La escalera de Chronos (capítulo cuatro)

[Visto: 547 veces]

(viene del capítulo anterior)

Joel se levanta y observa anonadado aquel paraje extraño: ese color violeta cubre a todas las cosas. Decide avanzar sin ninguna idea del lugar en que se encuentra. Luego de unos minutos, divisa un pequeño resplandor. El eternamente joven corre con desesperación hacia la que considera la única señal visible de vida.

Al llegar observa a un niño vestido con una túnica atenea, parado al pie de una extensa escalinata que trepa la montaña. En su mano derecha sostiene una medalla, la misma que le entrega sin duda alguna. “Mantenla contigo: será tu fuerza contra las Moiras”, explicó el niño viéndolo con ojos de esperanza.

Joel recordó entonces que, en la mitología, las Moiras eran las tres hermanas que decidían el destino de los hombres, señalando la calidad, la duración y el final de sus vidas. “Buscan arrebatarme mi vida”, pensó el joven y le iba a advertir al niño que se alejara de allí. Desconcertado, se dio cuenta que él había desaparecido.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *