Perú: irrupción del periodismo y la decencia en política

De todo lo expuesto debemos sacar la consecuencia de que hay dos razas de hombres en el mundo y nada más que dos: la “raza” de los hombres decentes y la raza de los indecentes. Ambas se encuentran en todas partes y en todas las capas sociales. Viktor E. Frankl, Un psicólogo en una campo de concentración.

Un hecho muy significativo desde el punto de vista histórico, político y ético es la irrupción de un colectivo muy plural de periodistas que además de ser muy éxitosos mediáticamente se han jugado a costa de sus trabajos muy bien remunerados, por la decencia y la independencia frente a empresas de comunicación muy poderosas. En estos casos, en un contexto de polarización y agresividad como el de la primera y segunda vuelta de las elecciones presidenciales 2011, la virtud en política se ha impuesto frente a intereses particulares de los grandes propietarios del Perú, muchos de ellos mulas con plata. Son varios los casos que hemos visto y oído, el de Rosa María Palacios es el que más fuerza mediática ha adquirido, hasta ahora.

¿Este colectivo plural de periodistas es producto de una reacción conciente contra la degradación intelectual y moral más honda de la república a que llevó el fujimimontesinismo? ¿Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2011, con su posición ética en política ha influido decisivamente en esta corriente de pensamiento y acción? Ciertamente estos periodistas no son humalistas, tampoco antihumalistas, simplemente han elegido el ejercicio de su profesión como vocación ¿Qué extensión e intensidad en la reforma intelectual y moral de la opinión pública tienen estas personalidades? ¿Qué función han jugado las redes sociales, como por ejemplo, La Mula, etc.? Habría que profundizar en esta breve reflexión, tengo más preguntas que respuestas frente a estos signos de los tiempos de oscuridad y luz, probablemente las respuestas congreguen la agenda de preguntas que hacemos en estas Páginas Libres.

Puntuación: 0 / Votos: 0