La escalera de Chronos (capítulo ocho)

[Visto: 618 veces]

(viene del capítulo anterior)

Una vez que se deshizo de Cloto, Joel se sentó unos minutos frente a las escalinatas y divisó la segunda explanada a gran altura. Se levantó y comenzó a caminar hacia ella. A medida que se acercaba pudo ver que, a un lado de las escalinatas, corría agua por una canaleta.

En principio, pareció sentirse bien con el líquido, lo que hizo que corriera más rápido de lo que imaginaba. Sin embargo, poco antes de llegar, se sintió pesado y cansado. Volvió a tomar del agua, pero esta vez no sintió ningún efecto benéfico.

Al contrario, un ardor desde su abdomen le impedía ponerse en pie. Al llegar a la explanada, pudo ver el porqué: el agua provenía de una de una grieta en el suelo, y dicha grieta fue hecha por el hundimiento de una vara de madera.

Joel logró al fin alzar la mirada: una dama vestida de gris sostenía la vara. “¿Quién eres?”, preguntó con dificultad el joven eterno. “Soy Láquesis, la Moira que decide la duración de la vida, y parece que a ti no te queda mucho”, dijo ella con una sonrisa socarrona.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *