Archivo por meses: septiembre 2008

El profesor de gobernabilidad (Garrido Lecca) que no sabe gobernar: contrata a personal despedido de otros lados

[Visto: 1459 veces]

Garrido Lecca contrató a empleado despedido por irregularidades
Cornejo lo retiró del mismo cargo en Vivienda por mal manejo del concurso para instalar 1,200 módulos de viviendas temporales en Pisco.

Inés Flores. La República

Se expone. Aunque en este caso también trata de responsabilizar de un error a otros funcionarios, el ministro Garrido Lecca debe explicaciones por contrataciones.

Un funcionario que había sido despedido por ser responsable de malos manejos que afectaron a las víctimas del terremoto de agosto del 2007, fue contratado por el ministro Hernán Garrido Lecca.

Se trata de Edmundo Esquivel Vila, actual director de la Oficina General de Administración (OGA) del Ministerio de Salud, pese a que en enero fue separado de ese mismo cargo en Vivienda y Construcción por cometer irregularidades en el concurso para instalar módulos de viviendas temporales en Pisco.

La información fue difundida por el blog pepitas.com, y confrontada por este diario.

Consultado al respecto, el ministro de Salud, Hernán Garrido Lecca, primero vinculó la denuncia a los médicos en huelga, y luego se exoneró de toda responsabilidad.

“Que responda la secretaria general del Ministerio, Cristina Reyes. Ella hizo las contrataciones y debió revisar los expedientes. Ella es cuidadosa, está haciendo bien las cosas. Yo respondo por ella”, subrayó.

DEBE RENDIR CUENTAS

Sin embargo, el despido de Esquivel de Vivienda fue sustentado por una declaración pública que hizo en ese entonces el actual titular de este portafolio, Enrique Cornejo, en cuanto “no se tuvieron los cuidados más adecuados en la verificación de la información de las empresas” ganadoras de la licitación para instalar 1,200 módulos de viviendas temporales en Pisco. Esto porque se detectó que una de las empresas no contaba con la idoneidad y la experiencia necesarias para las labores de reconstrucción.

Incluso Cornejo señaló, a fines de enero, que Esquivel “tenía que rendir cuentas” ante la comisión especial de la Contraloría de la República que se encargó de indagar ese caso.

La República intentó infructuosamente comunicarse con el ministro Cornejo.

Consultado por este diario, el contralor Genaro Matute informó que en la investigación se encontraron irregularidades en tales adjudicaciones, por eso remitió el informe respectivo a la Fiscalía de la Nación. Allí se detectaron responsabilidades por el lado de la Municipalidad de Pisco y del Ministerio de Vivienda y Construcción.

“No puede contratarse para construir viviendas temporales a una empresa que nunca ha trabajado en construcción, y se contrate a otra empresa que vende verduras”, anotó Matute para graficar la magnitud de la irregularidad detectada.

Por no tener documentos a la mano–era Domingo y estaba en su casa–, Matute no pudo corroborar si Esquivel ha sido incluido en el proceso, pero sí comentó la posibilidad de que este funcionario haya sido investigado por la Oficina de Control Interno del Ministerio de Vivienda; y, quizá por esa razón, agregó, “sienten que está involucrado y lo retiraron del cargo”.

En todo caso, la situación de Esquivel no es clara en el problema de las licitaciones, no tanto por su participación directa, sino por su responsabilidad como director general de la OGA.

No tiene proceso administrativo

La secretaria general del Ministerio de Salud, Claudia Reyes, salió en defensa de Edmundo Esquivel. Dijo que al momento de contratarlo, hecho ocurrido los primeros días del presente mes, no tenía ningún proceso administrativo en curso. “Él me ha informado que no ha sido requerido para ninguna investigación ni en la Contraloría ni en el Ministerio”, aseguró la funcionaria, quien no dudó en señalar que detrás de la denuncia “hay una campaña de desprestigio contra el Ministerio de Salud”.

Además de Esquivel, el ministro Garrido Lecca ha llevado a Salud a los siguientes ex funcionarios de Vivienda: la misma Claudia Reyes, secretaria general; Rosa Prieto, en el cargo de directora ejecutiva de Logística; y Jesús Vidalón Orellana como jefe del gabinete de asesores del Ministerio de Salud

Sigue leyendo

Defensoría del Pueblo considera que ley afecta su autonomía (porque obligan a ejecutar acciones cuando antes tenía solo discrecionalidad)

[Visto: 9208 veces]

El Comercio | Organismo autónomo considera que la Ley 28996 le obliga a presentar acciones de inconstitucionalidad

La Defensoría del Pueblo presentó el último viernes una demanda de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional contra el artículo tercero de la Ley 28996, Ley de Eliminación de Sobrecostos, Trabas y Restricciones a la Inversión Privada. Esto por considerar que la norma la obliga, precisamente, a presentar acciones de inconstitucionalidad.

La defensoría considera que esa es una facultad que tiene de acuerdo con su autonomía y no una obligación, según la Constitución.

El cuestionado artículo señala que “el Indecopi podrá interponer una demanda de acción popular contra barreras burocráticas contenidas en decretos supremos (…) y con el mismo propósito, acudir a la Defensoría del Pueblo para que se interponga la demanda de inconstitucionalidad”.

La institución que dirige Beatriz Merino considera que la cuestionada ley altera sus funciones, pues las acciones de inconstitucionalidad deben tener uso justificado y solo cuando se estime conveniente.

Sigue leyendo

Con sólo DNI se puede viajar a nueve países

[Visto: 86684 veces]

Expreso

Así se consolida proceso de integración regional
Una buena noticia para todos. Gracias a que recientemente se ha ratificado el Acuerdo sobre Documentos de Viaje de los Estados Partes del Mercado Común del Sur (Mercosur) y Estados Asociados, los peruanos pueden visitar nueve países de la región con la sola presentación de su Documento Nacional de Identidad (DNI). En efecto, según el Decreto Supremo N° 030-2008-RE, publicado el último miércoles en el diario El Peruano, se rehabilitó el tránsito de personas (nacionales o extranjeras) a cualquier país parte del Mercosur, como Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, además de los Estados Asociados tales como Perú, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Venezuela.La ratificación, de acuerdo a la disposición legal, responde al deseo de las naciones integrantes del Mercosur en el sentido de profundizar las relaciones entre sí y de esa manera avanzar en medidas contundentes que permitan consolidar el proceso de integración regional.Para el caso de los peruanos, el DNI es reconocido como documento válido para transitar por cualquier país del Mercosur, situación que a todas luces es de gran importancia porque además de ofrecer la facilidad de sólo viajar con DNI, permite incrementar el flujo turístico del Perú con esas naciones

Otro beneficio
En el ámbito aerocomercial, igualmente, la medida contribuye –fundamentalmente– al crecimiento del sector porque directamente facilita el tránsito de pasajeros a nivel regional, así como reduce costos y tiempo de trámites, lo que a su vez eleva el interés del turismo nacional e internacional.

El dato
Los objetivos del Mercosur son ampliar las escalas de producción e incrementar la competitividad mediante la especialización y la complementación regional.
Sigue leyendo

El Contralor justifica gastos operativos de otorongos (para que hacerse lio si ya está de salida)

[Visto: 1610 veces]

Matute defiende reserva de información sobre gastos de legisladores

Precisó que mientras esté en vigencia una regla de funcionamiento en el proceso de investigación esta se impone

(elcomercio.com.pe).- El contralor Genaro Matute, defendió hoy la intangibilidad que tiene la información que maneja el órgano autónomo que dirige respecto a los gastos operativos de los legisladores, que se encuentra investigando.

Matute argumentó en RPP noticias que es la contraloría la depositaria de la información que se le alcanza y que, durante el proceso de investigación, dicha información tienen carácter de intangibilidad a fin de que sea cautelada.

Recordó que durante la investigación en torno al contrato de concesión de la obra de la vía expresa del Callao se perdió información que la contraloría requería.

Por ello el contralor aclaró que no tiene ningún problema en que esa información se comparta con la opinión pública para reforzar el control ciudadano con sus autoridades, pero precisó que mientras esté en vigencia una regla de funcionamiento en el proceso de investigación (de intangibilidad de la información) “es esa la regla la que se impone”.

Sigue leyendo

Velásquez: ‘Hay indicios de delito en el Caso Canchaya’

[Visto: 1098 veces]

Fiscal de la Nación apunta que el Congreso debe saber distinguir lo ilegal de lo inmoral
El Comercio

El presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén, afirmó ayer que la denuncia contra la desaforada legisladora Elsa Canchaya mostró indicios más que suficientes sobre el delito de contratación irregular. Sin embargo, dijo que será el Poder Judicial el que determine si hay responsabilidades de este tipo.

Agregó que no entrará en contradicciones de carácter jurídico con el fiscal que ve el caso, Tomás Gálvez, quien consideró que Canchaya no cometió ilícito penal en el nombramiento de su empleada de hogar como asesora de su despacho. “No comparto su opinión y solo queda esperar la decisión final del Poder Judicial, que nos guste o no debe ser aceptada”, aclaró.

En tanto, la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, defendió la resolución emitida por el fiscal Gálvez y reiteró su preocupación por la existencia de errores en la calificación de los delitos planteados dentro de las acusaciones constitucionales del Parlamento.

“El Congreso debería revisar la norma constitucional que impone al Ministerio Público el deber de actuar de acuerdo a los cargos que se establezcan dentro de las acusaciones constitucionales emitidas por este poder del Estado (…) Hay que saber distinguir entre lo que es ilegal y lo que es inmoral”, opinó.

UBILLÚS DESCARTA ERRORES
Sin embargo, el procurador del Poder Legislativo, Julio Ubillús, confió en que el Poder Judicial continuará el proceso penal contra Canchaya, al descartar que la denuncia en su contra haya sido mal tipificada.

Añadió que también continúa en trámite la denuncia contra el fiscal Gálvez, quien opinó que Canchaya no podía ser procesada por el delito de nombramiento ilegal, por prevaricato y retardo y omisión de funciones.

Según Ubillús, resulta “poco serio” que el fiscal se pronuncie así sin haber leído el cuadernillo principal del caso, tal como lo reconociera él mismo el miércoles.

Mencionó que la Ley 28175 o Ley Marco del Empleo Público establece en su artículo 4 que el empleado de confianza que desempeña cargo técnico o político es nombrado o removido por quien tiene a su cargo el rol de empleador en el Parlamento. Asimismo, que el artículo 5 del Reglamento Interno del Congreso precisa que el ingreso del personal de confianza de los legisladores es por designación directa del congresista.

EL DATO
Piden procesarla
El congresista Víctor Mayorga (PNP) consideró que Elsa Canchaya merece ser procesada penalmente por ser la única responsable de la contratación irregular de su empleada y pidió al Poder Judicial no ceder ante la impunidad.
Sigue leyendo

El Perú e Israel suscriben un acuerdo sobre supresión de visas

[Visto: 868 veces]

Con el objetivo de incrementar el turismo bilateral y el intercambio cultural, científico y académico

(Andina).- Perú e Israel suscribieron esta tarde un Acuerdo de supresión de visas que facilitará el acercamiento de los ciudadanos de ambos países con el objetivo de alentar un incremento significativo del turismo bilateral y el intercambio cultural, científico y académico.

El acuerdo fue suscrito por el Viceministro Secretario General de Relaciones Exteriores, Gonzalo Gutiérrez, y por el embajador del Estado de Israel en Lima, Walid Manssur.

Es la primera vez en muchos años que un país desarrollado como Israel pacta este beneficio con el Perú, lo que demuestra la buena imagen y confianza que proyecta actualmente nuestro país al mundo.

La Cancillería israelí ofreció agilizar todos los trámites necesarios de intercambio de información acerca de los documentos de viaje vigentes en ambos países.

Asimismo, informar a las autoridades migratorias de Perú e Israel, así como a las líneas aéreas y otras empresas de transporte de pasajeros el contenido de este acuerdo, que pone en evidencia el buen nivel de las relaciones bilaterales.

Sigue leyendo

Buscan frenar fraudes laborales con SNP y services

[Visto: 1493 veces]

Frenan encubrimientos de malas prácticas laborales de empresas tercerizadoras

Inspección laboral del Ministerio de Trabajo. Foto: ANDINA/ Victor Palomino Gómez

(ANDINA).- El nuevo reglamento sobre tercerización frenará el encubrimiento de las malas prácticas laborales y, en especial, poner en evidencia los casos en que haya las denominadas “empresas de papel”, las cuales carecen de autonomía técnica y sólo ofrecen provisión de personal, pero que aparenta ser una empresa tercerizadora sin realizar el proceso productivo que se le ha encargado.

Así lo afirmó el viceministro de Trabajo, Jorge Villasante, al explicar las innovaciones del DS Nº 006-2008-TR, que reglamenta la Ley 29245 y el D. Leg. 1038, referidos a los servicios de tercerización laboral.

En este contexto, la autoridad remarcó que este reglamento cumple con precisar los supuestos de desnaturalización del régimen como la ausencia de autonomía empresarial, cuando los trabajadores desplazados por la empresa tercerizadora estén subordinados a la principal y si continúa la prestación de los servicios después de transcurridos 30 días calendario desde la cancelación del registro.

En estos casos, la empresa principal será el empleador del trabajador desplazado.

“Se determina además que debe existir un análisis razonado, en conjunto, de los requisitos y elementos característicos de la tercerización señalados en la ley. Otro aspecto es que efectivamente la inspección determinará si los trabajadores de la empresa tercerizadora están bajo la subordinación de la empresa principal. Si esto se comprueba, se considera una desnaturalización de la tercerización”, comentó Villasante.

Reglas
El viceministro igualmente remarcó que un aspecto fundamental para las empresas tercerizadoras será acreditar un específico dominio, por ejemplo, de los equipos con los cuales ejecutará el proceso productivo para el cual se ha contratado sus servicios. “Es decir, las empresas que tercerizan servicios deben contar con autonomía económica y técnica para dirigir sus procesos por sus propios medios”.

Villasante aclaró también que el reglamento no desnaturaliza la norma marco, sino que sólo desarrolla aquellos temas fundamentales que requería mayor precisión.
Entre ellos, citó a los elementos característicos de la pluralidad de clientes. “Aquí debemos considerar que se puede exigir aquello que es razonable. Si en el mercado, por ejemplo, no existen más empresas que requieran servicios determinados, yo no podría exigir pluralidad de clientes, ¿verdad? Hay algunas actividades en que de repente no es posible que más empresas demanden determinados servicios y en cuya situación podrá darse el caso de un proveedor único. En esa circunstancia, es posible prescindir del requisito de la pluralidad de clientes”.

Resaltó asimismo que el reglamento considera a las mype, al establecer que no es un indicio a valorar cuando las empresas tercerizadoras están en este régimen. “Hay quienes en algún momento creyeron que una mype no podía ser tercerizadora, pero sí lo pueden hacer y pueden ofrecer sus servicios a la pequeña, mediana o gran empresa”.

Restringen ámbito de aplicación
Una precisión importante del nuevo reglamento es la de restringir el ámbito de aplicación de la tercerización a las actividades principales de las empresas definidas como tales por las normas de intermediación, afirmó el laboralista Jorge Luis Acevedo.
Con ello, añadió, se restringe el tipo de actividades de la empresa principal susceptibles de ser objeto de tercerización, en la medida en que sólo se pueden tercerizar las actividades principales, mas no las complementarias, que podrán ser objeto de intermediación laboral, de conformidad con la Ley 27626.

En el sector público, la tercerización se rige por las normas de contrataciones y adquisiciones del Estado y las demás disposiciones que se expidan sobre la materia, refirió Acevedo, quien además pertenece al Estudio Benites, Forno & Ugaz Abogados.

Atención empresas
Los requisitos dados en la ley para que se cumpla la tercerización son esenciales y copulativos. Si falta alguno, se desvirtúa la tercerización y los trabajadores desplazados indebidamente, pasan a la planilla de la empresa principal.

La pluralidad de clientes no será requisito a evaluar: cuando exista un número reducido de empresas en un ámbito geográfico; si por la naturaleza del servicio existan motivos para establecer pactos de exclusividad; y la tercerizadora es mype.

La tercerizadora contará con equipos propios cuando las herramientas o equipos usados por los trabajadores son de su propiedad o están bajo la responsabilidad de aquélla.

La tercerizadora y la principal podrán aportar elementos de juicio para acreditar la tercerización y que no es una simple provisión de personal, como separación física y funcional del personal de una y otra empresa; organización autónoma; y uso por la tercerizadora de métodos, habilidades, experiencia, etc.
Sigue leyendo

¿Existe el racismo cultural?

[Visto: 1851 veces]

Kolumna Okupa ¿Existe el racismo cultural?
Por Rocío Silva Santisteban
La República

La mayoría de organismos, públicos o privados, gubernamentales o no, hacen un énfasis en el cambio de leyes para organizar los cambios en las prácticas autoritarias o racistas o discriminadores o auto-excluyentes. Se considera que los cambios de orden simbólico vendrán con el tiempo. Caerán por su propio peso, o algo así.

Esto es un gran error, porque es necesario primero “hacer conciencia” sobre las formas que tenemos para vincularnos simbólicamente con los demás y entender que la manera de formar una nación democrática e inclusiva será no sólo tolerando al otro –en este contexto la tolerancia casi se entiende como “aguante”– sino entendiendo que nosotros no existimos sin el otro. La supervivencia de la especie siempre será comunitaria. Entre todos. Sin el rostro del otro que nos devuelve nuestro propio rostro no podemos ni ser ni existir.

¿Cómo hemos construido la “otredad” en el Perú contemporáneo sino construyendo alteridades a las que miramos desde dos perspectivas que no ayudan para nada: con desprecio o con asco y miedo?

Es así que, por ejemplo, en un debate sobre lenguas originarias en el Congreso del Perú el año pasado, la discusión entre Martha Hildebrandt y María Sumrire se produjo desde dos jerarquías organizadas de manera sustancialmente diferente. Hildebrandt se asume “doctora”, es decir, con conocimiento, pero además, blanca y criolla y le gusta hacer énfasis de su apego al autoritarismo –”me encantan los autócratas” ha comentado hace poco refiriéndose a Alan García y su supuesta mano dura– por eso mismo desprecia en el discurso y los hechos a Sumire, a quien no respeta porque considera que “no tiene el conocimiento”.

Pero además porque, como sostiene lúcidamente Virginia Zavala en un artículo publicado en El Comercio, ejerce su dominio aposentada en una supuesta “superioridad cultural”. Se trataría de una especie de “racismo cultural”.

Este “racismo cultural”, que no está centrado en el color de la piel sino, precisamente, en la lengua de origen o en la formación educativa del otro, es decir, en los “errores” de pronunciación del castellano, quechuizándolo, o en los problemas por “ignorar” el conocimiento –cuando no tendrían por qué no ignorarlo– es otra de las maneras para acentuar las jerarquías, sobre todo en ese espacio construido desde las jerarquías letradas y lingüísticas. Lo que el crítico uruguayo Ángel Rama llamó “la ciudad letrada”.

La “ciudad letrada” es un término que introduce Rama para vincular los espacios de poder político que organizan el imaginario simbólico de un país. Estos espacios muchas veces están vinculados estrechamente con sus clases letradas –abogados, jueces, legisladores, ministros, pero también intelectuales y escritores– y donde se producen las leyes y normativas.

Hoy en día la “ciudad letrada” se ha desterritorializado y también anida en espacios académicos fuera de América Latina como los centros de investigación y universidades con programas de estudios latinoamericanos en Estados Unidos y Europa, las revistas y diarios en español e inglés, entre otros.

Algunos autores más radicales –Jean Franco– consideran que la ciudad letrada está “cayendo” y resurgiendo una ciudad mediática que, a su vez, organiza la idea de nación desde sus planes y perceptivas.

n todo caso recordemos que son las élites las que manejan los hilos, tanto de la ciudad letrada como de la nueva ciudad mediática. El dominio se ejerce desde las élites organizando a las grandes mayorías como seres a los cuales no se les debe tutelar, sino desechar de arranque.

Esto es muy preocupante pues de alguna manera revela, y sigo parafraseando a Virginia Zavala, que el multiculturalismo se ha vuelto un asunto totalmente decorativo y sirve como un dispositivo de dominación porque no se cuestiona la desigualdad económica. Este multiculturalismo es el velo que permite ligeros cambios para seguir manteniendo todo como siempre: la desigualdad, la subalternidad, los discursos autoritarios.

Sigue leyendo

Bolivia, un país a punto de ser inviable por problemas estructurales

[Visto: 1029 veces]

BOLIVIA ESTÁ DIVIDIDA Y AL BORDE DEL ABISMO
Evo Morales ordena detener al prefecto rebelde de Pando
Acusa a Leopoldo Fernández de desacatar el estado de sitio. Hugo Chávez critica a militares de Bolivia “por huelga de brazos caídos”
El gobierno de Evo Morales anunció ayer que detendrá al prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, por desacato al estado de sitio, ya que en la ciudad de Cobija todavía existen grupos armados movilizados.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, arremetió nuevamente en la crisis boliviana. Respondió y acusó al jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia y a otros militares de estar en huelga y permitir la ola de violencia en ese país, que dejó más de una decena de muertos y heridos.

Sigue leyendo

Creando falsos recuerdos en niños obstruidos

[Visto: 3973 veces]

Creando Falsos Recuerdos

Por Dra. Elizabeth F. Loftus

La memoria puede ser traicionera, no sólo porque es muy fácil olvidar, sino porque la mente puede confundir escenas imaginadas con la realidad. En casos de primera plana, algunas personas han jurado recordar eventos traumáticos -incluyendo abuso infantil y abducciones extraterrestres- que nunca ocurrieron. Esta investigadora describe cómo se pueden implantar falsos recuerdos por medio de sugerencias deliberadas o intencionales.
(Los investigadores actualmente están mostrando cómo se puede usar la sugestión y la imaginación para crear “recuerdos” de eventos que realmente no ocurrieron.)

En 1986 Nadean Cool, una ayudante de enfermera en Wisconsin buscó terapia de un siquiatra para ayudarla a copar con su reacción a un evento traumático experimentado por su hija. Durante la terapia, el psiquiatra usó hipnosis y otras técnicas de sugestión para escarbar recuerdos enterrados de abuso que supuestamente la misma Cool había experimentado. En el proceso, Cool llegó a convencerse de que tenía recuerdos represados de haber estado en un culto satánico, de comer bebés, de ser violada, de haber tenido sexo con animales y de haber sido forzada a presenciar el asesinato de su antiguo amigo de ocho años de edad. Llegó a creer que tenía más de 120 personalidades – niños, adultos, ángeles e incluso un duck-all porque, según se le dijo a Cool, había experimentado abuso físico y sexual severo en su infancia. El psiquiatra también le realizó exorcismos, uno de los cuales duró cerca de 5 horas e incluyó el rociar de agua bendita y los gritos a Satanás para que dejara el cuerpo de Cool.
Cuando finalmente Cool se dió cuenta de que le habían implantado recuerdos falsos, demandó al psiquiatra por mala práctica. En marzo de 1997, después de 5 semanas de juicio, el caso a su favor fué fijado en una suma de $2.4 millones de dólares.

Nadean Cool no es el único paciente en desarrollar falsos recuerdos como resultado de una terapia cuestionable. En Missouri, un consejero de la iglesia ayudó a Beth Rutherford a recordar durante la terapia que su padre, un ministro, la había violado regularmente entre las edades de 7 y 14 y que su madre algunas veces lo ayudaba sosteniéndola. Bajo la guía de su terapeuta, Rutherford desarrolló recuerdos de que su padre la había embarazado dos veces y que la había forzado a abortar su feto, a ella misma, usando un gancho para colgar abrigos. El patre tuvo que renunciar a su puesto como ministro cuando las acusaciones se hicieron públicas. No obstante, un examen médico posterior de su hija reveló que ella aún era virgen a los 22 años, y que nunca había estado embarazada. La hija demandó al terapeuta y recibió una indemnización de $1 millon de dólares en 1996.

Cerca de un año antes, dos jurados emitieron veredictos en contra de un psiquiatra de Minessota acusado de implantar falsos recuerdos por parte dos expacientes, Vynnette Hammane y Elizabeth Carlson, quienes, bajo hipnosis y amital sódico, y después de haberles sido suministrada información errónea acerca del funcionamiento de la memoria, terminaron recordando horroríficos abusos por parte de miembros de sus familias. Los jurados otorgaron a Hammane $2.67 millones y a Carlson $2.5 millones por sus ordalías.

En los cuatro casos, las mujeres desarrollaron recuerdos del abuso infantil durante la terapia y posteriormente negaron su autenticidad. ¿Cómo podemos determinar si los recuerdos de abuso infantil son verdaderos o falsos? Sin corroboración, es muy difícil diferenciar entre recuerdos falsos y verdaderos. También, en estos casos, algunos recuerdos son contrarios a la evidencia física, como los recuerdos detallados y explícitos de violación y aborto cuando el examen médico confirma la virginidad. ¿Cómo es posible que la gente adquiera recuerdos falsos, elaborados y “confiables”? Un número creciente de investigaciones demuestran que bajo las circunstancias correctas se pueden instilar falsos recuerdos de forma más bien fácil en algunas personas.

Mi propia investigación en la distorsión de la memoria se remonta al inicio de la década de los años 70, cuando comencé estudios sobre el “efecto de mala información”. Estos estudios mostraron que cuando los testigos de un evento se exponen posteriormente a información nueva y tergiversada acerca de éste, sus recuentos a menudo se distorsionan. En un ejemplo, los participantes veían un accidente simulado de automóviles en una intersección con un signo de pare. Después de la proyección, la mitad de los participantes recibieron una sugerencia de que el signo de tráfico era un “siga”. Cuando posteriormente se les preguntó acerca de cuál signo de tráfico recordaban que hubiera en la intersección, aquéllos que habían recibido la sugerencia tendían a afirmar que habían visto un signo de “siga”. Aquéllos que no habían recibido la información errónea fueron mucho más precisos en su recuerdo del signo de tráfico.

Ahora mis estudiantes y yo hemos conducido más de 200 experimentos que involucran a más de 20.000 individuos que documentan cómo la exposición a información equivocada induce una distorsión en la memoria. En estos estudios, la gente “recordaba” un enorme granero en una escena bucólica que no contenía ningún edificio, vidrios rotos y grabadoras que no estaban en las escenas que habían visto, un vehículo blanco en vez de uno azul en una escena de un crimen, una ratoncita Minnie cuando realmente vieron a Mickey Mouse. Tomados en conjunto, estos estudios muestran que la información falsa puede cambiar los recuentos de un individuo en formas predecibles y a menudo muy poderosas.

La información errónea tiene el potencial de invadir nuestros recuerdos cuando hablamos a otras personas, cuando somos interrogados en forma sugerente, o cuando leemos o vemos cubrimientos noticiosos acerca de algún evento que hayamos experimentado nosotros mismos. Después de más de dos décadas explorando el poder de la información errónea, los investigadores han aprendido bastante acerca de las condiciones que hacen que la gente sea susceptible a la modificacion de la memoria. Los recuerdos se modifican más fácilmente, por ejemplo, cuando el paso del tiempo permite que el recuerdo original se desvanezca.

Recuerdos Falsos de Infancia.

Una cosa es cambiar un detalle o dos en un recuerdo en otras circunstancias intacto, y otra muy distinta implantar un recuerdo falso de un evento que nunca ocurrió. Para estudiar los recuerdos falsos, mis estudiantes y yo primero teníamos que encontrar una forma de implantar un pseudorrecuerdo que no causara un estrés emocional indebido en nuestros sujetos, ya fuera en el proceso de crear el falso recuerdo o cuando reveláramos que ellos habían sido engañados intencionalmente. Aún así, deseábamos intentar implantar un recuerdo que fuera por lo menos medianamente traumático, si la experiencia hubiera ocurrido realmente.

Mi asociada en la investigación, Jacqueline E. Pickrell, y yo decidimos tratar de implantar un recuerdo específico de haber estado perdido en un centro comercial o en una almacén de cadena grande en una edad cercana a los 5 años. Así es como lo hicimos. Le pedimos a nuestros sujetos, 24 individuos que tenían una edad entre 18 y 53, que trataran de recordar eventos de infancia que habían sido relatados por sus padres, hermanos mayores u otros parientes cercanos. Preparamos una cartilla para cada participante, la cual contenía historias de un párrafo acerca de tres eventos que realmente les habían pasado y uno que no. Construímos el evento falso usando información acerca de un viaje de compras plausible, provisto por un pariente, que también verificaba que el participante realmente no había estado perdido alrededor de los cinco años. El escenario de extravío en el mall incluía los siguientes elementos: pérdida por un período de cierta duración, llanto, ayuda y confort por parte de una anciana y finalmente, reunión con la familia.

Después de leer cada historia de la cartilla, los participantes escribieron lo que recordaban acerca del evento. Si no lo recordaban, tenían que escribir “no recuerdo esto”. En dos entrevistas subsecuentes, le dijimos a los participantes que estábamos interesados en examinar cuánto detalle podían recordar, y cómo eran sus recuerdos comparados con el de su pariente. Los eventos de los párrafos no se les leían literalmente, sino que se les daban porciones como pistas para recordar. Los participantes recordaban alrededor de 49 entre 72 eventos verdaderos (68%) inmediatamente después de la lectura inicial y también en cada una de las dos entrevistas subsecuentes. Después de leer la cartilla, 7 de los 24 participantes (29%) recordó, ya fuera parcialmente o totalmente el evento falso construído para ellos, y en las dos entrevistas subsiguientes, seis participantes (25%) continuaron afirmando que recordaban el evento ficticio. Estadísticamente, hubo algunas diferencias entre los recuerdos verdaderos y los falsos: los participantes usaban más palabras para describir los recuerdos verdaderos y calificaron a los recuerdos verdaderos como más claros. Pero si un asistente fuera a observar a muchos de nuestros participantes mientras describían un evento, hubiera sido difícil de hecho el diferenciar cuando el recuento fué de un recuerdo verdadero o de uno falso.

Por supuesto el perderse, aunque es aterrador, no es lo mismo que ser abusado. Pero el estudio de la pérdida en el mall no es acerca de experiencias reales de estar perdido; es acerca de implantar recuerdos falsos sobre estar perdido. El paradigma muestra una forma de instilar recuerdos falsos, y da un paso en la dirección necesaria para permitirnos entender cómo puede suceder esto bajo condiciones del mundo real. Más aún, el estudio provee evidencia de que la gente puede ser conducida a recordar su pasado de formas distintas, e incluso pueden ser coaxionadas para que también “recuerden” eventos completos que nunca sucedieron.

Estudios realizados en otros laboratorios usando un procedimiento experimental similar han producido efectos similares. Por ejemplo, Ira Hyman, Troy H. Husband y F. James Billings, de la Western Washington University le pidieron a estudiantes de universidad que recordaran experiencias de infancia que habían sido narradas por sus padres. Los investigadores le dijeron a los estudiantes que el estudio era acerca de cómo la gente recordaba experiencias compartidas de forma distinta. Adicionalmente a los eventos reales reportados por los padres, a cada participante se le dió un evento falso – ya fuera una hospitalizacin de madrugada por una fiebre alta y una posible infección de oído, o una fiesta de cumpleaños con pizza y un payaso – que supuestamente habían ocurrido a la edad de cinco años. Los padres confirmaron que ninguno de estos eventos realmente tuvo lugar.

Hyman encontró que los estudiantes recordaron total o parcialmente el 84% de los eventos reales en la primera entrevista y 88% en la segunda entrevista. Ninguno de los participantes recordaron el evento falso durante la primera entrevista, pero el 20% dijoque recordaban algo acerca del evento falso en la segunda entrevista. Un participante que había sido expuesto al evento de la hospitalizacin de emergencia recordó posteriormente un doctor, una enfermera y un amigo de la iglesia que había ido de visita al hospital.

En otro estudio, junto con los eventos reales, Hyman presento eventos falsos diferentes, como derramar accidentalmente una fuente con ponche sobre los padres de la novia en una recepción de boda o tener que evacuar una supermercado cuando los sistemas de apagado de incendio se activaron erróneamente. De nuevo, ninguno de los participantes recordaron el evento falso durante la primera entrevista, pero 18% recordaron algo acerca de ella en la segunda entrevista y 25% en la tercera entrevista. Por ejemplo, durante la primera entrevista, cuando se le preguntó acerca del evento ficticio de la boda a un participante, éste afirm “no tengo idea. Nunca había escuchado eso antes”. En la segunda entrevista el participante dijo “fué una boda al aire libre y pienso que estábamos correteando y golpeamos algo como una fuente de ponche o algo y um hicimos un daño grave y por supuesto nos gritaron por esto.”

Inflación de la Imaginación

El descubrimiento de que una sugerencia externa pueda conducir a la construcción de falsos recuerdos de infancia nos ayuda a entender el proceso por el cual surgen los falsos recuerdos. Es natural cuestionarse si esta investigación es aplicable en situaciones reales como el ser interrogado por oficiales de ley o en una psicoterapia. Aunque en la terapia o en los interrogatorios policiales no ocurren rutinariamente las sugestiones fuertes, a veces aparece la sugestión en forma de un ejercicio de imaginación. Por ejemplo, cuando tratan de obtener una confesión, los oficiales de la ley pueden pedirle a un sospechoso que se imaginara habiendo participado en un acto criminal. Algunos profesionales de la salud mental recomiendan a los pacientes que imaginen eventos de infancia como una forma de recuperar supuestos recuerdos ocultos.

Recuentos de psicólogos clínicos revelan que 11% instruyen a sus clientes para que “dejen correr desbocadamente la imaginación” y un 22% le dicen a sus clientes que “le den reinado absoluto a la imaginación”. La terapeuta Wendy Maltz, autora de un libro popular acerca de abuso sexual infantil, aboga diciéndole al paciente: “Pase tiempo imaginando que Ud. fué abusado sexualmente, sin preocuparse acerca de la precición, o de probar nada, o de hacer que sus ideas tengan sentido… pregúntese a sí mismo… estas preguntas: ¿Qué hora del día es? ¿Dónde está? ¿Bajo techo o al aire libre? ¿Qué clase de cosas están sucediendo? ¿Hay una, o más personas con Ud?” Maltz recomienda posteriormente que el terapeuta continúe preguntando cosas como “¿Probablemente quiénes fueron los que lo perpetraron? ¿Cuándo fué más vulnerable al abuso sexual en su vida?”

El uso creciente de tales ejercicios de imaginación me llevaron a varios colegas y a mí a preguntarnos acerca de sus consecuencias. ¿Qué pasa cuando la gente imagina eventos de infancia que no les ocurrieron? ¿Imaginarse un evento de infancia incrementa la confianza en que haya ocurrido? Para explorar esto, diseñamos un procedimiento de tres etapas. Primero le pedimos a los individuos que indicaran la probabilidad de que ciertos eventos les hubieran ocurrido durante su infancia. La lista contenía 40 eventos, cada uno clasificado en una escala desde “definitivamente no ocurri” hasta “definitivamente ocurri”. Dos semanas después, le pedimos a los participantes que imaginaran que habían experimentado algunos de estos eventos. A distintos sujetos se les pidió que imaginaran distintos eventos. Algún tiempo después se les pidió de nuevo a los participantes que respondieran a la lista original de 40 eventos de infancia, indicando qué tan probable era que estos eventos realmente les hubieran ocurrido.

Considere uno de los ejercicios de imaginación. Se les dice a los participantes que se imaginen jugando dentro de casa, después de la escuela, que escuchan un ruido extraño en el exterior, que corren a la ventana, que se tropiezan, se caen, que se tratan de agarrar y que rompen la ventana con su mano. Adicionalmente, le preguntamos a los participantes cosas como: “¿En qué se tropezó?” “¿Cómo se sintió?”

En un estudio, 24% de los participantes que imaginaron el escenario de la ventana rota, reportaron posteriormente un incremento en la confianza de que el evento había ocurrido, mientras que sólo 12% de los que no se les pidió que imaginaran el evento, reportaron un incremento en la probabilidad de que el evento hubiera ocurrido. Encontramos este efecto de “inflación de la imaginación” en cada uno de los 8 eventos que se les pidió a los participantes que imaginaran. Vienen a la mente varias explicaciones posibles. Una obvia es que un acto de imaginación simplemente hace que el evento parezca más familiar y que la familiaridad se relaciona equivocadamente con los recuerdos de infancia más que al acto de imaginación. Tal fuente de confusión – cuando una persona no recuerda la fuente de la información – puede ser especialmente aguda para eventos distantes de la infancia.

Estudios realizaros por Lyn Goff y Henry L. Roedinger III de la Washington University acerca de experiencias recientes en vez de las experiencias de infancia, conectaron de forma más directa las acciones imaginadas con la construcción de falsos recuerdos. Durante la sesión inicial, los investigadores instruyeron a los participantes para que ejecutaran la acción establecida, que se imaginaran haciéndola, o que sólo escucharan la afirmación y no hicieran nada más. Las acciones eran cosas simples como golpear una mesa, levantar una grapadora, romper un palillo de dientes, cruzar los dedos, entornar los ojos. Durante una segunda sesión, se les pidió a los participantes que imaginaran algunas de las acciones que no habían ejecutado previamente. Durante la sesión final, respondieron preguntas acerca de qué acciones realmente habían ejecutado durante la sesión inicial. Los investigadores encontraron que mientras más veces imagianaban los participantes una acción no ejecutada, más probablemente iban a recordar como si la hubieran hecho.

Recuerdos imposibles.

Es altamente improbable que un adulto pueda recordar memorias episódicas genuinas del primer año de vida, en parte porque el hipocampo, que juega un papel clave en la creación de recuerdos, no ha madurado lo suficiente como para formar y almacenar recuerdos de larga duración que puedan ser recuperados en eventos de la adultez. Se ha desarrollado un procedimiento, por parte del finado Nicholas Spanos y sus colaboradores de la Carleton University, para implantar recuerdos “imposibles” acerca de experiencias que ocurrieron poco después del nacimiento.

Se hace creer a los individuos que tienen movimientos oculares y habilidades de exploración visual bien coordinados probablemente porque nacieron en hospitales que colgaban móviles coloridos sobre las cunas de los infantes. Para confirmar si habían tenido tal experiencia, la mitad de los participantes fueron hipnotizados, se les hizo una regresión al día posterior al nacimiento y se les preguntaba que recordaban. La otra mitad del grupo participaron en un proceso de “reestructuracin mnemotécnica guiada” que también usa regresión de edad, así como recomendación activa para que se recreen las experiencias de infancia imaginándolas.

Spanos y sus colaboradores encontraron que la vasta mayoría de sus sujetos fueron susceptibles a estos procedimientos de implantación de recuerdos. Tanto los participantes hipnotizados como los guiados reportaron recuerdos de infancia.

Sorprendentemente, el grupo guiado lo hizo en un nivel más alto (95% versus 70%). Ambos grupos recordaron el móvil coloreado a una rata relativamente alta (56% del grupo guiado y 46% de los sujetos hipnotizados). Muchos participantes que no recordaron el móvil, recordaron otras cosas, como doctores, enfermeras, luces brillantes, cunas y máscaras. También, en ambos grupos, de aquéllos que reportaron recuerdos de infancia, el 49% sintió que eran recuerdos reales, en oposición al 16% que afirmaron que eran simplemente fantasías. Estos hallazgos confirman los estudios anteriores auq muestran que muchos individuos pueden ser inducidos a construír recuerdos falsos vívidos, complejos y detallados por medio de un procedimiento simple. Claramente no es necesaria la hipnosis.

Cómo se forman los falsos recuerdos.

En el estudio de la pérdida en el mall, el implante de falsos recuerdos ocurrió cuando otro individuo, usualmente un miembro de la familia, afirmó que el evento sucedió. La corroboración de un evento por otra persona puede ser una técnica poderosa para instilar un recuerdo falso. De hecho, simplemente el afirmar haber visto una persona hacer algo puede conducir a una confesión falsa de haberlo hecho.

Esto se mostró en un estudio hecho por Saul M. Kassin y sus colegas en el Williams College, quienes investigaron las reacciones de individuos que eran falsamente acusados de dañar un computador por presionar una tecla equivocada. Los inocentes participantes inicialmente negaron el cargo, pero cuando una confabulada dijo que ella los había visto ejecutando la acción, muchos participantes firmaron una confesión, internalizaron la culpa por el hecho y terminaron fabulando detalles que eran consistentes con esa creencia.

Estos hallazgos muestran que una evidencia incriminante falsa puede inducir a la gente a aceptar la culpa por un crimen que no cometieron, e incluso a desarrollar recuerdos para respaldar sus sentimientos de culpa.

Los estudios de investigación están comenzando a darnos un entendimiento de cómo se crean en personas adultas recuerdos falsos de experiencias completas, emocionales y autoparticipatorias. Primero, hay exigencias sociales hacia los individuos para que recuerden; por ejemplo, los investigadores ejercen alguna presión en los participantes en un estudio, para que terminen recordando. Segundo, se puede fomentar explícitamente la construcción de recuerdos imaginando eventos cuando la gente tenga dificultad en recordar. Y, finalmente, se puede recomendar a los individuos que no piensen acerca de si sus construcciones son reales o no. Es más posible que ocurra la creación de falsos recuerdos cuando estos factores externos están presentes, ya sea que esto ocurra en un entorno experimental, en un entorno terapéutico, o en las actividades de la vida cotidiana.

Los falsos recuerdos se construyen combinando reduerdos reales con el contenido de las sugestiones recibidas de terceros. Durante el proceso, los individuos pueden olvidar la fuente de la información. Este es un ejemplo clásico de confusión de fuentes, en el cual el contenido y la fuente terminan disociadas.

Por supuesto, simplemente porque podamos implantar recuerdos falsos de infancia en algunos individuos no implica de ninguna manera que todos los recuerdos que surjan después de la sugestión sean necesariamente falsos. Dicho de otra forma, aunque el trabajo experimental sobre la creación de recuerdos falsos puede sembrar duda acerca de la validez de los recuerdos largamente olvidados, como un trauma repetido, de ninguna manera los refuta. Sin corroboración, poco es lo que puede hacer incluso el más experimentado evaluador, para diferenciar los recuerdos reales de los que se implantan por medio de sugestión.

Los mecanismos precisos por los cuales tales recuerdos falsos se construyen quedan en espera de investigaciones posteriores. Aún tenemos mucho que aprender acerca del grado de confianza y de las caracteríesticas de los falsos recuerdos creados de estas formas y necesitamos descubrir qué tipos de individuoes son particularmente susceptibles a estas formas de sugestión y viceversa: quiénes son resistentes.

A medida que continuemos este trabajo, es importante recordar por precaución, la moraleja de los datos que hemos obtenido hasta ahora: los profesionales de la salud mental y otras personas deben estar conscientes acerca de cuánto pueden influir el recuerdo de eventos y de la gran necesidad de restringirse en situaciones en los cuales la imaginación se usa como una ayuda para recuperar recuerdos supuestamente perdidos.

La autora:
Elizabeth F. Loftus es profesora de psicología y profesora adjunta de leyes en University of Whashington. Recibió su Ph. D. en psicología de la Stanford University en 1970. Su investigación se ha enfocado en la memoria humana, testimonio de testigo ocular y procedimientos de salas de juicio.
Loftus ha publicado 18 libros y más de 250 artículos científicos y ha servido como testigo experto o consultora en cientos de casos, incluyendo el caso de abuso preescolar de mcMartin. Su libro Testimonio Ocular ganó un national media Award de la American Psychologicasl Foundation. Ha recibido doctorados honorarios de la Miami University, Leiden University y John Jay College of Criminal Justice. Recientemente, Loftus fue elegida presidenta de la American Psychological Society.

Sigue leyendo