La escalera de Chronos (capítulo seis)

[Visto: 514 veces]

(viene del capítulo anterior)

“No sigas luchando, ríndete”, le conminaron los espíritus. Joel se acordó de la medalla, la tomó en su mano derecha con gran aprehensión. Sintió irradiar luz y calor desde el pequeño objeto, un brillo que sorprendió a los espíritus.

Joel recobró ánimos y se lanzó sobre ellos. Se acercó hacia el anciano y rodeó su cuello con sus brazos hasta asfixiarlo. El espíritu viejo cayó sobre el suelo y se desvaneció. La misma suerte corrió el espíritu niño al intentar escapar.

Sin embargo, ante su sombra, el espíritu joven, mantenía dudas en atacarlo: “¿será que puedo dañarme sin querer?”, se preguntaba angustiosamente, hasta que vio a su sombra caer herido sobre el piso.

Se acercó hasta él: varias astillas de madera habían traspasado su corporeidad. “Contempla tu cercano final”, una voz seguida de una horrible risa inundó el ambiente. Joel levantó la mirada. Una dama vestida de blanco y con las manos ensangrentadas ponía sus ojos fijos en él.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *