Crimen en la calle Indiferencia

[Visto: 634 veces]

Es medianoche y las luces de los postes alumbran tenuemente la calle. Una señora, que vuelve de trabajar hacia su domicilio, camina con algo de rapidez, en pasos asustados que ignoran dónde pisan. Sin embargo, sus ojos cansados observan un auto estacionado en la acera de enfrente.

El letrero de “taxi” encima del techo y la apariencia del hombre en el asiento del conductor, con la cabeza recostada, los brazos reposados y la boca algo abierta, le hicieron pensar que era alguno de esos borrachos que, de pronto, se dio cuenta que no podía continuar.

Siguió adelante sin prestar más atención. Llegó a la puerta de su casa, la llave abrió la puerta y entró. Pasaron seis horas en aquel reparador sueño, hasta que el insospechado ruido de sirenas la despertó. Saltó de la cama y salió a la calle. Uno que otro curioso salió a la calle mientras varios policías recolectaban pistas en la escena del crimen

“¿Qué pasó, seño?”, preguntó la recién llegada. “No lo sé, pero hay dos muertos”, respondió su vecina. La señora miró el asiento de atrás y vio el cadáver de una mujer embarazada que había sido baleada. Especularon con muchas teorías: un robo fallido, una pena o una culpa entre dos, o simplemente una ‘carrera’ que salió mal. Tantas versiones… y tan sólo una verdad…

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *