Acercarme y por gusto

[Visto: 321 veces]

Es tan sólo otro día

en el mismo paradero,

subiendo al mismo bus,

pagando igual pasaje.

Y todo aquello tan trivial,

tan cotidiano y terreno,

se vuelve relevante

cuando te veo allí.

Sentada o parada,

con anteojos o sin ellos,

me alegra el día ver

tus ojos tan bellos.

Esperé sentarme a tu lado

para verte, admirarte,

quizá una palabra,

una sonrisa arrancarte.

Y de fortuna lo logré

pero ¿para qué?

Sólo para encontrarme

cobarde y silente,

pues se trató de un simple gusto,

un acercarme y por gusto.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *