“Lo único que se necesita para que el mal triunfe, es que lo hombres buenos no hagan nada” – Edmund Burke.
Hermanos todos, no podemos nuevamente cerrar los ojos y avenirnos a lo que “dios quiera”. Es nuestro deber defender nuestra libertad a punta de lanza. ¿Qué está sucediendo? Tal parece que las dictaduras nuevamente quieren apoderarse de Latinoamérica. Primero Venezuela, hace poco Honduras, y ahora nuestro querido Perú viene siendo roído desde sus entrañas en el congreso y está cayendo enfermo.
Ya es evidente, el fujimorismo ha mostrado sus reales intenciones.
Cuando el nacional socialismo en Alemania (Nazi), llegó al poder lo hizo usando la misma estrategia: con discursos populistas se hicieron de la mayoría del congreso y a partir de allí, Adolfo Hitler empezó a presionar a Hindenburg para lograr la presea de canciller y luego – después de su muerte – asirse con la presidencia de aquel país.
Pues, tal parece que la historia de la Alemania Nazi no ha servido de mucho y temo que nuestro país está a punto de perder su democracia.
Es momento de hacerle frente y recordarles que el poder no se arranca se gana; y, aunque así fuera, el poder nunca será de ellos, sino que pertenece a la patria, a nosotros. Sí, es al pueblo a quienes ELLOS deben servir. Ahora quieren allanar el camino para esclavizarnos y – peor aún – arrojarnos a un abismo de corrupción impune del que ya nos costó salir una vez.
– @TAYIEL
Puntuación: 0 / Votos: 0