En el nombre de mi madre, María Angélica: mansedumbre y astucia

 Salmo 131
Con espíritu de infancia

No está inflado,Yaveh, mi corazón,
ni mis ojos subidos.
No he tomado un camino de grandezas
ni de prodigios que me vienen anchos.
No, mantengo mi alma en paz y silencio
como niño destetado en el regazo de su madre.
¡Cómo niño destetado está mi alma en mí!
¡Espera, Israel, en Yaveh
desde ahora y por siempre!



En mi memoria viva, el mensaje y el testimonio de mi madre, María Angélica, −al conmemorar el segundo año de su partida, el próximo domingo 26 de febrero−, se resumen en tres grandes enseñanzas cristianas y humanas, que iluminaron el sentido de mi vida, de mi palabra y de mi acción: buscar la inocencia con experiencia, cuidarse de los hijos de las tinieblas que son más astutos que los hijos de la luz, y adquirir la capacidad de moverse en medio de lobos, con la astucia de la serpiente y la mansedumbre de la paloma.

En el recuerdo vivo de mi madre, Mujer-Amor, en su vida y en su muerte, sus iluminaciones son de una vigencia sorprendente. Son, además, según la Escritura, el corazón pensante de la predicación de Jesús de Nazaret. Están presentes en toda la Biblia, desde el Génesis hasta el Apocalipsis. No están en el centro de este breve texto las luces y sombras de mi existencia, sino por encima de todo, la remembranza del mensaje y del testimonio de mi madre.

Su enseñanza fundamental: inocencia con experiencia

He estado pensando en la visión del pequeño que me transmitió mi madre desde que era niño hasta que me hice adulto. Me habló de los niños y de los adultos (“inocencia con experiencia”, en el caso de los adultos) según la enseñanza de Jesús: “Yo te bendigo Padre, porque has ocultado estas cosas a sabios y prudentes, y se las has revelado a pequeños” (Mateo, 11-25), la que tan bellamente se expresa también en el Salmo 131, Con espíritu de infancia, que encabeza esta breve meditación.

La preferencia por el pequeño es la inversión mesiánica central de Jesús, alrededor de la cual se despliegan todas sus otras inversiones mesiánicas: su predicación sobre la compasión y la solidaridad, sobre la justicia y la caridad; la acogida a la viuda, al huérfano y al extranjero. A veces, siento y pienso que la perspectiva del pequeño nos liberará y nos salvará. Sólo tenemos que confiar, como confiamos en el amor entre el amado y la amada, que se revela en el bello poema, Noche Oscura, de San Juan de la Cruz.

Un sentido realista del mal: los hijos de la luz y los hijos de las tinieblas

“Los hijos de las tinieblas son más astutos (…) que los hijos de la luz” (Lucas, 16-8), es un tema fundamental que recorre toda la Biblia, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, que mi madre me citaba iluminándome para fortalecerme y no dejarme inerme ante mis propios límites humanos y al acecho exterior de los hijos de las tinieblas. Tardaba en tomar conciencia de este mensaje que me removía hasta los conchos.

Todo el mensaje de mi madre se resume en la palabra de Jesús: mansedumbre y astucia

“Miren que yo los envío como ovejas en medio de lobos. Sed, pues astutos como serpientes, y sencillos como palomas” (Mateo, 10-16). ¡Cuántas veces escuché esta iluminación en la maternidad y filiación que compartí felizmente con ella!

Gracias, María Angélica, madre maravillosa, tu recuerdo libera y salva por siempre. 

A mis familias Piqueras Luna y Piqueras Villarán, con amor. 

la_familia_piqueras_villaran_con_los_abuelos_maria_angelica_y_manolo.jpg

Leer más »

Gabriel García Márquez: la novela como transposición poética de la realidad

Siempre me pregunté, desde muy joven, por qué Gabriel García Márquez tenía esta expresión consecutiva maravillosa: “escribir es transponer poéticamente la realidad”. Está en la tradición más alta de la literatura universal. Su respuesta es inspirada y brillante. 

Las dos conversaciones más reveladoras de la genial narrativa poética de Gabriel García Márquez, son las que tuvo con Pablo Neruda y con Plinio Apuleyo Mendoza en, El Olor de la Guayaba. Es un gran escritor que da el mismo cuenta de su proyecto estético y de su creación artística, mejor que su más grande crítico literario.

“-Has dicho que toda buena novela es una transposición poética de la realidad. ¿Podrías explicar este concepto?

-Sí, creo que una novela es una representación cifrada de la realidad, una especie de adivinanza del mundo. La realidad que se maneja en una novela es diferente a la realidad de la vida, aunque se apoye en ella. Como ocurre con los sueños.”

EL OLOR DE LA GUAYABA – GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ (Conversaciones con Plinio Apuleyo Mendoza). Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 3ª edición, setiembre de 1993.

http://aletheiamuip.com/escritores/gabriel-garcia-marquez/

Vea la entrevista de Gabriel García Márquez a Pablo Neruda aquí

Leer más »

Resurrección

Entramos pronto a hablar de Dios desde la Cruz y la Resurrección de Jesucristo, desde el sufrimiento del inocente, ese es el misterio de nuestra fe.que conmemoramos en la Semana Santa.

La vida y la muerte de la paloma es una metáfora de este acontecimiento cristocéntrico, Nicanor Parra, notable poeta chileno, versifica: “Una vez en un parque de Nueva York/Una paloma vino a morir/Agonizó durante algunos segundos/ Y murió/Pero lo que nadie va a creer es que resucitó de inmediato/ […] El poema remata::/Era un día de otoño/Pero parecía primavera”. En este espíritu pascual nos acercamos a la celebración de la Semana Santa: “Era […] otoño/ Pero parecía primavera/”.   

 

“Una vez en un parque de Nueva York
Una paloma vino a morir a mis pies
Agonizó durante algunos segundos
Y murió
Pero lo que nadie me va a creer
Es que resucitó de inmediato
Sin darme tiempo para reaccionar
Y emprendió el vuelo
Como si nunca hubiera estado muerta.

Y yo me quedé mirándola zigzaguear
Entre los edificios de departamentos
Y me quedé pensando tantas cosas.

Era un día de otoño
Pero que parecía primavera”..

 elcristodepaulgauguin.jpg

 

Leer más »

Juan Gelman, el poeta de la tristeza como el tango de la guardia vieja

Juan Gelman  (Buenos Aires, 1930-México DF, 2014), murió hace a inicios de este año, sus poemas  transfiguran con belleza y hondura  el  amor,  la tristeza  y el compromiso. “Sin embargo, desdeñaba el término de “poesía comprometida” porque creía que la ideología y la obra de un escritor estaban a menudo conectadas por canales oscuros.”.

En su originalidad, el poeta alcanzó el reconocimiento unánime de las letras españolas y obtuvo entre otros, el premio Cervantes, el Juan Rulfo, el Neruda, el Reina Sofía de Poesía Latinoamericana.

Desde estas Página Libres, entregamos un breve fragmento de Marcas, un bello poema, una historia argentina, como el tango de la guardia vieja.

 “Por más que miro el horizonte no hay barcos.
A esta tristeza un solo barco la haría navegar.
No alcanzo a leer mi corazón escrito.
¿Quién junta las partes irreales
de la conciencia, las aproximaciones, los miedos?
Es horrible saber que moriré mañana.
¿Somos nosotros o qué?
Aunque nos deshilachen.”.

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/01/15/actualidad/1389746754_647883.html

Leer más »

La poesía es el destino de la lágrima, por Leopoldo María Panero

Ha muerto Leopoldo María Panero, uno de las grandes voces poéticas del último cuarto de siglo en España. Desde el sanatorio de Las Palmas, en la Gran Canaria, nos interpela con una definición de poesía, bella y honda: “La poesía es el destino de la lágrima”.

“La poesía es el destino de la lágrima
como un vómito enredado a otro vómito
como el árbol del saber
como el silencio en que se halla la noche
buscando locamente lo que excede al ser
la nada en que me buscas
el desierto y la flor.”.

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/03/06/actualidad/1394093486_474925.html

Leer más »

José Heredia Maya, poeta de la voz gitana

Remembranza y despertar a la vida y a la obra de,  José Heredia Maya (1947-2010), el primer profesor universitario de Literatura gitano en España, y un poeta notable que encarna la voz de la identidad gitana: “Con el cuerpo sembrado de magnolias / Y la muerte ocupándome el cansancio / Yo me puedo morir en cuanto quiera”.”. En mi imaginario hispano, andino y universal, el mundo gitano tiene una alta significación, entrego desde estas Páginas Libres esta breve presentación.   


“Aunque sea reciente mi carné
Yo nací hace milenios:
Cuando despacio al paso de la bestia
El horizonte se horadaba.
Cuando la muerte
Era un signo de Dios omnipotente
Y no un signo de Dios exterminando
(es posible que no existiera Dios
Todavía en la mente de los hombres)
Cuando los niños
Jugaban con la luna
y todos con la misma se acostaban.
Cuando decir yo espiga
O Federico era lo mismo.
Cuando el mar y su canto era la miel
De todo oído y paladar bien hechos.
Cuando Ulises y Sancho no existían.
Cuando la Tierra era una estrella
Y no un soporte
De mendigos de muertos
De famélicas madres de animales terribles
Y no un soporte digo
De negros de amarillos y de blancos
Y dentro de los blancos
Moros indios y gitanos entre otros.
Cuando las cosas eran más de Dios
Y más de todos.”.”.

http://elpais.com/diario/2010/02/23/necrologicas/1266879601_850215.html

Leer más »

Mi intuición estética en la creación artística

El pensador poético, tal como nos lo manifestó Walter Benjamin, permite mirar lejos, como un Amadeus de la lengua de La Mancha. Juan de la Cruz y César Vallejo, entre unas Indias y Américas mejores, son el principio y el fin.

Manuel Piqueras, Las paradojas de la soledad.

Voy a romper esquemas sobre el pensamiento poético en el Perú, a riesgo de parecer soberbio. César Vallejo y Manuel Piqueras Cotolí son dos momentos lúcidos de la historia de la patria del Siglo XX (hay que entrar en la traductibilidad de los lenguajes de la literatura y de las artes plásticas, es historia y filosofía del arte). Creo que Gustavo Gutiérrez es un momento lúcido del Perú más contemporáneo. Son años de mirar esta Tierra de nuestros dolores y alegrías, algún día lo escribiré a horcajadas entre la estructura y el estallido, lo que me interesa es el estallido poético.

Tanto Mario Vargas Llosa como José María Arguedas, dos visiones distintas de una misma América, tienen fragmentos narrativos notables, nunca he visto en   estos dos grandes narradores visiones totales. La creación literaria es experiencia e imaginación, el Perú es un país fragmentado, así como es una pregunta inútil pensar en una visión total del país desde las ciencias sociales, es imposible pensar en una narrativa total de la patria. Solo fragmentos, que hay que articular en su fragmentación con temor y temblor. La poesía en este tema es más lúcida con relación a iluminar el laberinto, como en el mito de Sísifo.

Es una hipótesis de la exploración tras la cual ando hace años inspirativamente, que ciertamente hay que validar, sabiendo además que es un hilo en el laberinto, que es discutible como todos los otros.

20140121-las_paradojas_de_la_soledad-caratula.jpg

http://blog.pucp.edu.pe/item/154017/de-otras-indias-mejores-a-otras-am-ricas-mejores

http://blog.pucp.edu.pe/item/170048/san-juan-de-la-cruz-y-cesar-vallejo

Leer más »

Romance del nacimiento, por San Juan de la Cruz

En la poesía de San Juan de la Cruz, el romance entre el amado y la amada transfigurado en la pareja humana, predomina sobre cualquier otro tema literario: “Abrazado de su esposa […] festejando el desposorio que entre tales dos había […]”. “Dios en el pesebre allí lloraba y gemía […]. Y el llanto del hombre en Dios, y en el hombre la alegría, lo cual del uno y del otro tan ajeno ser solía […]”. Este genio para la humanización de lo divino en toda su poesía, hace de este poema, bellísimo y único. Estamos acostumbrados a una poética dulzona sobre Navidad. San Juan de la Cruz rompe con estos poemas almibarados.

 

“Ya que era llegado el tiempo
en que de nacer había,
así como desposado
de su tálamo salía,

abrazado con su esposa,
que en sus brazos la traía,
al cual la graciosa Madre
en su pesebre ponía,

entre unos animales
que a la sazón allí había,
los hombres decían cantares,
los ángeles melodía,

festejando el desposorio
que entre tales dos había,
pero Dios en el pesebre
allí lloraba y gemía,

que eran joyas que la esposa
al desposorio traía,
y la Madre estaba en pasmo
de que tal trueque veía:

el llanto del hombre en Dios,
y en el hombre la alegría,
lo cual del uno y del otro
tan ajeno ser solía.”.

20131222-paul_gauguin_-_te_tamari_no_atua_-nativity-_.jpg

Leer más »

SALVAR LIMA

Estratégicamente es importante y urgente, la convocatoria de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, a la constitución de una Comisión Consultiva, de personalidades, colegios profesionales y técnicos expertos en los problemas y soluciones para Lima,  de naturaleza práctica y concreta.

La presencia de don Luis Bedoya Reyes, en esta Comisión Consultiva ayudaría mucho a darle prestigio y autoridad simbólica y real. Un contrapeso a los conflictos que puedan suscitarse entre  vencedores y vencidos, en el Consejo Metropolitano, luego de los resultados de las elecciones parciales recientes.

 

Leer más »