Disputa en Los Robles (capítulo diecisiete)

[Visto: 398 veces]

(viene del capítulo anterior)

Pasaron seis meses. Cada día, González obligó a Lucho a mejorar su puntería. Luego de terminadas sus labores en el campo, durante dos horas el joven afinaba su puntería con el capataz. A tal punto llegó que, en un mano a mano contra su mentor, Lucho logró derribar sus blancos más rápido.

A González no le quedaba dudas que Lucho ya estaba listo para acompañar al patrón. Sin embargo, Rodolfo desconfiaba aún de la forma cómo actuaría en una situación bajo presión. Prefería ningunearlo cuando se presentaba alguna oportunidad cuando él iba a la ciudad.Constanza se dio cuenta de ello y habló con González.

Esa misma tarde, ella le pidió permiso a Rodolfo para ir a la ciudad a comprar unos vestidos. “Llévate a González para que te pasee”, aceptó el patrón de buen grado. La muchacha fue a buscar al capataz que la esperaba en la camioneta. Abrió la puerta y encontró a Lucho sentado allí. “Sube”, dijo el joven y ella sonrió.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *