El heladero Juan (capítulo cinco)

[Visto: 307 veces]

(viene del capítulo anterior)

Ante la revelación de su hijo, la madre procedió a llamar a la policía. Esa misma tarde, dos oficiales llegaron a su casa. Ellos pidieron tomar la declaración de José, pero ella se mostraba contrariada con el pedido. “Está bien mami, les diré todo”, dijo el niño entrando en la sala y se sentó en el sofá.

José contó la agresión con todos los detalles que recordó. Esto erizó la piel a los oficiales, al punto que la mano de uno de ellos temblaba al escribir lo narrado. “Eres muy valiente niño”, dijo uno de los oficiales al terminar y le besó en la frente. José lo abrazó con fuerza y él correspondió a su aprehensión de la misma forma.

Durante dos días, el vehículo de Juan no apareció por el vecindario. Eso no impidió que dos oficiales vestidos de civil lo esperaran en un auto simple a la entrada de la cuadra. Al tercer día, el heladero hizo su ronda habitual y sirvió a las niñas y niños que se acercaron como si nada hubiese pasado. Una vez que terminó de atender a sus pequeños clientes, Juan encendió el motor y se fue de allí. El auto simple de los oficiales lo empezó a seguir.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *