Tiempo de venganza

[Visto: 398 veces]

Ansioso y sudando a mares. Así se encuentra Eduardo luego de leer el papel que le dejaron en el piso de la habitación. “Ten cuidado con las losetas, una de ellas te engañará”, era el escueto mensaje que Ricardo, su secuestrador, le escribió.

A medida que iba descifrando cuál de las losetas contenía la trampa, Eduardo trataba de recordar los indicios que le señalaran los motivos de su pupilo. Su mente retrocedió hasta el día de la entrevista. Aquella tarde, que le había resultado tan agotadora, parecía no estar de buen humor.

Cada candidato entrevistado no había logrado colmar sus expectativas. Esperando ya el final del día, su secretaria le avisó de la llegada del señor Ricardo Cornejo. Le dijo que lo hiciera pasar. El elegante terno gris y la expresión seria pero confiada le hicieron ganar puntos instantáneamente al postulante.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *