El rostro de Paul (capítulo siete)

[Visto: 555 veces]

(viene del capítulo anterior)

Dos días después, Nina fue a confrontar a Paul a su casa. En el camino, pasó por un kiosco de periódicos, donde una imagen la detuvo repentinamente. No había duda, se trataba de la bella morena del sábado: su cuerpo sin vida era portada de un diario sensacionalista.

Compró el diario para conocer los detalles: el cadáver había sido encontrado en el baño del hotel al que ella los siguió esa noche. La muerte, aunque inexplicable como la de Elisa, también fue calificada como “natural”.

Las declaraciones, tanto del conserje como de Paul, no admitían dudas: la joven había salido al baño y demoraba, Paul bajaba a ver al conserje para avisarle de la demora, ambos entran al baño y la encuentran muerta. En su cuerpo, los detectives no encontraron ninguna señal de violencia.

Nina cambió de rumbo y volvió hacia su casa. Si Paul era el asesino, lo mejor era esperar que cometiera un error. Se encerró en su cuarto y sólo salía cada lunes al kiosco, esperando ver algún titular macabro. Y los dos lunes siguientes, la misma historia se repitió.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *