Durante el tercer año

[Visto: 344 veces]

Mónica se halla sentada en una banca del parque. Está inquieta, algo desesperada. No es para menos. Lleva cerca de media hora esperando a que Luis aparezca. Lo llamó temprano para conversar sobre su relación de pareja. Él respondió de modo afirmativo, pero el tono de su voz la dejó en un mar de dudas.

Aún así decidió ir al momento por ella pactado. Sin embargo, los prolongados minutos que pasan la hacían arrepentirse de su presencia en ese lugar. Se paró para irse, cuando lo divisó venir por una de las esquinas. Luis caminó con completa libertad y sumamente tranquilo. A pesar de ello, la saludó con mucha sequedad.

Mónica se sentía desarmada. El chico que creía conocer se presenta ahora como un joven inalcanzable cuya sola mirada le infundía un profundo respeto. No podía creer que se tratara de la misma persona. Sobreponiendose al desconcierto, le preguntó qué rumbo tomaría su relación. “¿En serio quieres que te recuerde todo lo que pasamos?”, fue la retórica frase con que la fulminó.

(viene del capítulo anterior)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *