Luego de decretado el Estado de Emergencia, el gobierno ha dictado distintas medidas laborales para frenar los efectos nocivos del coronavirus en el Perú (DU 026, DU 027 y DU 030). Sin duda, los problemas no sólo son de salud pública, pues la pandemia trae consigo efectos sociales y económicos de gran impacto. Estas medidas laborales sólo se aplican durante el periodo que dure el Estado de Emergencia, por lo que su naturaleza es innegablemente temporal. ¿Su objetivo?. Lograr un equilibrio complejo entre 3 intereses: a) superar la crisis de salud por el coronavirus, b) asegurar la sobrevivencia de la población y c) no provocar un colapso empresarial que nos lleve a una crisis económica sin fondo. Si el Estado de Emergencia se prolonga no creo que baste una sola receta de medidas laborales temporales. Por el contrario, estas medidas temporales deben irse perfilando y acomodando hacia la consecución del equilibrio complejo ya apuntado.

 

Puedes leer más en el siguiente enlace:

Medidas temporales