Perdido en otoño

[Visto: 495 veces]

Como el calor de la mañana

sometido al viento de otoño,

así muere ya mi impulso,

que no hizo raíz ni fue retoño.

¿Qué me queda por reclamar

si se acabaron mis fuerzas?

¿Qué puedo desear ya

si no me quedan ilusiones?

No soy aquel chico simple

que te iluminó con su luz propia,

se quedó en el pasado dilapidando

su innato potencial.

Hoy sólo queda una sombra,

un espectro gris,

un recuerdo que se desvaneció

sin poderse despedir.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *