Archivo de la etiqueta: consejos del padre zlatko sudac

Continuación LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE DIOS Y LA CONFESION – Padre Zlatko Sudac

Los Diez Mandamientos y la Confesión – Padre Zlatko Sudac

Ver la PRIMERA PARTE – PRÉDICA DEL PADRE ZLATKO SUDAC

Ahora discutamos acerca de los detalles acerca del Sacramento de la Confesión.

Primero: El Sacramento de la Confesión no es una conversación espiritual, en el que tú vienes aquí a conversar un rato, no tú debes venir a confesarte cuando tú hayas reflexionado acerca de tus pecados.

¡Tú sabes, y todos nosotros sabemos que nosotros estamos cargando y sabemos cuánta cantidad de mugre estamos cargando!

Entonces ven a confesarte y di: “Esto, esto, esto y aquello” Y después el sacerdote te dará una advertencia, y te aconsejará algo únicamente para tu propio bien.  Después te dará la absolución y tú te sentirás agradecido y ESO ES TODO.

Este es el Sacramento de la Confesión, principalmente, no es una conversación espiritual.

Segundo: No interesa qué sacerdote te confiesa, todos son iguales. Algunos dicen éste es más o menos psicólogo. El sacerdote está aquí para ti y para Dios. El sacerdote no es importante en absoluto. Pero tú eres importante, tu corazón abierto.

Y TU FE EN DIOS, ESO ES LO VERDADERAMENTE IMPORTANTE.

Tercero y muy importante para todos: Sean honestos en su Confesión.

¿Acaso no es para su propio interés confesarse honestamente? ¿Saben una cosa? Hay gente que sólo viene a confesarse cuando otros también vienen porque es Navidad y ahora todos quieren confesarse y después confiesan lo que no hicieron y no lo que si pecaron.

Las personas sienten vergüenza de admitir que son pecadores, discúlpenme, pero si ustedes piensan que no son pecadores, de seguro que de lejos si lo son y por mucho porque mientras más santo se es más cerca se está de Dios, pero mientras más mugre cargamos más divinos decimos que somos, más pecadores somos todos.

Por ejemplo: un vidrio sucio, límpialo y levántalo y mira si en verdad está limpio. Si, parece limpio, pero si lo miras más de cerca a la luz de una bombilla ustedes encontrarán la suciedad. Límpialo otra vez y ponlo ahora a la luz del sol y verás que tan sucio sigue aún. Mientras más cerca estamos de Dios, podemos ver más mugre en nuestra alma.

Para aquellos que creen que son menos pecadores, incluso que vienen a rezar a la Iglesia, a veces yo siento escuchar a alguien preguntarles ¿para qué viniste hoy? ¿Tú vienes a decirme que tú no tienes pecados? Vete entonces, a ti no te hace falta la Confesión.

Por eso: Sean honestos en su Confesión. No se subestimen a ustedes mismos exagerando algunos de sus pecados.

Pero honestamente, objetivamente, claramente digan: “Yo hice esto y esto y aquellos y lo lamento”.

Repítanlo es muy importante: “Lo lamento, si, lo lamento”, “porque lo que ustedes le hicieron al más pequeño de mis hermanos, me lo hicieron a mi”

Tienen que dirigir la uña hacia la mano de Jesús. Cada chisme, cada odio, cada maldad que ustedes hicieron contra cualquier persona ustedes se la hicieron a Dios.

Eso es todo. Este fue el programa para hoy por esta noche.

Háganlo con el Espíritu Santo, honestamente, verdaderamente, Llora si tienes que llorar, llora, échalo todo afuera de tu sistema. Deja que tus lágrimas y tus penas caigan juntas.

Ya han recibido hoy una sólida y fuerte base, podemos continuar mañana.

Amén.

padre zlatko sudac krouillong comunion en la mano confesion diez mandamientos

–/–

Aquí les dejo los enlaces a  los videos de esta Prédica en idioma Croata con subtítulos en idioma inglés y les pido por favor los difundan para que llegue a más personas, que los pueden traducir a otros idiomas, para mayor Gloria de Dios.

PRÉDICA DEL PADRE ZLATKO SUDAC 01

PRÉDICA DEL PADRE ZLATKO SUDAC 02     

PRÉDICA DEL PADRE ZLATKO SUDAC 03     

PRÉDICA DEL PADRE ZLATKO SUDAC 04     

PRÉDICA DEL PADRE ZLATKO SUDAC 05

PRÉDICA DEL PADRE ZLATKO SUDAC 06

Si deseas hacer una buena confesión puedes ayudarte con tu GUÍA PARA UNA BUENA CONFESIÓN desde el blog y también disponible desde SLIDESHARE 

Que Dios les conceda a todos la Gracia de una verdadera conversión y una sincera confesión.

Karla Rouillon Gallangos

Googlea “krouillong” y encuéntranos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Google Plus, Slideshare, Youtube, Gloria.tv, Ivoox, Soundcloud, Pinterest y May Feelings.

Los Diez Mandamientos y la Confesión – Padre Zlatko Sudac

Los Diez Mandamientos y la Confesión – Padre Zlatko Sudac

 

Videos con la prédica del Padre Zlatko Sudac, traducidos al español por KARLA ROUILLON GALLANGOS

He traducido al castellano este sermón del Padre croata Zlatko Sudac, el cual pueden encontrar en youtube en idioma croata con subtítulos en inglés. No se ha modificado una sola palabra dicha por el Padre Zlatko Sudac.

Antes de comenzar debo aclarar que la historia de Padre Zlatko Sudac es un poco controversial debido a varios aspectos. Primero, es un joven sacerdote que recibió estigmas, básicamente uno en forma de cruz en la frente y eso lo hizo muy conocido en su país, lo que lo llevó a una investigación por parte de la Iglesia, que desconozco si en la actualidad ha terminado, pero si determinó que el estigma no tuvo origen humano sino que se formó de una forma que la ciencia médica no puede explicar, y se le dio al Padre Sudac -por parte de la Iglesia y de su obispo- la indicación de no frecuentar la vida pública. Segundo, es un sacerdote que ha dado su opinión sobre temas políticos en su país, lo que lo ha convertido en punto de burlas y críticas de toda índole, como suele suceder en estos casos. Tercero, al Padre Sudac se le conoce también como un artista que disfruta de la pintura y la escultura, además de escribir libros espirituales. Este lado del Padre Sudac, ha generado que muchas personas confundidas con la New Age mezclen lo espiritual con el ocultismo. No conozco la participación del padre Sudac en esto último, y a pesar de alguna portada de CD musical medio rara que anda por ahí, les pido no duden del mensaje que este sacerdote ha dado acerca de cómo hacer una buena confesión.

El idioma croata y la distancia me impiden averiguar más acerca de este sacerdote y su situación actual, pero conocedores de que Satanás tienta con más fuerza a los sacerdotes para hacerlos caer, les pido consideren al Padre Zlatko Sudac en sus oraciones para siga dando testimonios como el que hoy les comparto.

No desechen esta prédica por lo que puedan ver en el internet cuyo contenido es siempre dudoso, fue dada en el año 2007 por el Padre Sudac, y su mensaje para lograr una verdadera conversión y una sincera confesión es en verdad muy edificante para todos, pues el Padre Sudac detalla uno por uno cada Mandamiento de Dios tratando de hacernos entender de qué manera estamos pecando contra ellos y ofendiendo a Dios a fin de que logremos una buena Confesión, y también nos habla de este Sacramento.

Aquí pueden encontrar la prédica del Padre Zlaktco Sudac en idioma croata con subtítulos en ingles desde YOUTUBE

Que Dios les conceda a todos la Gracia de una verdadera conversión y una sincera confesión.

Karla Rouillon Gallangos.

padre zlatko sudac krouillong comunion en la mano confesion diez mandamientos

Prédica del Padre Zlatko Sudac sobre los Diez Mandamientos de Dios y la Confesión

Los mensajes primarios del Padre Zlatko Sudac son muy simples: El amor tiene que ser la base de todo lo que hacemos, y si vivimos en el amor, entonces, vivimos con Dios. Debemos dejarnos morir nosotros por completo, para que Dios pueda llenarnos de Él. Debemos ser personas completamente normales, con los pies bien plantados en la tierra, pero seamos conscientes que mientras vivimos en este mundo, no estamos fuera de Él (de Dios).

El Padre Zlatko Sudac constantemente anuncia en sus seminarios: “Si ustedes vienen aquí por mí, entonces ustedes cometen un error, pero si ustedes vienen aquí por Jesucristo, entonces quédense.”

“Yo mismo me experimento como sandalia que Dios se coloca y que Él pisará de modo que a través de ella Él pueda acercarse a sus hijos a los que intenta alcanzar”

El Padre Zlatko Sudac es muy cercano a Nuestra Santa Madre. El dice: “Ella es mi amada madre. Todas las fuerzas del mal caen delante de Ella. Uno solo puede orar a Ella con un corazón puro y le estaré agradecido por su protección hasta el final de mi vida”

“Yo me he consagrado al Inmaculado Corazón de María. Nuestra Madre es realmente el dulce rostro de nuestra espiritualidad. En esta materialista y ruda sociedad, hemos perdido a Nuestra Madre de la Dulzura”

Quiero empezar con la Señal de la Cruz: En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Dejemos ingresar honestamente, la Bendita y Verdadera Trinidad de Dios en nuestros corazones. Les doy la bienvenida desde el fondo de mi corazón. Estoy muy contento de regresar a Novalja, Croatia. Este es el lugar donde todo comenzó. Es por eso que tengo muy especiales sentimientos y recuerdos que me hacen sentir muy apegado a esta Parroquia.

Este es el proyecto a seguir para esta Renovación Espiritual:

Estaba pensando un poco cuando estaba en casa que ahora tenemos seminarios de manera más frecuentes en nuestra Parroquia, y no son pequeños grupitos de 50, 60 o 100 personas sino Iglesias llenas de personas, justo como en esta donde estamos ahora.

¿De qué debo hablarles? ¿Qué cosa es importante para hablarles acerca de eso el día de hoy? ¿Cómo voy a hacer destacar este día?

Yo mantengo muchos seminarios muy lejos y hablamos acerca de la Contemplación, Meditación y muchísimas cosas más. Yo siento que la gente no entiende ninguna de estas cosas. Yo siento que es importante empezar por el principio y revivir y despertar la importancia de los Sacramentos en nuestra Iglesia.

Voy a hablarles acerca de los Fundamentos Básicos de Nuestra Fe. 

Voy a hablarles acerca de Satanás, acerca del mal y voy a resaltar otras importantes cosas que la gente difícilmente habla de eso hoy en día.

También he notado algo más, en realidad puedo ver personas hablando y ofreciendo “meditación” a la gente. A la gente que no vive sus vidas en la Fe, ¿Cómo puedo yo liderarlos fuera del peligro? Hoy en día ustedes pueden encontrar “meditación” y “ayuda espiritual” en cada esquina. Existe una desfiguración de la Iglesia Católica, comparando a la Iglesia Católica con “ayuda espiritual” y con esas falsas tendencias modernas, es como si quisiéramos competir con Ella o superarla.

En estos tiempos donde cada uno de ustedes se compite por estos falsos ofrecimientos que están alrededor nuestro, nosotros no tenemos que competir con nadie, nosotros no tenemos que probarnos a nosotros mismos.

Nosotros tenemos a Jesucristo, ¡VIVO Y PRESENTE DESDE HACE 2000 AÑOS!

Nosotros tenemos los Sagrados Sacramentos, que nos colocan directamente frente a Nuestro Padre.

Nuestra Doctrina Cristiana y nuestra Edificación es FIRME Y SÓLIDA.

Nosotros no tenemos que competir con nadie, Nosotros solamente tenemos que vivir la vida que tenemos.

Nosotros solamente tenemos que ser testigos de lo que somos, es por esto que yo quiero comenzar este día con el Sacramento de la Confesión.

¿Cuál es el beneficio de la lectura de la Biblia y la meditación si ustedes no han confesado sus pecados?

Sólo hay cinco sacerdotes aquí y ustedes son muchos, por eso voy a hablarles un poquito, algo muy corto pero muy conciso, porque hablar de Dios durante la Confesión no significa ser sabio se trata de tu vida actual. Y cuando se habla durante la Confesión tienes que ser breve y conciso, es por eso que después de esta conversación ustedes podrán tener la oportunidad de hacer una Confesión.

Hay aquí cinco sacerdotes quienes están dispuestos a recibir sus confesiones. Y si tenemos que estar aquí toda la noche, nos quedamos toda la noche, vengan a hacer su confesión y confiesen sus pecados.

Pero hay algo muy importante que decirles: Las personas no siempre saben cómo hacer una buena confesión.

Las personas no tienen ni idea de qué es el Sacramento de la Confesión. Es por eso que yo prefiero comenzar por el principio.

Tengo el sentimiento y la impresión que necesitamos empezar desde el principio.

Desde el Antiguo Testamento, en otras palabras, desde los Diez Mandamientos de Dios.

Por favor escuchen muy cuidadosamente lo que les voy a decir. Escuchen y aplíquenlo en su propia vida, repásenlo y cuestiónense ustedes mismos.

Esta es su preparación para su propio Sacramento de la Confesión, confesión que vamos a lograr realizar esta noche. Este es solo un inicio necesario que se completará a futuro y lograr el comienzo de una confesión razonable. Es necesario que ustedes encuentren su Paz con Dios.

padre zlatko sudac krouillong comunion en la mano confesion diez mandamientos

Empecemos con el Primer Mandamiento de DiosDios nos dice “Amarás a Dios sobre todas las Cosas”.

¿Está realmente Dios en primer lugar en tu vida? Empecemos por aquí. ¿Está realmente Dios en primer lugar en mi vida?

¿No tienen ustedes el presentimiento de que nosotros como cristianos nos hemos vuelto muy tibios? ¿No tienen ustedes ese presentimiento?

¿No tienen ustedes el sentimiento de que nos hemos vuelto terriblemente tibios?

Nos hemos vuelto tan indiferentes al grado de que más mal podemos hacer por tibios que por verdadero odio hacia Dios.

Irónicamente, todo es Dios para nosotros, excepto lo que verdaderamente es Dios.

¿Dónde está Dios en tu vida? ¿Cuánto tiempo ustedes invierten en dedicárselo a Dios?

Sin mencionar todo lo que la gente hace para reemplazar el vacío de sus propios corazones, o para reemplazar a Dios con aquello que no tienen.

Se encuentran visitando toda clase de lugares incorrectos.

Ustedes tienen que estar alertas, conscientes, entender y observar todas las trampas tendidas por el Maligno en estos días.

Mientras más yo trabajo con personas más me doy cuenta que muchos de ellos tienen problemas diabólicos. Con toda seguridad ellos tienen trabajos con el Maligno, porque ellos han visitado falsos profetas o lectores espirituales, bioenergía o alguna bola de cristal, curaciones, hechizos, relatores de fortunas, brujerías, espiritismos, rituales y otras cosas sin sentido.

¡TODO ESTO SE OPONE A DIOS!

Y algunos de ellos están aquí entre ustedes, quienes han hecho estas cosas.

Eso demuestra su carencia de fe hacia Dios.

Pregúntense ustedes mismos si Nuestro Señor Jesucristo, verdadero Salvador nuestro, está en sus corazones, aquél que nos dio vida eterna.

Pregúntense ustedes mismos ¿Realmente entiendo que Jesucristo es MI SALVADOR? ¿Es Jesucristo realmente mi Salvador? ¿REALMENTE EL SIGNIFICA TODO PARA MI?

Pregúntense ustedes mismos, Puedo yo en confidencia decir: Cristo yo realmente te siento y yo estoy respirando y moviéndome contigo. ¿Está realmente DIOS en primer lugar en mi vida?

Vayamos un poquito más profundo. Veamos, qué es eso, que ha cambiado en tu vida, y ha reemplazado a Dios con otros dioses en sus vidas.

Ideologías, política, ambiciones, dinero, carrera, éxito, reputación, poder, obsesión, jefaturas, gente, tradiciones, rituales…

¿Qué más?

Su propio silencioso deseo de convertirse en alguien o algo, inclusive si son notoriamente anti sagrados, estos son los dioses de sus vidas.

Deben entender, entender que ustedes no son nada y entonces, ustedes entenderán ¡que Dios lo es todo!

Les digo en repetidas ocasiones, yo también me siento como cotorro, repitiéndome a mí mismo: ¡SU LUGAR EN EL PARAÍSO ESTÁ ESPERANDO POR USTEDES!

Ustedes no pueden ganarlo y es por eso les digo: rechacen estos acercamientos al Maligno y esta forma de vida.

Nada de lo que ustedes hagan, incluso si ustedes sacrifican su cuerpo o si ustedes venden sus casas, no pueden ganárselo

Simplemente porque Dios ya les dio a ustedes ese regalo, ¡su eternidad es un regalo!

Porque su misericordia les ha sido dada a ustedes, porque Dios está en sus corazones, porque Él ya hizo el trabajo en ustedes.

Hace 2000 años atrás, cuando Él dio a su único Hijo para salvarlos a ustedes.

Ustedes no tienen que agregarle nada a su cuerpo para salvarse.

Lo único que ustedes tienen que hacer es abrir sus corazones y confesarse a ustedes mismos que ustedes son “CERO” (NADA) ante Dios.

Que ustedes son sangre debajo de piel, que sin Dios ustedes no mueven un solo paso en sus vidas. Acepten que son nada y abran sus corazones a Dios.

Esta es su mejor oportunidad, confiésenle a Dios lo que realmente son: pecadores, seres imperfectos y humildemente suplíquenle Su perdón.

Esto es lo básico, aquí es donde ustedes deben empezar, este es el comienzo.

Es por eso que yo les digo, piensen acerca del Primer Mandamiento de Dios.

¿Qué son esos otros “dioses”, que ustedes tienen en sus vidas, mejores que el verdadero Dios?

Ustedes saben que algunas personas están atadas a su propio bienestar, y entonces su propio bienestar se transforma en su Dios. Si pues, ellos se atan a muchos diferentes tipos de comodidades y sus comodidades se transforman en su Dios. Ellos crean “dioses” a su propia imagen. ¿Por que rechazan a Jesucristo? ¿Por qué? Porque han creado su propia imagen de Dios que no encaja en la imagen de Jesucristo que es el Dios verdadero.

Todos nosotros cargamos, de manera consciente o inconsciente, todo tipo de divinidades en nuestras cabezas.

Si señores nosotros hacemos eso, es por eso que nosotros perdemos al verdadero Dios.

Solamente ustedes saben todo lo que han hecho de sus vidas y qué tan ocupados han estado y cómo ustedes han roto ese misericordioso contacto con Dios.

¿Cuáles son esos otros “dioses” que ustedes tienen en sus vidas y que no son el verdadero Dios?

ESO ES LO QUE USTEDES DEBEN CONFESAR HOY Y ENTENDER REALMENTE.

Continuemos.

El Segundo Mandamiento de Dios: “No tomarás el nombre de Dios en vano”.

¿Saben? Nuestra nación es una maldita nación. Están maldiciendo, condenando, jurando.

Es increíble como la gente maldice y se mofan (burlan), incluyendo la blasfemia contra la Madre de Dios, contra el Nacimiento, contra Jesucristo, Su sangre, los Santos, los Sacramentos, Dios, incluso contra sus propias vidas.

Algunos se maldicen a sí mismos.

Somos malditos, descarriados y desagradables, pero agitamos banderitas cuando el Papa visita Maria Bistrica porque no lo hacía desde el siglo 7.

Es una desgracia como la gente abusa de “sus madres” con sus propias lenguas.

Están encadenándose todos ustedes con frases que maldicen.

Maldecimos al Santo Cielo, pisoteándolo, pero después venimos a escuchar la Santa Misa del Domingo, si lo hacemos, porque somos “cristianos”, somos “romanos católicos”.

El Segundo Mandamiento de Dios dice: No tomarás el nombre de Dios en vano

No dice: No maldigas a tu Dios o no jures, lo que dice es: ni siquiera menciones Su Santo Nombre en vano, a menos que sea mediante una oración o con temor reverencial.

Pregúntense, ¿Cuántas veces han ustedes mencionado Su Santo Nombre en vano?

¿Y cuántas veces han maldecido?

Saben una cosa, ustedes no tienen que ser extremadamente sabios o buenitos o lo que la gente pretende ser en estos días.

Este es solo el comienzo, aquí es donde recién comenzamos, este es solo un ejercicio espiritual.

¿Cuál es el punto de predicar acerca de otras cosas si nosotros no comprendemos esto primero?

Si recién estamos en la teología del Antiguo Testamento.

Si el 30% de ustedes maldice y jura por Dios, ¿Cómo va a progresar esta comunidad espiritual?

El Tercer Mandamiento de Dios: Santificarás las Fiestas (Recordar Guardar el Día del Señor).

¿Son realmente conscientes de la grandeza del Día del Señor?

Esto no es para nuestros sacerdotes, que nosotros tenemos Iglesias llenas de gente.

Esto no es para nosotros, ¡no es para nosotros en absoluto!

¿No entienden que este día es para sus familias?

¿Que es solo un día en este mundo enfermo en que vivimos?

Para que puedan venir con sus hijos y sentarse todos en la misma mesa.

Este es un momento, un sagrado momento, en el que ustedes pueden compartir con ellos un rato, que pueden regresar a sus casas después de la Santa Misa y compartir este precioso momento en el que pueden preguntarles a sus hijos como le fue en su primera semana de colegio, en el que pueden conversar con otros, si, pueden comunicarse con otros, en el que pueden comportarse como seres humanos después de todo.

Que este día es para ustedes, este precioso momento por ustedes y por la paz de sus familias, por su felicidad y para su bendición.

¿En que gastan su domingo cuando se quedan en sus casas?

Hay otra cosa que me preocupa cuando nuestros sacerdotes atienden la Santa Misa: el esposo canta en el coro, la esposa esta en otro lugar, la madre está aquí, los niños están por allá, el hijo está arriba, ¿y después de la Santa misa?

Ustedes no se van a casa juntos, no, ustedes no almuerzan unidos, no, porque el esposo está en el trabajo, la esposa está tomando un café con una amiga, los niños están solos, ¡no!, no es el día del Señor para ellos, no lo es.

Jesús, cristiandad, fe es algo que realmente tiene que estar presente y activo en sus vidas.

El privilegio no está entre estas cuatro paredes, está en sus vidas.

Cuando están en sus camas, a la mesa, con sus familias, en el trabajo, ¡eso es cristiandad!, esa forma de vida.

No es suficiente estar aquí presentes hoy y hacer una especie de renovación ¡entiendan lo que se les está diciendo!

¡Les estoy diciendo esto por sus familias! Por su paternidad, por su maternidad, por usted, por ese poquito de Paz y ustedes ofenden, y ustedes violan esta ley tantas veces.

Todos nosotros y yo, junto con ustedes, cada uno de nosotros, tantas veces porque no comprendemos lo que Dios quiso para nosotros y lo mucho que significa eso para nosotros.

El Cuarto Mandamiento de Dios: Honrarás a Tu Padre y a Tu Madre, para que tus días transcurran en la tierra que el Señor tu Dios te obsequia.

Esto es lo que yo veo en estos locos tiempo que nos ha tocado vivir.

Hoy en día los niños no crecen dentro de una familia.

Ellos no pueden ver a nadie muriéndose dentro de sus familias.

Hoy en día el misterio del nacer y el morir están separados. Separados de la idea de familia.

Hoy los ancianos mueren en hospitales, asilos o en cualquier otro lugar que brinde estos cuidados y facilidades.

Es muy inusual para alguien morir en casa, muy inusual.

Sin dejar de mencionar lo difícil que es que alguien nazca en casa.

Yo no estoy diciendo que debemos retroceder en el tiempo y que las mujeres tengan a sus hijos en sus casas. No, claro que no. Lo que estoy diciendo es por otras razones.

Si tus hijos no ven como sus abuelos envejecen. Y si tus hijos no ven como tú, siendo su padre, no respetas a tus mayores. Si tus hijos no ven como tú veneras a tus padres, aunque ellos estén seniles y viejos, son tu padre y tu madre.

Si tus hijos no experimentan ese tipo de trato, no esperes, no esperes que tu hijo te haga lo mismo a ti. Espera algo peor, mucho peor.

Incluso si tú sientes que tus padres son una carga y ellos te incomodan.

No esperes bendiciones.

Aunque ellos te dejen cientos de miles de dólares y cientos de miles de casas, no esperes bendiciones.

Si tu no respetas a tu padre y a tu madre estas rompiendo la más básica, moral, humana y divina ley de la vida.

Si, porque tu estas faltándote el respeto a ti mismo, a la gente que te dio la vida.

A Dios quien se sirvió de ellos para darte a ti la vida y un alma eterna.

Estas rompiendo la ley principal de la vida.

Si eres incapaz de cumplir este mandamiento con tu corazón y tu mente.

No esperes bendiciones, no esperes…

El Quinto Mandamiento de Dios: No Matarás.

Nosotros pensamos que esas son cosas del pasado: asesinatos, que nosotros estamos ahora en un nuevo milenio ¿Pero saben ustedes? La vida humana nunca fue más perjudicada que en nuestros tiempos, y quien sabe si no lo será aun más en el futuro.

Lo único que nos queda es suplicar la Misericordia de Dios.

Este siglo recuerda solamente dos guerras mundiales, pero la verdad es que no ha existido la Paz en la Tierra ni por un minuto, ni por un minuto, en este mismo segundo, ahora, mientras estamos aquí, miles de personas están siendo asesinadas alrededor del mundo, no solo con cuchillos, pistolas y bombas, sino con el uso de nuestros propios úteros.

Si, ustedes están matando.

Quien decide abortar, me gustaría decirle a él al igual que a su pareja: ustedes no solo planifican una sola vida, ustedes planifican los hijos de sus hijos, y los hijos de los hijos de sus hijos, y los hijos de los hijos de los hijos de sus hijos.

¡Ustedes le dicen “alto” al Plan de Dios!

Porque ustedes le impiden a alguien venir a la vida, a través de ese ser ustedes le prohíben a miles de personas venir al mundo.

Quien sabe cuánto tiempo más vamos a vivir en esta Tierra y quien sabe si ustedes tuvieron 2, 3 o más abortos. ¿Cuántos más miles de personas ustedes han matado?

No solo matamos, sino que también matamos disfrutándolo, con odio.

No hay nada peor que el odio entre católicos.

No hay nada peor que odiar con esa cínica sonrisa en el rostro.

También está el asesinato entre hermanos y hermanas.

Ustedes escuchan acerca del avance del mal entre las personas y las naciones.

Ustedes limitan las bendiciones, ustedes matan, y matan conscientemente.

Y no hablemos de las drogas y el alcohol.

¡No maten cristianos! ¡No maten!

El Sexto Mandamiento de Dios: No cometerás adulterio.

¿Saben una cosa? Yo estoy convencido desde que soy sacerdote que las personas se avergüenzan de conversar acerca de estas cosas.

¿Cómo van a decirle estas cosas a un sacerdote?

Los jóvenes nunca se confiesan hoy en día ¿Por qué?

Porque los jóvenes no se dan cuenta que lo que hacen es un pecado ¿Qué cosa?

No practicar castidad antes del matrimonio.

Y a los casados… no todo les está permitido. Ustedes están siendo llamados a tener relaciones sexuales limpias.

Si, relaciones sexuales antes del matrimonio es pecado ¿Nadie se los dijo?

¿No sabían eso?

¡Masturbación es pecado!, ¡Desperdiciar su semen es pecado!

La confesión no es solo acerca de un pecado específico.

Observen en lo profundo de sus corazones ¿Por qué están ustedes haciendo estas cosas?

Es por vacío que lo hacen. Existe un inmenso vacío en sus corazones. ¿Dónde está Dios en sus corazones? No tienen amor, no tienen respeto, no tienen verdaderas relaciones con otras personas.

No tienen amistades verdaderas ¿Dónde están las emociones? Observen de cuanto amor verdadero se están perdiendo. Amor, cariño de verdad, honesto, sentimientos, amor con Dios.

Ahora ya saben que eso es pecado, ahora ya saben que deben confesar.

La sociedad moderna les dice que son muy anticuados, que eres retrasado si tú no tienes relaciones sexuales antes del matrimonio, si no tienes experiencia, si.

Ustedes no pueden encontrar una sola película donde no se vea desnudez, no existe.

Ustedes no van a encontrar una sola revista o periódico donde ustedes no vean una persona desnuda.

Hoy en día la desnudez y la pornografía está en cada esquina.

Se ha convertido en algo completamente normal.

El Séptimo Mandamiento de Dios: No robarás

Si país de ladrones, ¿Qué más puedo yo decirles?, no roben e imaginen: nuestra religión tiene cientos de años, no roben. ¡no roben!

Esta es su reforma espiritual, decidan cambiar su vida y vuélvanse personas honestas. Honestos en sus familias y en sus trabajos.

Y ni se les ocurra volver siquiera a pensar en robarse un tornillo ni nada.

Vivan honestamente ¿Acaso les da vergüenza ser honestos? Si, hoy en día da vergüenza ser honesto, cualquier persona honesta es estúpida y quien roba es exitoso.

Si, y su camino lo tiene claro para alcanzar lo más alto de la escena política

Si, ser honesto en estos días es motivo de vergüenza.

Nosotros nos traemos abajo todo. Todo es pervertido, estamos viviendo equivocadamente.

Nosotros nos vemos y creemos que somos perfectos, podemos arreglar nuestras casas y maquillar nuestros rostros para ponernos bonitos, pero por dentro somos como sepulcros putrefactos.

No roben, mantengan este mensaje muy cerca de sus corazones y piensen “prefiero cortar mi mano” antes de robarle a alguien.

¿Cómo vamos a construir un nuevo milenio cuando nadie confía en nadie?

Empezando por sus propias familias. Yo escucho de diferentes padres que ellos dejan dinero a propósito en lugares visibles para probar y ver si sus propios hijos, al ver el dinero, lo roban o no.

¿En qué nos estamos convirtiendo?

Y si el hijo toma el dinero de seguro está consumiendo drogas, porque no trabaja.

Nosotros robamos en cada esquina, nosotros robamos, y eso que sólo estamos hablando de robar cosas materiales. Ni hablemos del robo espiritual

Cuando nosotros robamos la reputación de una persona, cuando nosotros robamos el esfuerzo de otros, algunas personas venderían a su propia madre si solo pudieran alcanzar cierta posición.

Este tipo de personas piensa: “Arrebato, robo, mato… siempre y cuando yo esté bien”.

guia para una buena confesion krouillong comunion en la mano

El Octavo Mandamiento de Dios: No levantarás falso testimonios ni mentirás

Acá es en donde todos fallamos ¡todos!

¿Saben una cosa? Ustedes pueden todavía decir que esas cosas pasan, cuando están mintiendo haciéndose los tontos a ustedes mismos, pero cuando están mintiendo de una manera que ustedes causan daño a otras personas… aflíjanse si ustedes no reaccionan pronto.

Cuando mientes de tal manera que retrocedes aun más, difamando y afectando el futuro de esa persona, probablemente has sido testigo de otros acontecimientos.

Las pequeñas áreas rurales son ejemplos perfectos de este tipo de cosas.

¿Ustedes se imaginan? “Estoy aburrido, vamos a difamar a alguien solo por diversión”.

Porque tu escuchaste algo y le añadiste algo más a esa historia, y cuando llega a la persona final ya se convirtió en una tremenda mentira y esa pobre persona tiene que vivir su vida así, y nadie le dice nada en su cara. Incluso cuando ustedes lo conocen ninguno se le acerca y le advierte de ello ¿Por qué?

Porque tienen miedo y están asustados de que esa persona se ofenda y los culpe a ustedes por todo aquello.

Nosotros mentimos, fingimos, trastocamos la palabra y ustedes permiten que esa persona viva su vida en una ilusión, cuando la realidad es otra.

¿Lo están ayudando realmente?

E incluso quizás ustedes rezan juntos, pero ustedes no se acercan a esa persona para decirle la verdad “sabes una cosa se está diciendo esto y aquello de ti”. No lo hacen, porque a ustedes solo les interesa su propia reputación, porque a ustedes solo les importan ustedes mismos y su propio bienestar.

Y ese es el motivo por el cual ustedes son esclavos del hombre hoy en día.

Y esclavos de su entorno social.

¡Nadie dice la verdad nunca jamás! ¡Nadie!

Todos nosotros mentimos y fingimos, porque tenemos miedo de nuestra propia sombra.

Pero eso no es Cristiandad.

Tomen un ejemplo de la Santa Biblia: “Si mi hermano peca contra ti, ve y enséñale su falta, Si no te escucha, ve con otros dos testigos, y si rehúsa escucharlos, suplica a la Iglesia”

Y nosotros, nosotros nos dirigimos a todos los que están alrededor de esa persona y comúnmente esa persona es la última que se entera de las cosas.

Yo lo sé por la experiencia de los padres que tienen hijos que consumen drogas.Ellos son los últimos que lo descubren. Vecinos, amigos, familiares, hermanos, hermanas, todos los ven tomando drogas pero guardan silencio.

Y cuando ellos se convierten en adictos a las drogas, ni siquiera ahí se lo dicen a los padres, porque su propia reputación es más importante que esos muchachos.

¿Todavía continuamos diciendo que nosotros no mentimos en la vida?

Hay mentira en cada esquina y hoy en día no hay un solo periódico donde ustedes lean algo cierto. Eso no existe, son mentiras fabricadas

Y todos nosotros sabemos quién es el “padre de la mentira”.

Les diré mas acerca de esto mañana, escuchen atentamente lo que les digo.

El Noveno Mandamiento de Dios: No desearás a la mujer de tu prójimo.

Hoy en día es “moderno” tener amantes o prostitutas.

Ni siquiera desees, no te atrevas ni siquiera a mirar, no rebajes tu corazón a desear a la mujer de otro hombre.

Y ni mencionemos aquello que tú deseas hacerle a esa persona.

¿Cuántos matrimonios despedazados terminan en divorcio? ¿Cuántos? Demasiados.

Esa es la imagen moderna, es genial tener una prostituta o una amante, recién cuando la tienes eres “moderno”, estás en “onda”; es decir, tú tienes una esposa en tu casa que te cocina, lava y plancha y tienes una amante fuera de tu casa y “si yo me puedo permitir tener una mi esposa también puede tener un amante”.

¡Esa es la última tendencia!

El Décimo Mandamiento de Dios: No codiciarás los bienes ajenos.

Imagínense, Dios acaba de decirnos no robarás y después nos dice y nos repite no codiciarás los bienes ajenos.

No desees, ni siquiera pienses en desear, que ni siquiera se te ocurra ¿Por qué?

¿Por qué Dios trabaja en estos dos mandamientos para que nosotros tengamos mentes puras?

¿Por qué? Porque cada maldad empieza por aquí, pensamientos que ocurren en tu mente, después ustedes comienzan a escavar más profundo en esa mugre y entonces comienzan a desear, y después ese deseo se instala en sus corazones y después de todo esto, ustedes lo hacen.

Siempre comienza con un pensamiento que sucede en tu mente. Siempre viene de tu mente.

Es por eso que ustedes deben controlar sus pensamientos.

La mejor advertencia que yo les puedo dar a ustedes: mentes limpias, bocas cerradas y corazones puros.

Es mi mejor advertencia, tengan mentes limpias, corazones puros y guarden silencio para que puedan escuchar la Palabra de Dios en silencio.

Esa es mi advertencia.

Estos son los Diez Mandamientos de Dios.

Y así es como Jesucristo nos revela la ley del amor, a través de los Diez mandamientos del Padre.

Amen a Dios con todo su corazón, su alma, su ser y su mente, con todo su poder y con todo su aliento, con todo lo que ustedes son.

Para ser capaces de lograrlo, ustedes deben hacer esto primero: hay una condición, Su Confesión.

¿Qué más debería decirles? ¿Qué más les puedo yo decir?

Si nosotros mismo nos cumplimos esta condición primero.

Cada uno está mirando por los frutos y misterios del Espíritu Santo.

Como si este no fuera suficiente misterio, mostrándonos y haciéndonos testigos de la Palabra de Dios.

El misterio de los Sacramentos y el misterio de lo sagrado.

Esta es una gran prueba, mis hijos Cristianos y eso (la Confesión) los completará.

Que ustedes están queriendo hacerlo todo en el nombre de Dios para llegar más alto, para sanar a las personas, para brillar con el espíritu santo, para morir por Dios si es necesario.

Entonces ustedes recién estarán viviendo en la segunda dimensión, digamos tercera dimensión.

Les hablaré mañana acerca de tres dimensiones de mal y tres dimensiones de bien, por ahora reflexionen acerca de esto, esto solo ha sido una introducción.

Esta es su advertencia.

Continúa en la SEGUNDA PARTE – PRÉDICA DEL PADRE ZLATKO SUDAC