Los dos lados del espejo (capítulo 2A)

[Visto: 715 veces]

(viene del capítulo uno)

Bruno A despierta pero no se levanta. La dureza del golpe es tal que prefiere mantenerse echado un rato y se queda mirando la soga sobre la viga de su cuarto. Cuando finalmente se incorpora, una tristeza enorme se apodera de él al descubrir que no tiene ya opción de sorprender a Leslie.

Se mira otra vez en el espejo, las ropas dark que nunca fueron su estilo, el cuarto se nota tan gris y las cortinas que cubren las ventanas lo incomodan profundamente. De la rabia, arranca el pesado cortinaje, patea la cama y tira los amuletos que encontró en los cajones de la pequeña cómoda.

Luego se sienta abrazado a sus piernas y con la cabeza gacha. empieza a ponerse introspectivo. “¿Por qué estoy aquí? Esto no debería ser así”. Se repite la misma frase en el silencio de la habitación hasta que es roto por un golpe en la puerta. “Bruno, abre”, se escucha la voz de mujer al otro lado. Él se niega. “Me voy a colgar”, grita, mientras se coloca la soga al cuello. La puerta se abre con violencia…

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *