Cómo llevarte mejor con tu madre separada/divorciada (consejos útiles para hijos de padres separados)

[Visto: 4031 veces]

Guía Util para hijos/as de Padres y Madres separados * Basado en “Libro para los chicos de padres separados” R.A.Gadner

Fuente: Apadeshi

Los chicos que viven con su madre separada o divorciada, y tienen a su padre en otro lugar, tiene problemas especiales que otros chicos no tienen.

Esperando que tu madre se vuelva a casar. Muchos chicos desean que esto ocurra, la mayoría con su padre, sino es él con otro hombre. Se lo suelen preguntar a la madre, y esto suele fastidiarla y le hace sentirse mal por haberse divorciado. Sería un gran error si esta madre se casa con un hombre a quien no quiere solo porque piense que esto haría más feliz a su hijo.

Haciéndote el/la grande frente a tu madre. En general, todos los hijos de padres separados tienen que hacer más cosas de adultos que otros que no lo son. A menudo es necesario que ayuden a sus madres con las compras, con el cuidado de otros hermanos, la limpieza. Esto es sano y está bien.

Sin embargo, algunas madres, por el hecho de sentirse solas, tratan que sus hijos ocupen el lugar de sus maridos o de sus amigas adultas. Estas madres pueden querer que su hijo las acompañe cuando visita a amigos y parientes, y se comporte como un marido; pedirle consejo como su fuera un adulto; contarle cosas personales; querer que le acompañe como una persona adulta yendo al cine u otros lugares, incluso que duerma en la misma cama que la madre durante toda la noche, no como algo esporádico, lúdico o para que le mimen, sino desde el acompañamiento que pueda significar a la madre tener a alguien cerca y no sentirse sola.

Está muy mal que un chico/a haga todo esto por su madre, debería explicarle el mal que le puede hacer y la madre buscarse a alguien adulto con quien compartir actividades de adulto.

Por otro lado, hay chicos/as que tratan de actuar como sus padres divorciados, quieren hacer con sus madres muchas de las cosas dichas anteriormente. De vez en cuando no está mal, pero muy a menudo puede causar problemas, como por ejemplo tener dificultades con sus amigos/as. La madre debe buscarse amigas/os de su edad.

Portándote como un bebé con tu madre. Algunos chicos, entristecidos por el divorcio, tratan de que les den atención y cuidados extras, haciéndose más pequeños de lo que son en realidad. Algunas madres aceptan esto y tratan a su hijo/a como si fueran un bebé. Una buena madre no va a tratar a su hijo como si fuera un bebé por más que éste quisiera, pues sabe que lo mejor para su hijo/a es ayudarlo a crecer. Sabe que otros chicos no van a querer jugar con él si se porta como un bebé, y que más adelante puede volverse triste y solitario, además de tener otras dificultades.

Recuerda que lo mejor que puedes hacer es portante como eres, acorde con tu edad.
Cuando tu madre habla con tu padre. Muchas madres parecen estar bien, excepto cuando hablan con sus ex-maridos. Entonces se enfadan, gritan, etc y todo lo que dicen puede no ser cierto. Si tu madre hace eso, es posible que hable mal de tu padre y diga cosas que no son reales. En esos momentos es mejor no tomar en serio lo que dice, y cuando esté menos enfada, podrás confiar en lo que ella te dice. También puedes tener tu propia opinión preguntándote si le viste hacer o decir esas cosas malas que ella comenta.

Si tu madre trabaja. Los hijos se pueden sentir más tristes y abandonados ya que pueden verla menos, pero no vale que le pidas que no lo haga, o creas que si te querría no lo haría. Trabaja porque necesita dinero para que viváis y también porque te quiere y poderte comprar lo que necesitas. Si el trabajo hace más feliz a estas madres, en general suelen ser más cariñosas con sus hijos.

Los chicos de madres que trabajan no se sienten solos ni tristes si tienen actividades extraescolares o clubs donde poder jugar con otros chicos después de clase.

Las salidas de tu madre. Es cuando tu madre hace una serie de actividades propias de los adultos como ir a cenar a un restaurante, ver una película o espectáculo, ir con sus amigos/as, etc, o cuando sale con otro hombre. Estas salidas son privadas, y un hijo no tiene derecho a conocer todo a cerca de las mismas, como con quien sale, a dónde va o que hace. Es natural que el hijo/a sienta curiosidad e interés por esas cosas, o que le quieran acompañar, pero también es normal que la madre no le diga todo lo referente a ellas.

Las madres salen por muchas razones. Cuando se separó se sentía triste y sola, saliendo puede sentirse menos sola y triste, y además pasárselo bien.

Del mismo modo que es bueno que hagas cosas sin tu madre, a pesar de que la quieras mucho, también para ella es bueno hacer cosas sin ti.

Tiempo para estar solo con tu madre. Por más ocupada que esté tu madre, cuidándote, trabajando, saliendo, hay algo para lo cual es importante que se tome tiempo, y es el de estar contigo. Todos los días tendría que haber un momento para estar juntos, para hablar de cosas vuestras, de tus problemas, esperanzas, experiencias tristes y alegres, lo que has hecho en la escuela etc. También poder jugar y leer juntos.

Cómo llevarte mejor con tu padre separado/divorciado

La mayoría de los hijos de padres divorciados viven con sus madres y visitan a sus padres en fines de semana y en fiestas señaladas. Otros chicos, no ven a sus padres nunca o casi nunca.

Padres que malcrían a sus hijos. La mayoría de los padres se sienten muy mal por haberse divorciado y les da mucha pena no estar viviendo con sus hijos. Es por eso que muchas veces tratan de compensar su ausencia dándole a sus hijos prácticamente todo lo que quieren y malcriándolos, haciéndoles regalos, que no los riñan ni castiguen cuando es necesario o no los controles cuando lo necesitan, y que todo el tiempo estén haciendo solamente cosas divertidas:

. Padres que no castigan o corrigen: el hijo no aprende a portarse como se debe y después tiene dificultades con otras personas que no les dejan, y creen que pueden hacer lo que quieren sin tener en cuenta las consecuencias. Suelen estar tan ocupados en meterse en líos que luego no aprenden.

. Padres que no incitan a sus hijos a hacer cosas por si mismos: cuando se les da prácticamente todo lo que piden, pierden el placer de esforzarse para conseguir estas cosas por sus propios medios, y luego la satisfacción de haberlo conseguido.

Demasiadas cosas divertidas, pero pocas cosas personales. Es divertido y sano pasar el tiempo en lugares como el circo, cine, parque de atracciones, etc, pero a veces los chicos echan de menos las pequeñas cosas de todos los días que también pueden ser divertidas, como comer y jugar juntos, limpiar y arreglar en coche u otras actividades más rutinarias. Son momentos para charlar con el padre sobre aspectos que le preocupan o divierten, y tener una relación más cercana, no sólo de diversión.

Haciendo solo lo que el chico/a quiere y no lo que quiere el padre. Es una manera que el padre cree que así el chico/a estará contento, a pesar que esa actividad al padre no le guste o incluso la odie. Por esa razón, los padres no lo pasan bien y arruina la visita del hijo/a. Lo que comenzó siendo para que el chico/a esté contento/a, al final le puso triste. Es mejor tratar de hacer juntos cosas que disfruten ambos, es mejor hablar ambos del tema y encontrar algo con lo que los dos puedan sentirse bien.

Haciendo solo lo que el padre quiere y no lo que quiere el chico. Algunos chicos/as tienen padres así y no dicen nada, y muchas veces llegan a detestar las visitas del padre. Los hijos/as que hablan de esto con sus padres a veces logran modificar esas visitas, de manera que el padre se de cuenta de su error y empezar a hacer cosas que disfruten los dos.

El problema de cuánto tiempo pasar con tu padre. Algunas familias tienen la costumbre de que el chico/a debe pasar uno o dos días con su padre por semana. Sin embargo, es probable que haya momentos que el chico/a no quiera estar con su padre porque prefiere estar en casa o jugando con sus amigos, en cambio, le obligan a estar con el padre.

No se debe obligar a los hijos a ver a un padre más de lo que quiere, se debería dejar elegir pero decidirse con anticipación, para que su padre no haga planes en vano. Si no hay opción a elegir, es mejor hablar con el padre y decirle cómo te sientes.

Algunos padres piensan que cada visita debe durar todo el día, ya que no ve a su hijo/a durante la semana, o todo el fin de semana. Pero en ocasiones las visitas más cortas a veces son mejores. Otros piensan que es importante llevar a todos sus hijos/as, y en ocasiones es mejor que se turnen, así cada uno puede pasar un tiempo a solas con el padre. Lo mejor en muchos casos, es que hables con tu padre de estas cosas para que podáis estar ese tiempo lo más agradable posible para ambos, y para los hermanos en el caso que haya.

Llevando amigos cuando sales con tu padre. En ocasiones puede resultar difícil encontrar una actividad durante todos los días de visita que sea agradable para ambos, y puede ocurrir que el padre o hijo se aburran o se pongan de mal humor.

Una manera de hacerlo diferente y que las visitas sean más divertidas es llevarte a un amigo, de vez en cuando, especialmente cuando no hay un hermano/a.

Haciéndote el/la grande con tu padre. De esto también se habló con respecto a la madre, se trata de cuando los hijos/as se comportan como un adulto, compañero/a con su padre. Esto no es conveniente para los hijos/as, ya que podrán tener dificultades con sus amigos/as, ya que a éstos/as no les gustará que actúes como un adulto.

Portándote como un bebé con tu padre. También se habló de esto con respecto a la madre, donde el chico/a quiere atención y cuidados extra, pero a la larga tendrá dificultades con sus pares que lo verán como un “beb” y se podrán burlar o rechazar un comportamiento así, porque no representa su edad.

Cuando tu padre habla de tu madre. Pueden decir cosas malas de la madre que no son ciertas, sobre todo si está enfadado con algo, y llegar a decir que su madre los odia. Cuando ocurra esto es mejor no hacer caso, y no tomarlo en serio.

Padres que no visitan. También se incluye a aquellos que casi nunca escriben o llaman a sus hijos. Por suerte, hay pocos que sean así.

Es triste decirlo, pero esos padres no quieren o quieren muy poco a sus hijos. Suelen ser padres que en lo demás funcionan bien, pero tienen un problema terrible al no ser capaces de querer a sus hijos, y cuando uno se hace grande comprende que nadie es perfecto, que todo el mundo tiene sus defectos.

Si tu padre es así, ni significa que no valgas nada o que nadie podrá quererte. Al padre que no quiere a su propio hijo/a le pasa algo muy serio, y es una lástima para él. Es mejor tratar de no estar deseando y esperando que cambie y busques en otros sitios personas con las que puedas sentirte querido/a.

Cuando hay chicos/as que no aceptan esta situación se les hace más difícil encarar los problemas del divorcio y esto les añade más problemas. Lo mejor que se puede hacer es buscar buenos amigos de su edad y adultos que puedan ser sustitutos del padre en algunos momentos.

Cómo llevarte mejor con padres que viven separados

Aunque los padres viven separados, todavía se pelean y no han hecho las paces. Ambos tratan de usar al hijo para que ayuden en su disputa contra el otro, si dejaran de hacerlo sería mucho mejor para el chico/a, y entonces no tendría muchos de los problemas que vamos a tratar aquí.

Usándote como espía o cuentero. Cada padre hace muchas preguntas sobre el otro, como si está saliendo, si gasta mucho dinero, etc y como el hijo/a quiere agradar, es probable que conteste a esas preguntas. Pero es un gran error, debería decirles a los padres que no es un espía, y que solo contribuye a que sigan peleando.

Si uno de tus padres sabe que le vas a contar al otro cosas personales, no va a confiar en ti, además uno no se puede sentir bien siendo espía.

Tampoco se trata que no les cuentes nada, sino que con la relación que mantienes con ellos te irás dando cuenta que hay ciertas cosas que es conveniente no hablar.

Uno de ellos trata de ponerte a su lado, en contra del otro. Cuando los padres tratan de hacer esto, el chico/a queda atrapado en el medio.

¿Qué se puede hacer?, por ejemplo:

. Negarte a mezclarte o tomar partido en esa lucha. No te unas a ninguno de tus padres en contra del otro.

. Ser muy prudente respecto a lo qué creer cuando uno de tus padres habla mal del otro, porque a ellos les resulta muy difícil ser sinceros el uno con el otro, incluso con ellos mismos. Creer en lo que estés seguro o en lo que tú mismo ves.

Sembrando discordia entre los padres. Algunos chicos tratan que sus padres los quieran más, contando cosas malas del otro, que ese padre quiere conocer. Tarde o temprano sus padres se van a dar cuenta de lo que está pasando y van a desconfiar del hijo/a. Suele ser una manera que el hijo/a aproveche la situación para conseguir lo que quiere de ellos y que en realidad no necesita. Al final el mentiroso/a se engaña a si mismo mucho más de lo que engaña a los demás.

Usándote como un instrumento o arma. A veces los padres que siguen peleándose después de la separación intentan herirse o controlarse haciéndole algo al hijo, esto es “usar al hijo/a como un instrumento o arma”. Por ejemplo, la madre no deja al chico que visite al padre, porque éste hace cosas que no le gustan a él, o por el contrario que el padre sólo le manda el dinero a la madre si hace lo que el quiere.

Esta situación es terrible y frecuentemente el chico no puede hacer nada, únicamente decirles lo que están haciendo con él, lo que está sufriendo y lo injusto y cruel que pueden llegar a ser por parte de ellos.

Recuerda que cuando crezcas y seas mayor tu madre no va a poder controlarte y podrás ver a tu padre tanto como los dos deseéis. Si tu padre no manda dinero que tendría que enviar, no te vas a morir de hambre, ni te vas a quedar sin casa, porque en general, hay una serie de instituciones que tienen dinero donde tu madre podrá acudir cuando le sucedan estas cosas.

Cómo llevarte mejor con tu madrastra y tu padrastro

Acerca de tu padrastro. Cuando una madre vuelve a relacionarse con otro hombre y deciden vivir juntos o casarse, el hijo/a no sabe bien con qué contar. No sabe qué clase de persona a ser este padrastro, y piense que van a pasar las cosas peores y no las mejores. En general, estos temores desaparecen cuando se conoce mejor al padrastro y se da cuenta de cómo es en realidad. A veces el padrastro tiene muchas ganas de caerte bien y de demostrártelo abrazándote muy pronto, comprándote regalos, tratando de estar tiempo contigo. Quiere ser tu amigo enseguida y no se da cuenta que la mejor manera es de forma lenta y natural. No dejes que esto te asuste o haga que no lo quieras, posiblemente quiera agradarte y te lo está demostrando de una manera equivocada.

En otras ocasiones los chicos/as tienen miedo a su padrastro porque no confían en los adultos, dado que su padre los abandonó o no se portó bien con ellos. Tienen miedo a quererlo y luego desilusionarse. Esta es una creencia frecuente y la madre también piense parecido. Posiblemente la madre esté haciendo esfuerzos en asegurarse que es el hombre adecuado.

Muchas veces los hijos/as tiene problemas con sus padres verdaderos y su rabia, enfado la descargan en su padrastro. Van a tomar al padrastro por malvado y cruel cuando en realidad no lo es. Cuando éste chico/a hable con su padre de las cosas que le molestan y lo aclare, tendrá menos dificultades con su padrastro.

A veces hay problemas en cómo llamarle al padrastro, y lo que hay que tener claro es que hay que usar ningún nombre con el cuál se sienta incómodo. Es importante llamarlo como le salga naturalmente y no como le obliguen a hacerlo.

Otro motivo por el que se sienten decepcionados de su padrastro es que esperaban una persona perfecta o casi perfecta, en contraposicin a su padre verdadero. Nadie es perfecto y todos tienen defectos.

Algunos hijos/as no les gusta la idea que su madre se relacione con otro hombre por el hecho que les va a quitar tiempo de estar con ellos que antes tenían para estar con ella, o también por el hecho que sigan queriendo que sus padres vuelvan a estar juntos, etc. Se enfadan, tratan de decirle al hombre que se vaya y que su madre no se relacione con él. Esto puede aumentar cuando ve que abraza a su madre, la besa, sale solo con ella. El hecho que la madre quiera a ese hombre no significa que quiera menos a los hijos/as. Además, es importante que sepa que cuanto más contenta esté la madre, mejor madre será para el hijo/a.

Acerca de tu madrastra. La mayoría de los hijos de padres divorciados no viven con su padre, y en general, en el caso que haya madrastra no la ven con tanta frecuencia como a su padrastro (que suele vivir con la madre), y por esta razón ella no suele ser tan importante.

Mucho de lo dicho anteriormente sobre los padrastros también se ajusta en este caso, como en el caso de cómo llamar a su madrastra. Lo mejor es llamarla como te sea más cómodo, unos prefieren llamarla por su nombre, otros inventar un nombre para ella. Lo importante es recordar que debes sentirte cómodo con el nombre y no llamarla por la forma que te obliguen.

También puede ocurrir, como en el caso anterior, que al tener problemas, tener miedo a decirle a su madre lo que les molesta, se contienen y lo descargan con la madrastra. Este chico/a se llevará mejor con su madrastra cuando aclare con su madre lo que le molesta. El propósito del enfado es que sirva cuando se tienes dificultades con alguien y ayude a resolver problemas.

Otros problemas de los hijos/as de padres divorciados/separados

Problemas con otros chicos/as. Algunos hijos/as de padres divorciados tienen problemas con otros que tienen padres que no están divorciados. Estos suelen ser muy crueles y se burlan, pueden pensar que sois diferentes o raros y es posible que hasta sus padres no quieran que jueguen con ellos.

Esto pasa porque muchos adultos tienen ideas raras acerca del divorcio, piensan que la gente que se divorcia es rara o mala y no se dan cuenta que el divorcio es algo muy triste. Estas ideas ridículas se las transmiten a sus hijos, y éstos actúan en consecuencia.

Otra de las razones es que ellos mismos se sientan mal, y tratan de sentirse mejor burlándose de otros, pero esto nunca les va a servir.

A algunos chicos que les pasa esto, tratan de ocultar que sus padres están separados, inventan todo tipo de historias para explicar el porqué sus padres ya no viven juntos, incluso es posible que dejen de jugar con otros chicos por temor a que se enteren de su secreto. Esto es una de las peores cosas que se puede hacer, pues solo se logra sentirse peor, teniendo siempre miedo que los demás sepan su secreto, se aleja de los demás y empieza a llevar una vida muy solitaria.

Es importante recordar que si algunas personas creen que eres malo o raro, no significa que lo seas, tienes que decidir por ti mismo si es cierto o no, y preguntar tus dudas a las personas que tengas cerca y sean de tu confianza.

En definitiva, los demás chicos lo que realmente les importa es que jueguen bien con ellos y seas amistoso, que seas como realmente eres, no porque tus padres estén divorciados o no.

Chicos/as que se sienten mal. Muchos chicos/as que tienen padres separados se sienten mal porque la mayoría de los chicos que les rodean tienen padres que viven juntos. Se sienten diferentes. Cuando otros chicos/as cuentan lo que hacen con sus padres, les da pena pensar que ellos no pueden hacer esas cosas. Se suelen sentir mejor cuando se juntan con otros chicos/as que sus padres están en la misma situación, en clubs, reuniones, etc se dan cuenta que no son los únicos, se ven menos diferentes y se sienten mejor.

Tareas y responsabilidades adicionales. Generalmente, estos hijos/as tienen que hacer más cosas por sí mismos que los chicos/as que viven con sus padres juntos. Hacen más trabajos e la casa, ayudan al cuidado de los hermanos menores, y hacen más tareas de personas mayores. Estas responsabilidades adicionales, si no son muchas, suelen ser saludables, porque les ayuda a crecer y a desenvolverse en la vida. Esta es una de las ventajas en comparación a hijos/as que padres que viven juntos.

Algunos chicos/as usan el divorcio como excusa para no hacerse cargo de sus responsabilidades habituales, piensan que se les tiene que tener lástima y se les tiene que dar privilegios especiales. Un adulto que acepta esto es un gran error, no lo está ayudando a crecer, sino que está ayudando a que siga siendo un “beb”. Los chicos/as le van a considerar un mimado y no van a querer ser amigos suyos.

Por otro lado, esos chicos/as sólo tiene el cariño de una persona en el hogar, y es bueno que compensen la pérdida encontrando otros sustitutos, como encontrar amigos para estar menos solos, apuntarse a diversas actividades, invitarles a casa y aceptar las invitaciones de los otros, por ejemplo.

De esta manera le va a ser más fácil cuando sea mayor de hacer amigos y hacer las cosas por su propia cuenta, ya que hay muchos hijos/as de padres divorciados que no quieren crecer ni casarse. Como el matrimonio de sus padres fue malo, piensan que todos lo son, y esto no es así.

Si necesitas un psicólogo/a

Algunos hijos/as de padres divorciados tienen tantos problemas que necesitan a alguien “especial” llamado psicólogo/a, con quien hablar y comentar lo que ocurre, porque se sienten nerviosos, inquietos, tristes, retraídos, avergonzados, etc.

El psicólogo/a habla con los chicos/as y sus padres de muchos problemas que se han nombrado en este artículo, entre otros. Esto puede ayudar a que el chico/a se preocupe menos y se sienta mejor.

A pesar que la mayoría de los hijos/as de padres separados no necesitan un psicólogo/a, todos se sentirían mejor si hablan con sus padres y les hicieran preguntas.

__._,_.___

Puntuación: 4.06 / Votos: 16

2 pensamientos en “Cómo llevarte mejor con tu madre separada/divorciada (consejos útiles para hijos de padres separados)

  1. gabriela

    hoy gan digan me que hacer yo vivo con mi papa pero quiero estar con mi mama lo que pasa es que yo estudio muy lejos de su casa digan yo la veo solos los fines de semana

    Responder
  2. loriana

    felicitarlos con el blog y decirles q me e sentido identificada con el tema estoy separa hace 2 años y estoy en tramites de divorcio y me siento con una cruz de dolor por q se que se siente no tener familia y mi trastorno diario es el sufiemiento de mis hijas tengo dos una 8 y otra 2años el cual me preocupa mas la mayor ya que a tenido q pasar por muchas separaciones con su padre y ella como se acostumbrado y la reaccion de ella es que tenga otro chico para q tenga su famil a claro que a la vez me gusta su forma de pensar pero a al vez se q se siente entre la espada y la pared por q ella tambien kiere a su padre pero a su manera ya q el la a decepcionado muchas veces ahora yo estoy saliendo con otra persona q quiere tener planes futuros conmigo pero aveces tengo el temor de fracasar por que se q mi ex no es una persona muy picona y va a querer malograr mi ralacion es por eso q llevo saliendo a escondidas y eso tambien dificulta para mi un tiempo con mis hijas por q ue me gustaria q compartir mi felicidad con ellas ya que las amo y me gustaria que ellas no perdieran la felicidad de lo que significa tener una familia unida con valores y principios q derrepente con su padre no les pude dar
    no se les pediria un consejo para saber si estoy haciendo bien en rehacer mi vida se los agradecere mucho

    Dios bendiga a todas las persona y mas a las q pasen y lean este blog q es muy interesante y ayuda mucho

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *