La caída de Toño (capítulo cinco)

[Visto: 329 veces]

(viene del capítulo anterior)

“Un hombre ha sido acribillado hace una hora… búsquenlo en la nueva construcción de la calle del Estero”, denunció Toño por el auricular. El policía que atendió su llamada le pidió identificarse, pero no recibió más respuesta. El teléfono público quedó colgando mientras el obrero corrió con rumbo desconocido.

Y es que consciente que podían venir a buscarlo, Toño decidió no volver a su casa esa noche. Su esposa se preocupa muchísimo al ver el reloj de pared en la cocina. Lo mira una y otra vez. La última  fue a las once de la noche. “¿Qué pudo haberle pasado a mi Toño?”, se pregunta ella cuando, minutos después, el teléfono de la casa suena. Ella pregunta quien es pero la voz lo dice todo.

Se emociona al darse cuenta que Toño por fin se ha comunicado y le cuestiona por qué aún no llega. “Hay un problema y debo esconderme un tiempo. Te prometo regresar pronto”, fue lo poco que le dijo su esposo, antes de pedirle que salude a los niños de su parte. Y cortó la llamada. Ya no pudo oir a su esposa quebrarse en llanto por no entender lo que está sucediendo.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *