Te niego

[Visto: 810 veces]

Niego las lágrimas
que derramaste en mi adiós,
porque las mías
fueron sinceras
ante tu pérfida traición.

Niego tus cortos sollozos
de segunda oportunidad,
porque los míos
fueron largos
cuando tu debilidad.

Niego tu mirada
y tu sonrisa,
porque al quitármelas
me dejaste
sin ánimo ni prisa.

Y niego tu recuerdo,
lleno de dulce querer,
aunque viva
me eres muerta
de la rabia y el oscurecer.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *