JUEVES SANTO EN AREQUIPA

[Visto: 1415 veces]

En este día no hay procesiones, pero se conmemora la institución de la Eucaristía y en todos los templos religiosos se preparan hermosos adornos conocidos como “monumentos”, los cuales simbólicamente representan el sacramento. La tradición indica que se deben recorrer un número determinado de estaciones o iglesias.

El evento de mayor importancia de la tarde se da a las 6 pm, con la misa de institución de la Eucaristía en la mayoría de los templos de Arequipa, la cual incluye la sagrada comunión donde se recuerda la última cena del señor Jesucristo con sus doce apóstoles. Luego de esto se produce la adoración al santísimo, además se realiza la ceremonia del lavado de pies, denominada también del mandato o pedilavium, donde el sacerdote efectúa este lavado a doce personas que generalmente son niños o ancianos, ello se realiza en recuerdo de la lección de humildad y amor de Jesús al lavar los pies de sus doce discípulos.

Culminada la misa se inicia el recorrido penitencial de las estaciones o monumentos que se erigen en un lugar preferente de la iglesia para custodiar a Jesús Hostia. Estos monumentos tienen arreglos especiales y los símbolos de la Eucaristía como el trigo, pan, uvas y el vino rodean el pequeño tabernáculo en donde se encuentra Cristo sacramentado. En cuanto al número de estaciones a recorrer, antiguamente los templos visitados eran siete; sin embargo, en los últimos años se ha popularizado el recorrido de 14 estaciones en conmemoración al Vía Crucis que refleja los hechos de la pasión de Cristo.

Es importante mencionar que el recorrido de las estaciones no siempre ocurre después de la misa de las cinco de la tarde, es común que gran parte del público católico de Arequipa se concentre en el centro de la ciudad desde las 3 de la tarde aproximadamente, aunque el momento de mayor concurrencia se da entre las seis y siete de la noche, es por eso que las principales calles del centro histórico permanecen repletas de gente.

Las siete estaciones o monumentos ubicados en el centro histórico de la ciudad de Arequipa que se recomiendan visitar son:

  • La Basílica Catedral
  • Iglesia de San Francisco
  • Iglesia de San Agustín
  • Iglesia de La Merced
  • Iglesia de Santa Catalina
  • Iglesia de La Compañía
  • Iglesia de Santo Domingo

Hasta la mitad del siglo XX era muy común que el jueves Santo las campanas dejaran de sonar y que en todas las casas se izaran las banderas a media asta con crespones negros en señal de duelo, así permanecían hasta las nueve de la mañana del sábado de gloria, hora en que las ponían al tope con el repicar de las campanas y el ruido de los cohetes en una muestra de felicidad por la resurrección de Jesús.

Antiguamente en este día, en la Plaza de Armas, el batallón de artillería del ejército, junto con el regimiento de caballería y su respectiva banda de música, salían con traje de gala y ofrecían un espectáculo marcial al público.

Anteriormente, incluso hasta los años 90 del pasado siglo XX, se llevaba a cabo la “Gran concentración de Varones” que se realizaba en el atrio de la iglesia de San Francisco o en el de la Catedral, esta reunión se hacía con el objetivo de recorrer en “corporación” siete monumentos o estaciones del mismo número de templos del centro de la ciudad. Se iniciaba a las nueve horas de la mañana o a las tres de la tarde; las personas que participaban en un principio eran autoridades eclesiásticas, militares y civiles, junto con un gran número de ciudadanos, posteriormente las autoridades civiles y militares dejaron de asistir.

También en tiempos pasados, en este día las familias tenían la costumbre de servir doce platos o potajes diferentes a base de carne roja, pescado, gallina, mariscos, hortalizas, frutas, leche, huevos, queso, tubérculos, menestras y bebidas. En la noche, a las nueve, la cena era con dulces, los más populares eran las mazamorras hechas con maicena, frutas frescas y secas (manzana, huesillo, membrillo, ciruela, pasas, piña, plátano, etc.), también desatacaba el arroz con leche, los dulces de frutas, etc. Los condimentos que más se usaban eran la canela, el clavo de olor, el anís y el ayrampo (para darle color a la mazamorra). Además se servía chocolate, biscochos de canela (de La Lucha), natilla, guatemalas entre otros postres.

FUENTE: La Semana Santa de Arequipa, de Lorenzo Tacca y Arequipa sus fiestas y comida típica, de Juan Guillermo Carpio Muñoz.

Puntuación: 4 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *