales se ha encontrado que si el niño o la niña viven con el padre de su mismo sexo pueden adaptarse más fácilmente a su nuevo estilo de vida, de lo contrario son más vulnerables a las conductas anteriormente mencionadas ¿Será así en todos los casos o habría que tener en cuenta las particularidades de cada caso y de cada familia? También hace mención a que el impacto es mayor para los adolescentes que para los niños, pero tienden a entender más fácil las razones por las cuales sus padres se separan. De todas formas, todo depende del uso del apoyo extrafamiliar y de las redes de apoyo con las que se cuenta, igualmente de la edad en el momento de la separación y el estrés que pueda causar el pertenecer a una familia monoparental, simultánea o reconstituida.

“Arts.9.3: “Los Estados Partes respetarán el derecho del niño, que esté separado de uno o de ambos padres, a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos padres de modo regular, salvo si ello es contrario al interés superior del niño”.

18.1: “Los Estados Partes pondrán el máximo empeño en garantizar el reconocimiento del principio de que ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y el desarrollo del niño. Incumbirá a los padres o, en su caso, a los representantes legales la responsabilidad primordial de la crianza y del desarrollo del niño. Su preocupación fundamental será el interés superior del niño”. (Extraído el 13 de septiembre de 2008 desde http/www.padresporsiempre.com/. Convención sobre los derechos del niño. Consultado en octubre 1 de 2008).

Los hijos de padres separados, siempre añoran haber tenido una familia “norma Sigue leyendo

Padre sólo hay uno (Caretas Nº 2057)

En la publicación del día jueves 11 de diciembre de 2008 salió un reportaje en el cual detalla la historia de la tenencia compartida tanto a nivel de ley como a nivel de las luchas de los padres respecto de sus hijos.

Hay tres entrevistas. A quien escribe este blog, a un psicólogo y a la congresista Luisa María Cuculiza (nuevamente mil gracias).

La nota detalla entre otras cosas los aspectos generales de la tenencia compartida y cómo puede afectar a los padres.

Sin embargo, hay una nota que provoca seguir: las denuncias contra María Rentería (18 JEFL)

Como esta jueza (dónde habrá estudiado) es casi similar a la gran mayoría de juezas de familia de Lima, Callao y Lima Norte, esto es alienadas con la teoría de género.

Paradójicamente las juezas de familia de provincias no piensan igual y son más prácticas, en particular porque aprovechan mejor los plazos de notificación y se pueden “enterar” de los hechos de manera más rápida y eficiente.

De similar tendencia son las magistradas de segundo nivel (apelación) aunque a veces se les escapa su línea de interpretación sexista y machista (sí machista)

Luego de esta nota se publicará un espacio para DENUNCIAR A TODAS LAS JUEZAS DE FAMILIA. Al demonio, vamos a luchar para que no pasen los procesos de ratificación y que las boten del Poder Judicial por ineficientes, por malévolas y por idiotas (la gran mayoría)

MBT Sigue leyendo

Pareja de lesbianas gana legalmente el derecho a ser madres biológicas de su hijo

El Comercio| Una de ellas aportará los genes y la otra la gestación. Sin embargo, la participación de un padre sigue siendo necesaria en la reproducción

Madrid (Agencias).- Una pareja de lesbianas que lo había solicitado de forma oficial podrá tener en España un bebé del que ambas serán madres biológicas, una como gestante y la otra aportando sus genes.

Para ello, sólo será necesario fertilizar un óvulo de una de ellas con esperma de un donante anónimo e implantar el embrión resultante en el útero de la otra mamá. A muchos quizá les parecerá otro milagro científico, pero es nada menos que un avance social.

La pareja manifestó en una solicitud oficial su deseo de tener un hijo del que ambas fueran madres biológicas, para lo que adujeron un vacío legal en la Ley de Reproducción Humana Asistida, de 2006, que discrimina los derechos de las parejas de mujeres homosexuales respecto a las parejas heterosexuales.

La petición de la pareja fue discutida a principios de diciembre por la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida órgano consultivo dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, informa Público.

Este organismo dio la razón a las dos futuras madres, al dictaminar que no existe ningún impedimento legal para que las técnicas de reproducción asistida puedan ser utilizadas por parejas homosexuales de mujeres.

A juicio de la Comisión, dado que esta ley autoriza la donación de gametos del marido a la mujer, de igual manera debe autorizarse entre personas del mismo sexo unidas por vínculo matrimonial o relación de afectividad análoga a la conyugal.

La resolución del Consejo beneficiará no sólo a las dos mujeres, sino también a cualquier otra pareja de lesbianas que desee lo mismo, dado que la argumentación jurídica proporcionada por los expertos no deja margen a interpretaciones.

Tras un largo e intenso debate en el que participó la práctica totalidad de los 27 miembros presentes, la decisión se tomó por mayoría. La resolución, no vinculante, será enviada próximamente a las consejerías de sanidad de todas las comunidades autónomas, para que la tengan en cuenta en caso de recibir una solicitud de este tipo de intervención.

La participación de un padre biológico sigue siendo necesaria en este caso, pero deberá seguir siendo anónimo. Una de las condiciones que establece la legislación para que una fecundación in vitro pueda aprobarse es que el donante de los gametos masculinos, cuando no es el marido de la madre, proceda de un banco de semen.

Sigue leyendo

Perú lidera a nivel mundial las intenciones de contratación de personal (parece ilógico, pero es cierto)

La República

Según la última encuesta de Manpower, para el periodo comprendido entre los meses de enero a marzo del 2009, los empleadores peruanos, siguen actuando con ánimo positivo en seguir contratando personal.

La empresa Manpower informó que pese a los ruidos que genera la crisis financiera en el mundo.

En esta oportunidad se muestran más cautelosos con relación a trimestres anteriores en sus expectativas para este primer trimestre del 2009. La Tendencia Neta del Empleo de +24% registrada en Perú para el primer trimestre del año entrante ubica al país en primer lugar en intenciones de contratación de personal en el mundo y lidera la encuesta seguida de Costa Rica e India, ambas con Tendencias Netas de +19% y +18% respectivamente.

“Los empleadores peruanos se muestran más confiados que la mayoría de los países y territorios que participan en la Encuesta de Expectativas del Empleo Manpower, debido a que saben que Perú -frente a la crisis financiera mundial- se ha convertido en uno de los países más atractivos para las inversiones debido a nuestra estabilidad económica, el crecimiento de la industria y de servicios entre otros sectores; y la confianza manifestada por el Gobierno para desarrollar más proyectos y acuerdos de libre comercio en todo el mundo”, afirmó Felipe Aguirre, Gerente General de Manpower en el Perú.

A los empleadores peruanos entrevistados se les preguntó acerca de sus intenciones de contratación para los próximos tres meses del año entrante. Acorde con los 712 empleadores de la muestra, un 30 por ciento manifestaron que prevén incorporar más personal en sus organizaciones, en contraste con un 6 por ciento de los mismos que manifestó que reduciría sus plantillas de personal. Un 64 por ciento de la muestra se mostró conservador y no haría cambios.

Los empleadores de la Región Lambayeque y la Región Piura son los más optimistas en la encuesta con una cifra de +59% y 37% respectivamente. Ambas regiones presentan una recuperación en sus expectativas de contratación de 21 y 30 puntos porcentuales más que el trimestre anterior.

La Región Lima ocupa el tercer lugar en el optimismo de las regiones con un +35% mostrando una desaceleración de 12% frente al periodo octubre-diciembre 2008. La menos optimista es la Región Junín con un +9% de Tendencia Neta. A nivel general, los empleadores de las ocho regiones muestran positivas intenciones de contratación siendo el norte el que muestra una notable y muy positiva intención de sus empleadores de seguir contratando gente.

Entre los sectores económicos a los que se refiere la presente encuesta, continua alcanzando el más alto porcentaje el Sector de Banca/Finanzas/Seguros y Bienes Raíces, cuyos empleadores -pese a mostrar una desaceleración- siguen con optimismo en sus planes de incorporar personal para el primer trimestre del próximo año, con una Tendencia Neta +46%, seguido por el Sector de Transporte y Servicios Públicos con una Tendencia Neta +30%.

En el caso del Sector Minería y Construcción se presenta una notable desaceleración en sus intenciones de contratación con una Tendencia Neta +27%, la cual es 18 puntos porcentuales menor que la reportada el trimestre pasado, y su resultado refleja la mayor cautela que adoptan los empleadores de este sector pese a su notable dinamismo alcanzado en los 9 últimos trimestres.

“El Sector Minero es significativamente el que mayor impacto ha sentido desde la generación de la actual crisis. La caída de las cotizaciones de los minerales e hidrocarburos ha obligado a replantear sus inversiones previstas para los próximos meses, deteniendo algunos proyectos que estuvieron listos de iniciarse, repercutiendo indudablemente en las oportunidades de empleo”, añadió Felipe Aguirre

Analizando los Sectores económicos de Manufactura y Servicios, estos alcanzan una Tendencia Neta de +24% y de +23% respectivamente, cifras muy cercanas a las alcanzadas en el trimestre anterior y que reflejan un equilibrio en su nivel de demanda. El Sector Comercio muestra una Tendencia Neta de +17%, mientras que el Sector Administración Pública y Educación presenta una Tendencia Neta de +16% que es consistente con el inicio del periodo vacacional de comienzo de año, confirmando un aspecto estacional de sus niveles de empleabilidad. Finalmente, el Sector Agricultura y Pesca logra una Tendencia Neta de +15% que refleja una mayor prudencia en sus planes de contratación, pero que no significa que haya limitado aún sus niveles de producción y comercialización de sus productos.

“A pesar que Perú logra el índice más alto a nivel mundial en intenciones de contratación por parte de los empleadores peruanos, es notorio que casi la mayoría de los países analizados en la muestra, incluido el Perú, han reducido de manera importante sus intenciones de contratación para el trimestre que se avecina”, enfatizó Aguirre.

Para el primer trimestre del año 2009, Costa Rica es el país del Continente que se ubica segundo en el mundo en intenciones de contratación reflejados en una Tendencia Neta de +19%. Le siguen Canadá con +18%, Colombia con +16%, EEUU con +10%. Cierran la tabla Argentina con +8%, Guatemala con +7% y México, que presenta la cifra más baja de la región con una Tendencia Neta +1%.

A nivel mundial las expectativas las lidera Perú con +24% le sigue Costa Rica con +19% y ocupa un tercer lugar la India con 18%, este último país que alcanzara en el cuarto trimestre del año 2008 una Tendencia Neta de +48% en sus intenciones de contratación ahora para el primer trimestre del 2009 bajan sus intenciones de generar empleo en 30 puntos porcentuales.

El más bajo índice registrado en expectativas de empleo para este periodo se reportó en Singapur, quienes han reflejado un histórico -31% de Tendencia Neta, seguidos de Irlanda con -12%, España e Italia que alcanzan ambas una Tendencia Neta idéntica: -9%.

La próxima edición de la Encuesta de Expectativas del Empleo Manpower se llevará a cabo el martes 10 de marzo próximo, cuando se revelen los resultados de las intenciones de los empleadores para el segundo trimestre del año 2009.

Sigue leyendo

televisan suicidio asistido (“right to die”)

Polémica en Reino Unido por documental que muestra suicidio asistido

‘Right to die’ muestra las últimas horas y la muerte de un docente universitario que se quitó la vida con ayuda de la organización suiza Dignitas

Londres (DPA) – La emisión prevista esta noche de un documental en la televisión británica que mostrará por primera vez a un público de millones de personas un suicidio asistido está generando polémica en el Reino Unido.

El documental “Right to die” (Derecho a morir) muestra las últimas horas y la muerte del ex profesor universitario estadounidense Craig Ewert. El hombre, de 59 años, se quitó la vida en septiembre de 2006 con ayuda de la controvertida organización suiza Dignitas.

El canal de televisión Sky Real Lives tiene previsto emitir la película del ganador de un Oscar John Zaritsky esta noche a las 21:00 hora local.

Los organismos que controlan los medios británicos y organizaciones que se oponen a la eutanasia ya lo criticaron duramente.

Ewert padecía una enfermedad neuronal degenerativa incurable, que llevaba progresivamente a la paralización del cuerpo y que, según los médicos, conduce a la muerte en entre dos a cinco años.

Cuando la evolución de la enfermedad comenzó a acelerarse, el hombre decidió suicidarse en una clínica de Dignitas en Zúrich. Allí, recibió un vaso con una dosis mortal de un somnífero, que ingirió con ayuda de una pajita.

Dado que sus brazos ya estaban paralizados, a continuación accionó con la boca un reloj con temporizador, que desactivó la respiración asistida 45 minutos después. Mientras moría, la cámara continuó grabando.

“Si hubiera estado completamente paralizado y no hubiera podido hablar, ¿cómo le hubiera podido decir a alguien que sufro? Habría sido un infierno”, dijo Ewert antes de su muerte a la cámara. “De haberme decidido por la vida, me habría decidido por la tortura”.

La esposa de Ewert, Mary, que acompañó a su marido en las últimas horas, defendió el documental. “Si la muerte es privada y se esconde, las personas no se enfrentan a sus preocupaciones al respecto. Craig era un maestro. Y se pudde decir que hizo esta película como maestro”.

Expertos mediáticos criticaron la película. “Los informadores deberían ser objetivos. De lo contrario, influyen en la opinión pública o inducen a otros sufrientes a los mismos pasos”, dijo el director del organismo británico de control de medios, John Beyer.

Dominica Roberts, de la organización “Alianza por la vida”, señaló: “Es triste y peligroso mostrar algo así en la televisión”.

La jefa de la cadena, Barbara Gibbon, defendió el documetal. “El tema afecta a cada vez más personas y este documental da una visión informativa, fácilmente comprensible e instructiva”, aseguró.
Sigue leyendo

Al fin expectorarán a Gustavo Espinoza del Congreso (al fin!!!)

Admiten la denuncia constitucional contra el legislador Gustavo Espinoza por el Caso Donayre

La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso declaró procedente por haber enviado a sus pares chilenos el enlace de Internet con el video del general EP

(Andina).- La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso aprobó declarar procedente la denuncia presentada contra el parlamentario Gustavo Espinoza, por haber enviado a Chile el video con las expresiones privadas del ex comandante general del Ejército, Edwin Donayre, respecto a los chilenos.

El legislador del Partido Nacionalista, Cayo Galindo, explicó que el grupo de trabajo tomó la decisión porque el congresista Espinoza incurrió en infracción a la Constitución, pues en ésta se establece que todo peruano debe proteger los intereses nacionales y promover la integración con los países vecinos.

“Frente a los desafortunados comentarios del general EP Edwin Donayre se conoció una actitud poco feliz de un ciudadano peruano e investido por el Congreso, de propalar las expresiones de Donayre ante el país vecino y con ello, desequilibrar las relaciones cordiales con un país con el cual tenemos un diferendo limítrofe”, precisó Galindo en declaraciones a la emisora radial RPP.

El legislador detalló que en adelante la Comisión Permanente del Congreso se encargará de solicitar un plazo de quince días, para escuchar a los demandantes y al demandado.

En la denuncia formulada por los congresistas Edgar Nuñez y Luis Giampietri, se indica que la intención de Espinoza, al enviar a 50 congresistas chilenos el enlace de Internet con el video de Donayre, fue enfrentar al Perú y Chile.

Con ello, indica, se configura una violación a su deber de promover la integración latinoamericana, puntualmente con el vecino país del sur.

La denuncia se basó en las declaraciones de Espinoza quien indicó que un militar de alta graduación le escribió la semana pasada un correo electrónico, adjuntando un blog que alojaba las imágenes del comandante general en una reunión familiar y privada emitiendo expresiones antichilenas.

Espinoza ya tiene en su haber una suspensión por haber grabado subrepticiamente una conversación privada con el legislador Carlos Torres Caro y con el actual presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén.

Las expresiones de Donayre causaron la molestia del Gobierno de Chile que exigió la destitución inmediata del militar para el reestablecimiento normal de las relaciones bilaterales. Ante ello, el presidente Alan García respondió afirmando que el Perú no acepta órdenes ni presiones de ningún país extranjero.

Sigue leyendo

Avendaño: ‘El Poder Judicial es muy débil’

El Comercio| Jurista afirma que propuesta para convertir el TC en una sala de la Corte Suprema solo causará conflictos

Por Gino Piaggio Valdez

A raíz de las desavenencias que han caracterizado al Tribunal Constitucional (TC) en los últimos días, el presidente del Poder Judicial, Javier Villa Stein, propuso que ese órgano de control de la constitucionalidad se convierta en una sala de la Corte Suprema. Sin embargo, han sido varios los juristas que se han opuesto a esa idea, uno de ellos es Jorge Avendaño, quien este viernes será homenajeado por la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos.

¿Está de acuerdo con la propuesta de convertir el TC en una sala de la Corte Suprema?
No, ni hablar. Eso ya ocurrió en el pasado. Antes de que hubiese un TC, incluso antes de que hubiese un Tribunal de Garantías Constitucionales, una sala de la Corte Suprema se ocupaba del control de la constitucionalidad, y eso no funcionó nada bien. Hoy en día, la tendencia en el mundo es que funcionen tribunales constitucionales. Tomemos como ejemplo España, Italia y Alemania.

¿Por qué cree que lo propuesto por Villa Stein no daría buenos resultados?
Es simple. El Poder Judicial ya tiene suficientes problemas propios como para ocuparse también de los del TC. Este órgano de control resuelve cerca de 10 mil causas al año. Si la Corte Suprema no sabe qué hacer para reducir su trabajo ¿cómo de la noche a la mañana, se va a ocupar de 10 mil causas más al año? No tiene sentido. La sobrecarga sería abrumadora.

¿Entonces, podemos decir que el Poder Judicial no está en condiciones o no podría asumir esa responsabilidad?
Exacto. A pesar de los esfuerzos que sus miembros han hecho, el Poder Judicial siempre ha sido muy débil, ha sido la Cenicienta. No tiene dinero ni recursos suficientes. El Poder Ejecutivo y el Legislativo siempre lo han tratado como si fuera el hijo pobre. Bajo esas circunstancias, no puede asumir un rol tan trascendental como el que cumple el TC. Este órgano de control nos defiende a todos los ciudadanos cuando luchamos contra el Estado, la injusticia y la violación de los derechos constitucionales. Por eso, es indispensable que se mantenga aparte.

¿Cree que se podrían generar conflictos entre el Poder Judicial y los demás poderes del Estado si la conversión del TC ocurre?
Definitivamente. Hay que recordar que la tarea constitucional no solo es legal, sino también política. El TC juega, indudablemente, un rol político, porque hay mucha proximidad entre este tema y lo constitucional. Dicho esto, pongámonos en el supuesto de que la conversión ocurra. Se pueden generar conflictos terribles entre el Poder Judicial y los demás poderes. Recordemos que este poder no puede enfrentarse a los políticos, es decir, al Ejecutivo y al Legislativo, porque depende de ambos para la aprobación de su presupuesto anual. Entonces, si el órgano judicial empieza a declarar inconstitucionales algunas de las leyes que se emitan en el Congreso, y esto no le gusta a los políticos, podría quedarse sin ayuda y dinero.

¿Qué le recomienda a los magistrados del TC?
Les recomiendo que se amisten y dejen de pelearse como niños. Deben ponerse de acuerdo si es que no quieren seguir dando un mal ejemplo a la nación.

Távara y Gutiérrez también se oponen
El saliente presidente del Poder Judicial, Francisco Távara, dijo que la propuesta de su sucesor, Javier Villa Stein, para que el Tribunal Constitucional (TC) se convierta en una sala de la Corte Suprema, alimenta las confrontaciones y pone en juego la democracia.

“El TC debe tener un mayor autocontrol y no caer en excesos. Un ejemplo de eso sería elegir de manera natural a su nuevo presidente”, comentó.

Por su parte, el decano del Colegio de Abogados de Lima (CAL), Walter Gutiérrez, coincidió con Távara y señaló que la propuesta de Villa Stein “es un grave error y un retroceso en el sistema de justicia nacional”.

“El Poder Judicial atraviesa una dura crisis, y en tales condiciones, es muy difícil que se haga cargo de la jurisdicción constitucional. Además, no se puede proponer la desaparición de una institución que ha sido beneficiosa para la justicia nacional. En lugar de destruir instituciones, hagamos que estas funcionen. Ese es el reto a asumir”, concluyó.

LA FICHA
Nombre: Jorge Avendaño.
Profesión: Abogado.
Labor: Socio fundador del estudio jurídico Jorge Avendaño V.
Experiencia: Ex decano de la facultad de derecho de la Universidad Católica. Ex decano del Colegio de Abogados. Ex congresista de la República.

Sigue leyendo

PJ aprovecha crisis del TC: piden que TC se autocontrole

Francisco Távara pide mayor autocontrol al Tribunal Constitucional

El presidente saliente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Távara, pidió al Tribunal Constitucional ejercer un mayor autocontrol y así no caer en excesos durante el cumplimiento de sus funciones.

Dijo que esta institución tuvo sentencias muy interesantes, pero al mismo tiempo emitió otras que generaron controversias.
Respecto a la propuesta de su sucesor, Javier Villa Stein, para que el TC forme parte del Poder Judicial, Távara llamó a no alimentar mayores confrontaciones, porque está en juego la democracia.

“Hay que pedirle al tribunal más autocontrol, no caer en excesos. Un ejemplo es elegir de manera natural a su nuevo presidente. No hay que alimentar confrontaciones porque se está construyendo democracia y a veces estas polémicas no hacen bien a ese objetivo”, indicó.

Por otro lado, calificó de exageradas las críticas contra la labor que desempeña el Poder Judicial, al rechazar que exista una corrupción institucionalizada. Por ello, puntualizó que la Oficina de Control de la Magistratura ha detectado ciertas manifestaciones de actos de corrupción, lo cual ha sido sancionado. (Con información de Andina)

Sigue leyendo

Ceviche peruano record mundial (lo demás es imitación)

Perú recuperó el récord mundial del ceviche más grande del mundo

La preparación de este platillo se realizó en el Callao y se emplearon cerca de siete toneladas de pescado, tres de limón y más de dos de cebolla. Más de 400 chefs participaron en la elaboración de este plato.

Más de cinco mil personas acudieron al Coliseo Miguel Grau del Callao para degustar el ceviche más grande del planeta. (Reuters).
El ceviche más grande del mundo es peruano. Más de 400 chefs nacionales se unieron en el Coliseo Miguel Grau del Callao para recuperar la marca mundial del Récord Guinness, que fue conquistada por México en el año 2005.

Se emplearon cerca de siete toneladas de pescado, tres de limón, dos y media de cebolla, 200 kilogramos de sal y ají limo para su preparación. El ceviche fue preparado en 14 fuentes de casi dos metros y medio de largo por 90 centímetros colocadas de forma consecutiva, que hicieron una enorme fuente de cerca de 50 metros de largo, según informó la agencia Andina.

Este proyecto estuvo a cargo de la Sociedad Peruana “Ceviche más grande del Perú”, la Asociación de Restauradores Marinos y Afines del Perú (ARMAP) y el Gobierno Regional del Callao.

Más de cincuenta restaurantes, siete escuelas gastronómicas, algunas de las cuales llegaron de Tacna, y más de 180 estudiantes hicieron realidad este record.

El enviado de The Guinness World Records, Carlos Martínez, verificó todo el proceso de preparación desde el fileteado del pescado hasta la extracción del jugo de limón, así como el peso exacto del ceviche.

Más de cinco mil personas acudieron al Coliseo Miguel Grau del Callao para degustar el ceviche más grande del planeta.
Sigue leyendo