Preparándome pal lunes (capítulo cuatro)

[Visto: 651 veces]

(viene del capítulo anterior)

“¡Examen, examen!”, repitió angustiado mientras terminaba de ponerse el polo. ¿A quién rayos le iba a pedir apuntes? Sus amigos eran unos vagos, leer no era su fuerte, así que odiaría ir a buscarlos como encerrarse en la biblioteca.

“¿A quién, a quién?”, siguió preguntándose insistentemente, hasta que tuvo un instante de lucidez, como si se le hubiera prendido un foco. “Fabi”, se respondió, y la llamó de inmediato; la llamó otra vez, y otra. Nada. Llamó luego al chato Edson para preguntar por ella.

“No sé nada bro, también le voy a preguntar hoy en la facu”, fue lo único que le dijo su pata antes de cortar. Otra vez a modificar su sábado. Tomó su desayuno y se fue otra vez a su cuarto. Sabiendo que la clase de Fabi no acabaría sino en dos horas, se echó en sobre la cama y no tardó en quedarse dormido.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *