Durante el tercer año (capítulo tres)

[Visto: 286 veces]

(viene del capítulo anterior)

Luis se fue a su casa. Luego de saludar a sus padres, tomó su toalla y se metió al baño a darse una ducha. Terminó y caminó a su habitación a ponerse ropa limpia. Pero la ducha lo relajó más de la cuenta y, apenas se recostó sobre la cama, se quedó profundamente dormido.

Se levantó aún somnoliento, imaginando que se encontraba a media mañana. Miró su reloj: ya eran las cuatro de la tarde. Sorprendido, se acordó de Mónica y miró en su celular. Tenía cerca de cinco llamadas perdidas, la más reciente hace unos cinco minutos. Apurado, llamó de vuelta a su enamorada.

Una, dos… A la tercera llamada, Mónica decidió contestar. Luis le iba a explicar que se había quedado dormido cuando… “¿Qué se supone que piense? Hace rato que paro llamándote y ¡tú no contestas!”, respondió ella totalmente enfurecida. No lo entendía. Luis no tiene cómo entenderlo. Le pide por favor que se vean más tarde en la cafetería para aclarar todo.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *