SOCIEDAD DE BENEFICENCIA DE TRUJILLO – ENTRE EL ASISTENCIALISMO Y LA RESTITUCIÓN DE DERECHOS


Por el presente artículo agradecer la confianza, autonomía e independencia que caracteriza esta Gestión Municipal que sin duda es y seguirá siendo CERO CORRUPCIÓN.
El objetivo del presente, es establecer la importantísima diferencia entre un Servicio de Apoyo Alimentario y una Unidad Productiva con tarifa social, sin duda un tema extenso y rico en debate, sin embargo solo se pretende dar las pautas de lectura , las referencias y precisar las razones que fundamentan la estrategia de la gestión.
Las últimas semanas los medios de comunicación local convulsionaron, tras la noticia que el Comedor de la Sociedad de Beneficencia de Trujillo realizó una variación de su tarifa a público, en el marco de las posiciones expuestas se va a esclarecer el tema por el respeto a la opinión local.
Dilucidando entre Unidad Productiva de Tarifa Social y Servicio de Apoyo Alimentario
Los programas de apoyo alimentario en el Perú, se gestaron desde la época colonial, motivados por la caridad y la filantropía, que a través de la iglesia empadronaban a los mendigos, y a los pobres de mayor intensidad para distribuir alimentos, vestimentas entre otros que lograban satisfacer sus necesidades más prioritarias. A partir del siglo XX, se institucionalizaron y entró a tallar la participación del Estado orientado a la consecución de distintos intereses
Hacer de conocimiento que mediante Decreto Legislativo Nº 1411 publicado en setiembre 2018 , se establece la naturaleza jurídica de las Sociedades de Beneficencias siendo de Derecho Público Interno, las mismas que no se constituyen como entidades públicas y se rigen por lo establecido en las Leyes del Sector Privado , otorgándoles autonomía administrativa, económica y financiera; siendo su finalidad prestar servicios de protección social de interés público en su ámbito local provincial, a las niñas, niños, adolescentes, mujeres, personas con discapacidad y personas adultas mayores que se encuentren en riesgo o vulnerabilidad, de manera complementaria a los servicios que presta el Estado.
En mérito a la citada norma, el Comedor Social “San Martin de Porres” de la Sociedad de Beneficencia de Trujillo, es una unidad comercial (PRODUCTIVA) y los recursos que son generados de las actividades comerciales que desarrollen las Sociedades de Beneficencias, están orientados exclusivamente a la prestación de servicios de protección social y por mandato de ley, el uso de los recursos de las Sociedades de Beneficencias se utilizan para los fines señalados en el párrafo precedente (Art. 2°) a fin de contribuir al cierre de brechas de servicios a favor de las personas en condición de vulnerabilidad, de su jurisdicción.
En mayo de 1992 luego que la Sociedad de Beneficencia de Trujillo habilitara uno de sus lugares propios el ubicado en el Jr. Independencia N” 309, con las instalaciones del caso y con los muebles y equipos necesarios que le dieran operatividad se inauguró y puso en funcionamiento El Comedor Social “San Martín de Porres”, funcionó gracias a un convenio suscrito por la Beneficencia con el Fondo de Obras Sociales y Promoción Humana de la Arquidiócesis de Trujillo (FOBSAT) institución que corría a cargo de la administración del servicio, contaba con el apoyo de Servicio Social , quien desarrollaba actividades preventivo – promocionales, educativas , recreativas , médicas entre otras.
En la Revista Edición N° 3 publicada en mayo 2014, se publica la Memoria Institucional donde claramente señala: “Nuestro Comedor Social dedicado a la venta de Desayunos y Almuerzos ofrecidos a las personas de escasos recursos económicos , como adulto mayor, ambulantes , pequeños comerciantes y otros; además enfatiza que no se restringe a provisionar de alimentos ,sino también ayuda a sus comensales de manera personalizada ya que le da facilidades para acceder a facilidades de campañas de salud, cuidado integral y socorrerlos frente a cualquier emergencia” con respecto a lo declarado se cita al DL.1411 art.16 de los Servicios de protección social, señala que son aquellos que atienden de manera permanente las necesidades de la población vulnerable determinadas por el ente rector. Se establecen según el diagnóstico situacional de la población de la jurisdicción donde funciona la Sociedad de Beneficencia, y de acuerdo a los protocolos establecidos por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.
En consecuencia los apoyos ocasionales quedaron sin efecto, la población objetivo se establece siguiendo una metodología de focalización geográfica e individual, y que responde o se desprende de una política nacional y/o de salud pública, debe contemplar indicadores de medición de los resultados para determinar los impactos.
De los usuarios recurrentes al Comedor Social “San Martín de Porres” con respecto a su captación,
1. El Comedor está ubicado en el Centro Histórico a menos de una cuadra de la Plaza de Armas, área geográfica que no está considerada en riesgo y/o vulnerabilidad.
2. Tal como señala la citada norma, se atienden las necesidades de la población vulnerable determinadas por el ente rector, ¿a quiénes se refiere? A las poblaciones que además de su condición determinadas por su grupo etáreo o sexo se encuentran en situación de riesgo, desprotección y/o abandono en situación de calle, según características y requisitos que están determinadas por la ley. Que no es el caso de los usuarios del Comedor “San Martín de Porres”.
3. No está ligado a una estrategia de una política pública, ya que no se han establecido indicadores para el seguimiento, monitoreo y control en la salud, educación o ámbito de interés público, tampoco se recoge evidencia significativa de cierre de brechas, siendo un enfoque asistencialista caso contrario a lo que pretende la norma.
4. Que de acuerdo a R.P.D. N° 086 – 2013 – SBPT/P del 11 de setiembre del año 2013, artículo 9° señala que el monto máximo a ser otorgado por donaciones, en el punto 4. Para alimentos a personas naturales (01 desayuno ₊almuerzo diario hasta por 30 días naturales) en el periodo de dos años.
5. Que si bien su denominación se ha gestado desde los inicios como “COMEDOR SOCIAL” su estructura y funciones no corresponden a la misma, es oportuno citar la Ley N° 25307 que precisa la labor de Clubes de Madre y Organizaciones Sociales de Base en lo que refiere a los servicios de apoyo alimentario; Además citar el D.S.N°006 – 2003 –MIMDES que reglamenta la Ley N° 27731 , que regula la forma y criterios para aplicación y cumplimiento de la ley N°27731, sobre la participación de los Clubes de Madres , Comedores Populares y otras organizaciones beneficiarias en la gestión y fiscalización de los Programas de apoyo alimentario a cargo del Programa Nacional de Asistencia Alimentaria PRONAA, organismo público del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, cabe resaltar La Ley fue derogada y reemplazada por el PCA con DS.N° 006-2016 –MIDIS y reglamentada con el DS. N° 167 – 2016-MIDIS.
https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/aprueban-reglamento-de-las-modalidades-del-programa-de-compl-resolucion-ministerial-no-167-2016-midis-1410140-1/
Del Capítulo I, Título III.- Modalidades Del Programa De Complementación Alimentaria-Definiciones.- Adultos en Riesgo: Organizaciones con personería jurídica que acogen y brindan protección a mujeres, hombres y/o ancianos(as) que son víctimas de violencia moral y/o física, y/o poseen algún tipo de discapacidad física y/o mental. Al igual que la modalidad anterior estas organizaciones deben estar acreditadas por la entidad del Estado pertinente.
Del Capítulo III.- Modalidades Hogares – Albergues Y Adultos En Riesgo
Artículo 26.- La organización que solicite ser un Centro de Atención del PCA, en la modalidad de Hogar Albergue o Adulto en Riesgo, debe cumplir con los siguientes requisitos:
a) Contar con inscripción vigente en Registros Públicos o documento de constitución en el que figuren el Estatuto, fines y objetivos.
b) Contar con el aval de la entidad del Estado correspondiente.
c) Relación de personas que podrían recibir el complemento alimentario. Dicha relación debe contar con el respectivo Documento Nacional de Identidad – DNI y dirección de las citadas personas.
d) Contar con lugares adecuados para la recepción, almacenaje y preparación de alimentos.
Artículo 28.- La evaluación de la solicitud de la organización que desee ser parte del PCA, en la modalidad de Hogares – Albergues o Adultos en Riesgo, se realiza de acuerdo con el procedimiento establecido en los artículos 17, 18 y 19 del presente reglamento, según corresponda. Ver
Artículo 17.- El gobierno local evalúa, con participación de las representantes de las Organizaciones Sociales de Base en el Comité de Gestión, la admisión de un comedor como Centro de Atención del PCA si cuenta con disponibilidad presupuestal, luego verifica los documentos presentados y posteriormente realiza como mínimo tres visitas inopinadas en un periodo de seis meses al local propuesto como Centro de Atención.
Artículo 18.- Aceptada la solicitud, el gobierno local emite una resolución incorporando al Centro de Atención al PCA, en la modalidad de comedor, la cual se notifica al solicitante.
La resolución debe indicar el nombre del comedor, su código de identificación, el número de usuarios, la modalidad con la que se le incorpora, el presupuesto asignado, la fecha desde la cual será atendido, la forma del apoyo que se otorgará, su domicilio, los miembros de su Junta Directiva identificado(s) con su DNI y el periodo de vigencia de la Junta.
Incorporado el Centro de Atención, este debe contar con un cuaderno de raciones.
El rechazo de la solicitud debe estar debidamente sustentado, y se comunica al solicitante.
Artículo 19.- La resolución que incorpora al Centro de Atención en la modalidad de comedores se comunica al MIDIS dentro de los tres (3) días hábiles de realizada la notificación al Centro de Atención. Una vez implementado el aplicativo informático de registro de usuarios, el ingreso del Centro de Atención en este aplicativo reemplaza la comunicación antes referida
Artículo 29.- La asistencia alimentaria a los Centros de Atención en la modalidad de Hogares – Albergues o Adultos en Riego se brinda en alimentos en crudo, siendo que estos centros tienen la obligación de preparar las raciones con dichos alimentos y entregarlas a sus usuarios.
6. Nuestra institución no ha suscrito convenio con la Municipalidad Provincial de Trujillo, no existen archivos que registren la documentación o expediente alguno que figuren transferencias de alimentos o partidas presupuestales; por lo que se tiene que enfatizar y dejar claro que no está reconocido y tampoco se ha constituido como un SERVICIO DE APOYO ALIMENTARIO.
7. Que con expedientes que son presentados para reevaluación, solicitan apoyo con alimentación señalando que son adultos mayores y otros cuentan con discapacidad, para lo que es preciso informar que el estado peruano tiene beneficios y programas sociales, para este tipo de población tal como por ejemplo: El Programa Pensión 65, El Programa CONTIGO en el cual pueden acceder a una pensión no contributiva por un monto de s/.300.00 soles bimensuales.
8. Dado que la mayoría de Programas Sociales no cuentan con una oficina descentralizada en las regiones y provincias , los responsables del acompañamiento y trámites para el acceso a sus derechos , son las Municipalidades quienes a través de su área de Desarrollo Social, deben contar con el recurso humano: precisar que esta gestión Municipal en coordinación con la Sociedad de Beneficencia de Trujillo, de mutuo acuerdo planteó formalizar un convenio de apoyo interinstitucional para que la SBT ceda un espacio y de otra parte la Municipalidad apoye con el equipamiento para el funcionamiento de oficinas desconcentradas de Programas Sociales y acceso a los servicios públicos.
9. El enfoque con el que desarrolla sus actividades la Sociedad de Beneficencia de Trujillo ha desplazado al Asistencialismo por la gestión, para que las poblaciones vulnerables puedan restituir además de sus derechos económicos , atención a sus necesidades básicas y el fortalecimiento de redes de apoyo familiar.
10. La Gestión se ha incorporado para trabajar; como institución rechazamos cualquier acto de politización y clientelaje de nuestros servicios, rechazamos toda forma de generar tipos de dependencias, apostamos por una vida digna y de calidad para nuestros usuarios.
Que los funcionarios críticos de gestiones anteriores, demuestren con documentos los alcances y gestiones en su periodo de permanencia, sírvanse responder estas preguntas si tienen las respuestas.
Señores:
¿Cuáles son los requisitos para una licencia de funcionamiento?
¿Cada qué tiempo se renueva?
¿Algunos de los opinadores puede alcanzar públicamente el licenciamiento en su gestión?
¿A qué responde tanta inercia e ignorancia supina del tema?
¿Sabían ustedes que un Servicio de Apoyo Alimentario su costo es cero? Bajo esta premisa, si sostienen que es un comedor social y no de tarifa social ¿por qué se permitieron los cobros?.

Finalmente
“AFFIRMANTI INCUMBIT PROBATIO”

Puntuación: 5 / Votos: 1