Adiós al héroe de las sombras

[Visto: 358 veces]

Conmigo fuiste Linterna,

fuiste artista,

fuiste sonrisa sincera,

fuiste niño y fuiste hombre;

fuiste hijo del sol.

 

Me regalaste tu pintura,

tu ser…

me diste los trazos nuevos

de tu talento

y de tu amor.

 

Creaste un nuevo estilo,

el que conmigo empezó

y terminó.

El que, conmigo, quedó.

 

Pero…

 

Elegiste volver a la sombra,

al antifaz, 

a la cara escondida…

a la sonrisa que te queda

y al deber.

A ser el héroe

que la culpa construyó.

 

Pero…

 

Bendigo al que realmente eres

y un día volveré a ver 

en la luz,

en donde estoy.

 

Y le digo adiós

al héroe de las sombras,

al muñeco que te di y que vendiste

por debilidad.

Le digo adiós

a todo lo que niega tu auténtico ser,

el que yo amé

y admiré.

 

Quizás, como dijiste un día

todo fue un sueño,

una historia irreal,

quizás.

 

Pero…

Me quedo con esa felicidad

y creo una nueva

cada día,

cada minuto,

cada instante en que vivo 

y siento.

 

 

En casa, escuchando “Stranger in town” de Toto

20150428-13557996995_09bd3f81fb_o.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leer más

No puedes volar

[Visto: 419 veces]

Y emprendí mi vuelo sola,

porque temías volar,

porque no puedes volar.

Nunca pudiste.

 

Y salí de las oscuras aldeas de sombras,

de las cuerdas de equilibrista,

de las pócimas de opio.

 

Y huí de los  encierros de ostra doliente,

de las pataletas de filósofo,

de las declaraciones de infante.

 

Volé a otra atmósfera

sintiendo miedo al inicio,

desgarrándome la fuente

y viviendo una de mis muertes.

 

Allá, en mi exilio,

mientras curaba mis alas,

acudió tu señal egoísta,

tu palabra ligera, torpe,

como el último de tus silencios.

 

Nací para volar.

 

Bendigo tu huida,

rezo por tu sanación

y vuelvo a las alturas,

no puedo embarrarme más.

 

20131108-images_-22-.jpg

Leer más

Poema para un artista IV

[Visto: 809 veces]

Artista

Para Henry (Jack)

Moldeaste lentamente
La mirada de mi alma
Dibujaste con cuidado y gracia
Mis sonrisas en medio de la rabia.

Y , entonces, te quiero
y es tan sencillo decir eso
como hablar
del amor entre el mar y el universo.

Te quiero
Revierto, abierto, incierto…
Como la azucena al suspirar.

Te quiero
Sin miedo, con miedo y con sueños
Como una niña cuando besa a su primer amor.

No hay argumentos
Ni diferencias
Ya no me importa si te gustan los gatos
Y aprenderé a vivir con tu negación de Dios.
27 de octubre del 2011
20111230-femme_jouant_avec_un_chat_-_picasso.jpg

Leer más