El rostro de Paul (capítulo cinco)

[Visto: 491 veces]

(viene del capítulo anterior)

Nina se levantó con un tremendo dolor de cabeza. Volvió su mirada hacia la cama. En ella, Elisa y Paul estaban recostados. Le pasó primero la voz a su amigo, que no tardó en despertarse. “Elisa, Elisa”, le tocó el hombro a su amiga, pero no respondió. Intentó un par de veces más pero nada.

Se acercó hacia su nariz y no le oyó respirar. Nina se desesperó y empezó a agitar el cuerpo de su amiga. “¡Despierta, Elisa, desierta!”, le gritó una y otra vez en vano. Se derrumbó sobre su cuerpo y empezó a llorar desconsoladamente.

Paul, sin poder salir de su asombro, llamó por su celular al servicio de emergencia. “Ya vienen Elisa, resiste”, dijo él aún en shock. “¿Qué no entiendes? ¡Está muerta! ¡Muerta!”, le gritó Nina de nuevo y se abrazó a él para no desfallecer.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *