El Estado Australiano se disculpó ante los aborigenes por las vejaciones que se causaron contra ellos

[Visto: 1059 veces]

Australia pide perdón a los aborígenes por el sufrimiento causado

Decenas de miles de personas escucharon las palabras de perdón desde lugares públicos, plazas, parques, escuelas, hospitales, y puestos de trabajo.

El primer ministro de Australia, Kevin Rudd, pidió hoy, por vez primera en la historia del país, perdón a los aborígenes por el dolor y el daño causados en el pasado.

El discurso del jefe del Gobierno está siendo emitido en directo por la televisión nacional y mediante pantallas gigantes a todo el país desde el Parlamento, en Camberra.

En la sesión especial del Parlamento, que tras el discurso votará la moción sobre el perdón, están presentes varios representantes de las comunidades aborígenes y todos los ex primeros ministros del país aún vivos, salvo el predecesor de Kevin Rudd, el antiguo líder de los conservadores, John Howard.

La moción cuenta con el apoyo de los mayores partidos de la oposición.

“Hoy honramos a los pueblos indígenas de estas tierras, la cultura existente, más vieja de la historia de la humanidad”, dijo Rudd.

“Reflexionamos, en particular, sobre el maltrato a los que fueron de las generaciones robadas, este capítulo manchado de la historia de nuestra nación”, añadió el primer ministro.

La llamada “generación robada” se refiere a los niños y jóvenes aborígenes que, entre 1910 y 1970, fueron separados por la fuerza de sus familias, y dados en adopción o colocados en instituciones religiosas.

“A las madres y a los padres, a los hermanos y a las hermanas, por la ruptura de familias y comunidades, pedimos perdón. Por la indignidad y la degradación así infligida en un pueblo orgulloso y una cultura orgullosa, pedimos perdón”, apuntó Rudd.

Decenas de miles de personas escucharon las palabras de perdón de Rudd desde lugares públicos, plazas, parques, escuelas, hospitales, y puestos de trabajo.

Fuente: La Tercera (chile)

Puntuación: 3.00 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *