Un Pacto Social en épocas de austeridad

[Visto: 1250 veces]

El Gobierno ha planteado la necesidad de un “nuevo pacto social” (¿Cuándo tuvimos uno original?). Este pacto social se avocaría a tratar el tema salarial con los sectores gremiales y empresariales.

La intención es novedosa, pero también irreal. Si con los Decretos Supremos que se dieron en agosto 2006 está prohibido todo tipo de contratación estatal de ASESORES de primer nivel, ¿cómo luego de protestas sociales, quieren desconocer su propia austeridad?

Víctor García Toma, aprista de tiempo, va a asumir funciones en un nuevo cargo, probablemente la remuneración esté asignada bajo un rubro camuflado, pero bueno ese lío es de búfalos.

Puntuación: 0 / Votos: 0

2 pensamientos en “Un Pacto Social en épocas de austeridad

  1. jorge javier miletich moreno

    comparto contigo la opinión que es algo no planeado ni planificado y por tanto,sin una ubicación ni responsabilidades de liderazgo y de manejo. por otro lado, comparto tambien contigo en la necesidad de estructurar UN PACTO SOCIAL que plantee la tematica de la necesaria Gobernabilidad Democratica inclusiva y redistributiva. uno de los grandes problemas que tenemos es que un porcentaje muy alto de la población no se siente incluido en ninguna iniciativa nacional. Me parece que debió ajustarse funcionamiento del Acuerdo Nacional para que cumpla ejecutivamente dicha misión de incluir a más y de plantear y chequear la distribución de beneficios (no necesariamente dinero) de la bonanza económica y del desarrollo intelectual.
    un abrazo

    Responder
  2. hernán González paucarhuanca

    Sobre el pacto social quiero agregar como el Sr. Víctor García Toma puede afirmar que invitará a concurrir a los desempleados.- será una treta para tener jale en su labor de ejecutivo; o más bién debe recomendársele que debe invitar a los despedidos de su gestión frente al TC, para que previamente tenga que disculparse y después presentar un proyecto de ley para amnistiar a los injustamente despedidos del Apra y de Toledo. Por ahí empiece con su labor si quiero ser serio.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *