Archivo de la etiqueta: oraciones de liberacion

Oración de Liberación

ORACIÓN DE LIBERACIÓN

Autor: Padre Evaristo Sada LC

Señor, el demonio anda “como león rugiente buscando a quien devorar” (1Pe 5,8).
No queremos caer en sus garras. Líbranos del mal.
Líbranos del tentador, de sus seducciones y de sus engaños, no dejes que siembre la cizaña del mal en nuestras vidas.
Líbranos del orgullo, del amor propio y la autosuficiencia.
Líbranos de la idolatría y la vanidad, de toda forma de egoísmo, de ponernos al centro de nuestros pensamientos e intereses.
Líbranos de ser esclavos de la opinión de los demás, de la cobardía, del respeto humano y de todo aquello que condicione nuestra autenticidad cristiana.
Líbranos de cuanto nos esclaviza sin que nos demos cuenta.
Líbranos de los malos sentimientos, del rencor, del odio, del deseo de venganza.
Líbranos de cualquier ambición o atadura que nos robe la paz.
Queremos aspirar a las cosas de arriba, no a las de la tierra.
Líbranos de los apegos que nos impiden volar hasta ti.
Aleja de nosotros toda turbación, angustia, tristeza u obsesión.
Líbranos de las fuerzas del mal, de los maleficios, de las brujerías, de la infestación diabólica.
Queremos estar siempre en tus brazos y nunca bajo el poder de Satanás.
¡Queremos ser libres, Señor! ¡Queremos ser tuyos, sólo tuyos!
Queremos despojarnos del hombre viejo y que nos revistas del hombre nuevo a través de la gracia que nos regalas en los Sacramentos.
Tenemos la certeza de que si tú estás con nosotros, nadie podrá contra nosotros (cfr Rm 8, 31)
Por eso hacemos esta oración llenos de confianza en Ti: Tú has vencido al mundo (cfr. Jn 16,33)
Todo lo podemos en ti que nos das fuerza (cfr Fil, 4,13)
Por los méritos de la pasión, muerte y resurrección de tu Hijo Jesucristo,
te pedimos, Padre, que nos libres del maligno ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén.

el infierno existe demonios satanas krouillong comunion en la mano

“Al pedir ser liberados del Maligno, oramos igualmente para ser liberados de todos los males, presentes, pasados y futuros de los que él es autor o instigador. En esta última petición, la Iglesia presenta al Padre todas las desdichas del mundo. Con la liberación de todos los males que abruman a la humanidad, implora el don precioso de la paz y la gracia de la espera perseverante en el retorno de Cristo.” (Catecismo n. 2854)

Facebook EL INFIERNO EXISTE

Facebook GUÍA PARA UNA BUENA CONFESIÓN

La liberación del pecado comienza con una buena confesión de vida y la sanación recibiendo la Sagrada Eucaristía. Frecuenta a Jesús Eucaristía que es sanación y liberación de pecado.

¡NO RECIBAS A JESÚS EN LA MANO!

Descarga tu GUÍA PARA UNA BUENA CONFESIÓN

Oración para pedir que se haga la voluntad de Dios

yahve dios padre krouillong karla rouillon gallangos no recibas la eucaristia en la mano yo no recibo la eucaristia en la mano comunion en la mano no recibas a jesus en la mano oraciones catolicas padre evaristo sada

ORACIÓN PARA PEDIR QUE SE HAGA LA VOLUNTAD DE DIOS

Padre Bueno, Tú siempre buscas mi bien y sólo mi bien.

Tú quieres mi salvación eterna.

Me hiciste para vivir en intimidad contigo en el tiempo y en la eternidad.

¡Qué más puedo desear! ¡Gracias, Padre!

No me impones un destino, me hiciste libre y quieres que yo elija.

Pero a veces preferiría no tener que elegir; temo equivocarme.

Tú conoces mi debilidad, tú sabes cómo a veces me confundo,

se me nubla la mente y no sé qué camino tomar.

No siempre es fácil saber qué es lo que Tú quieres,

qué es lo que más me conviene.

No quiero contristarte, no quiero hacer daño a las personas.

Sólo quiero agradarte, hacer el bien y alcanzar la vida eterna.

Quiero obedecerte porque quiero agradarte.

Quiero lo que Tú quieras porque te quiero.

Y si hago lo que Tú quieres me irá siempre bien.

Quien hace Tu Voluntad se salva.

Padre Nuestro, hágase Tu voluntad.

Tú amas a los que cumplen Tus mandamientos:

“Quien hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos,

ese es mi hermano y mi hermana.” (Mt 12, 49-50)

Tu Voluntad es que cumplan Tus mandamientos.

Se dice fácil, pero en las circunstancias concretas de la vida,

no es tan sencillo y no siempre sé cuál es Tu voluntad.

Cuando tengo delante el bien y el mal, es fácil distinguir,

pero a veces tengo que elegir entre dos bienes.

Por eso ahora, como Jesús en Getsemaní,

me abandono en tus brazos con absoluta confianza

y te digo: No se haga mi voluntad sino la tuya” (Lc 22,42)

Que se haga Tu voluntad en mí.

Me guste o no me guste, sé que obedecerte será lo mejor para mí.

Padre Santo, hágase Tu voluntad.

Hágase Tu voluntad en la tierra como en el cielo.

“Que en la tierra reine la paz como en el cielo.” (San Ambrosio)

¡Bendigan al Señor, todos sus ángeles,

los fuertes guerreros que cumplen sus órdenes

apenas oyen la voz de su palabra!

¡Bendigan al Señor, todos sus ejércitos,

sus servidores, los que cumplen su voluntad! (Sal 102,20-21)

Así como los ángeles te obedecen, que así también yo.

Que así como ellos ven con claridad el modo de agradarte,

como ellos hacen el bien sin que ninguna miseria les desvíe,

que así también yo te obedezca y te bendiga.

Padre Nuestro, hágase Tu voluntad en la tierra como en el cielo.

 

Autor: Padre Evaristo Sada

–/–

Facebook EL INFIERNO EXISTE

Facebook GUÍA PARA UNA BUENA CONFESIÓN

La liberación del pecado comienza con una buena confesión de vida y la sanación recibiendo la Sagrada Eucaristía. Frecuenta a Jesús Eucaristía que es sanación y liberación de pecado.

¡NO RECIBAS A JESÚS EN LA MANO!

Descarga tu GUÍA PARA UNA BUENA CONFESIÓN

¿CUAL ES EL ORIGEN DEL EXORCISMO DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL?

VISIÓN DE LEÓN XIII – EXORCISMO DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL

santo padre papa leon XIII exorcismo de san miguel arcangel krouillong karla rouillon gallangos no recibas la eucaristia en la mano

El padre Domenico Pechenino escribe: “No recuerdo el año exacto. Una mañana el Sumo Pontífice León XIII había celebrado la santa misa y estaba asistiendo a otra de agradecimiento, como era habitual. De pronto, le vi levantar enérgicamente la cabeza y luego mirar algo por encima del celebrante. Miraba fijamente, sin parpadear, pero con un aire de terror y de maravilla, demudado. Algo extraño, grande, le ocurría.

Finalmente, como volviendo en sí, con un ligero pero enérgico ademán, se levanta. Se le ve encaminarse hacia un despacho privado. Los familiares le siguen con premura y ansiedad. Le dicen en voz baja: “Santo Padre, ¿no se siente bien? ¿Necesita algo?”
Responde: “Nada, nada”.

Luego comentaría: «Vi demonios y oí sus crujidos, sus blasfemias, sus burlas. Oí la espeluznante voz de Satanás desafiando a Dios, diciendo que él podía destruir la Iglesia y llevar a todo el mundo al infierno si se le daba suficiente tiempo y poder. Satanás le pidió permiso a Dios de tener 100 años para influenciar al mundo como nunca antes había podido hacerlo». Pudo ver también a San Miguel Arcángel aparecer y lanzar a Satanás con sus legiones en el abismo del infierno.

Se encierra en su despacho, y al cabo de media hora hace llamar al secretario de la
Congregación de Ritos y, dándole un folio, le manda imprimirlo y enviarlo a todos los obispos diocesanos del mundo. ¿Qué contenía? La oración que rezamos al final de la misa junto con el pueblo, con la súplica a María y la encendida invocación al príncipe de las milicias celestiales, implorando a Dios que vuelva a lanzar a Satanás al infierno”.

En aquel escrito se ordenaba también rezar esas oraciones de rodillas. Lo antes escrito, que también había sido publicado en el periódico La settimana del clero el 30 de marzo de 1947, no cita las fuentes de las que se tomó la noticia. Pero de ello resulta el modo insólito en que se ordenó rezar esa plegaria, que fue expedida a los obispos diocesanos en 1886. Como confirmación de la que escribió el padre Pechenino tenemos el autorizado testimonio del Cardenal Nasalli Rocca que, en su carta pastoral para la cuaresma, publicada en Bolonia en 1946, escribe: “León XIII escribió él mismo esa oración. La frase [los demonios] “que vagan por el mundo para perdición de las almas” tiene una explicación histórica, que nos fue referida varias veces por su secretario particular, monseñor Rinaldo Angeli.

León XIII experimentó verdaderamente la visión de los espíritus infernales que se concentraban sobre la Ciudad Eterna (Roma); de esa experiencia surgió la oración que quiso hacer rezar en toda la Iglesia. El la rezaba con voz vibrante y potente: la oímos muchas veces en la basílica vaticana. No sólo esto, sino que escribió de su puño y letra un exorcismo especial contenido en el Ritual romano (edición de 1954, tít. XII, c. III, pp. 863 y ss.). El recomendaba a los obispos y los sacerdotes que rezaran a menudo ese exorcismo en sus diócesis parroquiales. El, por su parte, lo rezaba con mucha frecuencia a lo largo del día”.

exorcismo de san miguel arcangel leon XIII krouillong karla rouillon gallangos no recibas la eucaristia en la mano

LA ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla; sé nuestro amparo contra las perversidades y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los demás espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Recomiendo:

EXORCISMO DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL

EXORCISMO DE SAN BENITO

CORAZA DE SAN PATRICIO

[Leer más …]