Trece víctimas mortales deja emboscada terrorista en Jueves Santo

[Visto: 934 veces]

El último jueves dos patrullas de las fuerzas armadas fueron emboscadas por un numeroso grupo de terroristas, con un saldo de trece militares asesinados. El cobarde ataque ocurrió en la localidad de Sanabamba, Ayacucho, en medio de un accidentado y resbaloso terreno. El primer grupo de militares no tuvo tiempo para una reacción ya que su vehículo fue sorprendido por una explosión a la que siguieron un fuego graneado de balas y granadas. El segundo grupo, sin embargo, contó con una mejor perspectiva y logró defenderse, a pesar de lo cual falleció el cabo Robinson Macedo.

Según versiones de los soldados sobrevivientes, entre los terroristas, en número de 200 y dirigidos por la “camarada Olga”, se incluían mujeres y niños que, entre la maleza, ayudaban a los subversivos con la entrega de armas. Este detalle fue aprovechado por los criminales, dado que la tropa dudó en repeler el ataque sin causar bajas civiles, y tras abatir al primer grupo, robaron los fusiles FAL, cacerinas y demás pertrechos de los caídos para utilizarlos contra las fuerzas del orden.

El ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz manifestó que los efectivos comisionados en la zona tenían entre 18 y 25 años, pero descartó que todos sean personal novato, señalando que el 70% de los victimados eran reenganchados. Igualmente, Flores-Aráoz afirmó que el móvil del alevoso atentado sería la detención, el 15 de marzo, de dos presuntos narcoterroristas, los hermanos Velásquez Santos, quienes fueron liberados por la fiscalía a pesar de las pruebas en su contra. El ministro, además, hizo llegar sus condolencias a los familiares de los fallecidos.

Según información recogida por el Comercio, la llamada “camarada Olga” realiza los que algunos analistas consideran un cambio de estrategia en su guerra subversiva: las “acciones cívicas”, tales como repartir alimentos, enseñar manualidades entre otros, con el fin de ganarse la confianza de la población. El accionar de esta ex profesora ayacuchana se realizó hasta la reactivación de la base de Sanabamba, en el 2008, por lo que recién su nombre vuelve a ser nombrado en la zona a partir del ataque perpetrado por los senderistas.

Mientras tanto, el comando militar del VRAE, al mando del general Ricardo Moncada, se ha trasladado al fuerte Pichari, para desde allí los 160 efectivos fuertemente armados recorran el área para encontrar a los senderistas. De otro lado, los restos de los fallecidos han sido llevados desde esta misma base hacia Lima para los respectivos honores y su posterior sepultura en Pucallpa e Iquitos.

En estos momentos son muchos los que consideran que el Estado debe rediseñar la estrategia del denominado plan Excelencia, ya que las bajas ocurridas en los últimos meses son, lamentablemente, muy altas. Por tanto, la pregunta es la siguiente:

20150423-que_opinion_le_merece_el_plan_excelencia.jpg

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *