Madre presa pierde derechos sobre su hijo en Sevilla (aplicación correcta del interés superior del niño)

[Visto: 2213 veces]

La reclusa que perdió la tutela de su bebé pudo visitarlo durante dos horas

La reclusa sevillana que ha perdido la tutela de su bebé recién nacido tuvo ayer con él una primera visita de dos horas durante las cuales ‘le cambió los pañales entre lágrimas y le vio muy guapo y bien cuidado’, según ha dicho a Efe su abogado.

TERRA ACTUALIDAD – EFE.- El letrado José Antonio Bosch ha informado hoy de que, atendiendo la petición de la Fiscalía sevillana, un empleado del centro de acogida de Carmona (Sevilla) donde se encuentra el bebé lo trasladó ayer, martes, a la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaira, donde cumple condena la madre.

La visita duró dos horas y fue el primer contacto entre Antonia Fernández Pareja y su hijo, cuya custodia le fue retirada el mismo día de su nacimiento, el pasado 28 de septiembre en el hospital de Valme de Sevilla, donde el bebé fue tratado del síndrome de abstinencia que sufría como consecuencia de la drogadicción de su madre.

Bosch ha dicho a Efe que la madre le ha contado, entre lágrimas, su emoción al cambiar los pañales del bebé, que ahora tiene dos meses y al que vio ‘muy guapo, bien de salud y perfectamente cuidado’.

La visita ha sido consecuencia de la petición de la Fiscalía de Sevilla, que el pasado día 30 tomó declaración a la madre y apoyó el establecimiento de un régimen de contactos, mientras se tramita la petición de dos tíos del niño de hacerse cargo de su tutela y a la espera de que el juez de familia se pronuncie sobre la declaración de desamparo.

Según Bosch, a partir de ahora ‘pelearemos para que las visitas sean lo más continuadas posible, con la finalidad de que el niño acabe viviendo con su madre’, porque ‘si está preparada para cuidarlo unas horas, también lo está para las 24 horas del día’.

El letrado sostiene que el bebé no puede estar en desamparo pues su madre está ingresada en un centro penitenciario especializado en mujeres con hijos, y además en la actualidad recibe tratamiento con metadona y se encuentra ‘en las últimas fases de rehabilitación’.

En contra de lo afirmado por la Junta en la declaración de desamparo, Bosch sostiene que Antonia sí que pidió integrarse en un Programa de Madres en la cárcel, aunque no se lo concedieron, y, respecto a su peligrosidad, ha manifestado que ‘los muchos años que lleva en prisión supongo que algo la habrán rehabilitado’.

Bosch argumenta que la normativa penitenciaria prevé la adecuación de algunos centros, como el de Alcalá de Guadaira, para la atención de madres con hijos ‘dado que uno de los derechos fundamentales de los menores para garantizar su armonioso desarrollo es crecer en el seno de su familia y criarse en el amor de sus padres’.

Puntuación: 3.25 / Votos: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *