La obstrucción del vínculo entre hijos y padres (entrevista a José María Bouza, Apadeshi)

[Visto: 3647 veces]

Nota realizada por el Diario la Voz de San Justo, (Domingo 14/09/08) de la Prov. de Córdoba, previo a la realización de la Jornada sobre “Obstrucción de vinculo entre padres y niños en casos de separación y/o divorcios en San Francisco ? Córdoba ? Argentina

A José María Bouza ? Pte. de APADESHI Asociación de Padres Alejados de sus Hijos y Al Dr. Carlos H. Arrieta del Colegio de Abogados de San Francisco Cordoba

Padres Divorciados: Cuando uno obstaculiza la relación del otro con el Hijo
Entrevista A José María Bouza

Hoy en día, las estadísticas advierten que casi la mitad de los matrimonios se separan, aunque tengan hijos. La presión para que el matrimonio continúe hasta la muerte ha disminuido lo que permite considerar ahora la separación conyugal como una crisis que da lugar a que la familia cobre una organización diferente. No obstante, los especialistas aseguran que el recinto de crecimiento más saludable para adultos, niños y adolescentes sigue siendo el de la familia formada por una pareja conyugal y parental estable y feliz. Es más, la separación y el divorcio son siempre algo intensamente doloroso para los adultos y dramático para los hijos.
Hace 20 años, un grupo de Padres separados, que sufría el impedimento arbitrario de contacto con sus
hijos, tomaron la decisión de crear un lugar desde el cual pudieran trabajar en defensa del derecho de
los hijos al vínculo con ambos padres, proponer leyes, en fin, dar a conocer una problemática hasta
ese momento poco difundida, pero que muchas personas padecían. Así nació la Asociación de Padres
Alejados de sus Hijos (APADESHI).
El presidente de esa institución, José María Bouza, habló con LA VOZ DE SAN JUSTO y destacó que
“en la última década crecieron en todo el país y a nivel mundial las acciones penales tendientes a lograr la restricción de acercamiento a nivel legal al punto tal que se convirtieron en un uso habitual”.
Además, Bouza se refirió a algunas creencias sociales que ponen en duda el rol del papá y consideran
que su función puede ser ocupada por la mamá, los tíos, compañeros o concubinos de la madre o
abuelos. “La figura del papá o la mamá es irreemplazable, salvo en situaciones de abandono malicioso
en el que es indispensable que alguien asuma roles ausentes”, afirmó.

Que sucede, en el caso de Padres separados, cuando uno de los dos obstaculiza la relación del otro con el Hijo?
Obliga a recurrir a la justicia, bien utilizando la Ley Penal 24.270 (impedimento de contacto con hijos menores) que fue un proyecto presentado por APADESHI al Congreso, o recurriendo al Juzgado de Familia para denunciar y pedir sanciones “económicas” o apercibimientos de “cambio de guarda”, para intentar el cumplimiento del régimen de visitas. Si no hubiera régimen de visitas homologado, debería abrirse un incidente. La no existencia de un de régimen de visitas homologado, no priva el derecho al vínculo.
La Argentina, al igual que ocurre en otros países más desarrollados como Estados Unidos, ¿se enfrenta con la problemática de que los padres varones están más ausentes o alejados de la vida de sus hijos?

Nuestro país es latino, todavía tiene estructura de familia. Los padres varones y a nivel mundial, cada vez exigen más su ejercicio. En la Argentina se da una presencia muy fuerte que contradice con la figura del padre ausente de mediado del siglo XX, actualmente la figura predominante es la del “padre reclamante del vínculo”.
-¿Ha surgido una institución familiar diferente en la sociedad actual en que la crianza de los hijos esté a cargo de la mujer como figura parental única ¿Qué consecuencias sociales trae aparejada el debilitamiento de la función paternal?
Hay movimientos tendientes a eliminar la figura del padre varón, desvalorizarlo y relegarlo como mero proveedor, que se contradice con la realidad social de que cada vez más papás reclaman la responsabilidad de crianza. Uno de los errores, en algunos casos mal intencionados, es ubicar al padre varón en una línea en la que se ubica al padre que abandona, que no se hace cargo de los hijos en forma voluntaria y esta tipología se emparenta directamente con el progenitor obstructor del vínculo, ambos con la actitud de dañar a los hijos. La institución familia es la que está siendo desvirtuada y agredida y no importa cuál sea el formato de la misma, sino su función, que al carecer de sus componentes necesarios (papá, mamá, abuelos, tíos, primos) que le brinde su historia y pertenencia, a la vez que les de contención y protección, resquebraja la estructura de la sociedad, que necesita la prevención primaria que le da un núcleo familiar sano y responsable.

Los tuyos, los míos y los nuestros
Muchos chicos tienen padres que no están casados o viven con una madre soltera, divorciada y se volvió a casar con un hombre que a su vez ya había estado casado y tenía hijos… etc. ¿Esta realidad se impone en la Argentina?
Las parejas que cada vez duran menos tiempo juntas son personas jóvenes que van a reincidir en nuevas parejas y tendrán otros hijos. Falta legislación que contemple que nuestra sociedad tiene
amplia mayoría de parejas separadas con hijos, con todas las dificultades desde lo legal y social que esto conlleva. Entonces, deben crearse leyes y programas que eviten los excesos de ambas partes, trabajando desde la prevención y la educación, Actuar desde las consecuencias y sancionado es quedar a la espera de mayores conflictos y más violencia cruzada.
Las situaciones de divorcio, separación, ruptura o crisis familiar suponen un cambio en las relaciones de los miembros de la familia y, en la mayoría de los casos, están implicados hijos menores de edad. ¿Qué debe prevalecer en estas situaciones?
Como primera medida evitar el ingreso al sistema jurídico, debe ser ante la falta total de acuerdo y no como la forma de conducirse tras la separación; tratar de llegar a acuerdos, homologarlos y cumplirlos; asegurar el vínculo con los hijos y potenciarlo, cuidar los ingresos económicos de ambos progenitores, porque ante una separación litigiosa quedan destruidos y absorbidos en el conflicto y se va a ver afectado todo el núcleo familiar.

¿Obviamente ser Padre nunca es una tarea sencilla, tras una separación o divorcio conflictivo?
El conflicto de la pareja separada siempre afecta a los hijos. El progenitor no conviviente, atrapado en estos conflictos, se ve privado hacia los hijos de supervisar su educación, su salud, con quien se rodea, tampoco puede trasmitir su experiencia, no puede poner límites ante los desbordes, queda como un mero espectador, imposibilitado de actuar cuando los hijos están en riesgo personal o social.
¿Qué significa la obstrucción del vinculo?
La obstrucción de vinculo con los hijos se da desde la simple negativa del progenitor, que ejerce la Tenencia de los hijos, a permitir el contacto, hasta realizar denuncias tendientes a lograr que un juzgado imponga el alejamiento y de esa forma trasladar su deseo de eliminación del otro progenitor alcanzando impunidad en sus actos de obstrucción, con un amparo legal. La inculcación maliciosa a los hijos para lograr el rechazo hacia el progenitor no conviviente es probablemente una de las estrategias más perversa, pues no sólo afecta al otro progenitor, sino que daña psicológicamente a los hijos.
¿Están lejos de ser mayoría los papás que piden la custodia de sus hijos?
La Justicia tiende a no dar lugar a la tenencia a los padres varones y eso desalienta las presentaciones, esto ocasiona que muchos niños se encuentren en situaciones no ideales para su seguridad y crianza. En la medida que con objetividad la prioridad sea otorgar la tenencia a quien realmente este más capacitado para ejercerla y garantice el vínculo de los hijos con el otro progenitor, se eliminaría la gran litigiosidad que existe en los casos de separación con hijos menores.
¿Los abuelos están ajenos a la obstrucción de la relación con nietos? ¿La Ley contempla a la figura del abuelo en estas situaciones?
Los abuelos tienen derecho de visitas, al igual que los tíos y los hermanos. Cuando se produce el impedimento de contacto con los hijos, la familia extensa del progenitor afectado se ve también dificultada en el vínculo teniendo escasos elementos jurídicos para defenderlo. En algunos casos se presentan abuelos que no pueden acceder a los nietos estando los progenitores juntos.

Rehenes de una Disputa
Entrevista a Dr. Alberto H. Arrieta
La aparición de casos en loa que se produce una obstrucción de los vínculos entre padres separados son cada vez más frecuentes en nuestra ciudad a raíz de la intensa actividad que sobre este tema se desarrollan en los distintos estudios jurídicos y en Tribunal.”
En nuestro país, Apadeshi trabaja intensamente con la finalidad de aportar para la solución de casos en 1os cuales se encuentra obstruido el vinculo entre alguno de los padres y sus hijos,
El abogado Alberto H. Arrieta, “p”,’ja- lista en la temática, se mostró preocupado por esta situación al señalar que la misma “está preocupando a la actividad judicial de todo el mundo debido a que los índices de violencia familiar en América o Europa son asombrosos y lamentablemente estos flagelos sociales se trasladan a países emergente como la Argentina”,
El letrado no dudó en señalar que en nuestra ciudad se dan “muchísimas” situaciones en las cuales los hijos son alejados de uno de los cónyuges como consecuencia de un divorcio o una separación, aunque luego reconoció que “no hay actuaciones judiciales en cantidades extraordinarias que justifiquen realizarlas en San Francisco y no en Córdoba, De todas maneras, nosotros en los estudios jurídicos tenemos consultas casi a diario sobre temas de esta naturaleza, lo que significa que hay muchísimos casos”.
Al analizar las causas por las cuales se generan estas situaciones, explicó que .se trata de un cuadro que afecta a los padres que no asumen con responsabilidad la realidad del matrimonio y utilizan a sus hijos como prendas de castigo o rehenes de una disputa en la cual no tienen nada que ver y les desnaturalizan el vínculo porque los ponen a los hijos en contra del otro cónyuge, Esa desnaturalización de la función paterno filial genera esta serie de obstáculos en las relaciones entre los padres y sus hijos que no tiene justificación alguna desde el punto de vista que se lo mire y son cada vez más reiterados estos casos, ya que se piensa que se tiene que castigar al cónyuge con lo que más le duele: los hijos”.
“Lo más grave es que se va obstruyendo el vínculo a través de un proceso paulatino por el cual se va inculcando paulatinamente al menor que ese padre o esa madre no sirve, es mala madre o mal padre y que no merece mantener la relación con ese hijo., acotó.
En tanto, “esto se da incluso sin que exista divorcio, puesto que cuando la relación matrimonial es mala ya empieza el sistema de obstaculización e incluso, se da no sólo con los cónyuges sino también respecto a los abuelos porque hay padres separados que obstruyen el contacto adecuado y necesario de los nietos con sus abuelos. Los abuelos tienen derechos y régimen de visita de la misma manera que la tienen los padres, aunque quizá no con la misma frecuencia, pero de hecho la tienen”.
En “las clases media y alta” se dan con frecuencia estas situaciones. Arrieta dijo que “los sectores más humildes tienen me- nos interés y posibilidades económicas de librar disputas”. Esto revela que generalmente “subyace detrás de Esta situación alguna dificultad económica relacionada con el pago de la cuota alimentaria, la división de los bienes o la adquisición de un poder económico diferente por parte del cónyuge en la separación”.
Según el abogado, este tipo de situaciones obedece “al rencor de un padre con respecto al otro y no asumir el fracaso del matrimonio o admitir la responsabilidad propia y no perdonar la responsabilidad ajena. Siempre son causas ajenas a los hijos que se incorporan a la relación paterno filial y obstruyen ese vínculo”.
¿Qué dice la legislación?
Arrieta explicó que “la legislación vigente en la materia trata a los casos de obstrucción del vínculo como un caso de violencia familiar y por lo tanto está regulada bajo el régimen d~ las leyes de violencia familiar. tanto a nivel provincial como nacional”.
Además, “la legislación se adecuó y la previsibilidad es amplia, de modo que puedo tomar recaudos legales para tratar de resolver el problema. Lo grave de este tipo de flagelo social es que la solución legal no siempre es la solución definitiva a la cuestión, porque puedo tener una sentencia pero no puedo impedir que el padre conviviente continúe obstruyendo el vínculo, de modo que a veces la batalla legal es muy larga para recién obtener alguna modificación. Lo cual lo ideal sería que hubiera la forma de obligar al padre obstructor a que haga un tratamiento psicológico para que advierta la gravedad del cuadro que está generando en sus hijos”.

Puntuación: 3.33 / Votos: 3

Un pensamiento en “La obstrucción del vínculo entre hijos y padres (entrevista a José María Bouza, Apadeshi)

  1. MARÍA ELISABETH JASPE

    creo interesante los puntos de análisis en el artículo, aunque me gustaria saber cómo abordar el tema legalmente y , sobre todo sicológicamente, cuando el adolescente dice no querer establecer el vínculo con el padre sin causa alguna,ni legalmente ni en la convivencia y por consecuencia con nueva pareja y familiares paternos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *