Dos pulsiones como explosión e implosión. Sabido ya de su fin uno se apresura a acaparar tanto para sí como para su prole, de estos unos lo tiene y otros no, algunos no llegan ni a ser hombres. De los otros que saben su fin, intentan ser más simples. Como lo práctico-teórico y no tener la necesidad de contradicción, en unos cabe excepciones, que son en esencia contradicciones aceptadas, en mayor o menor cantidad que en otros. Para llegar a ello tendría que ser porque la contradicción ha sido superada o es que aún persiste y lo único que lograría es empeorar. Las celdas, calabozos, cárceles son unas de esas contradicciones que hasta la fecha, al menos, no se ha podido erradicar. Ya sea por la propia maldad de unos a quienes guste delinquir o que la necesidad en verdad provoque hacer actos desesperados o la falta de eficiencia jurídica y represiva. Acabaría esto si cuando lo golpeasen a uno en una mejilla y en vez de intentar defenderse ofrecer la otra? Para quienes ven a ese ejemplo solo como retórica moral, debe ser que tienen alma de científico y preferir a sus cálculos e investigaciones y para otros es cuestión de fe, una segrega y la otra une. Una busca a la otra se le da. De una es hasta su deber tener que segregar para poder conocer mejor a lo que se enfrenta, luego sería ideal volver a juntarlo y simplificarlo, del otro su finalidad es solo unir pues es a Uno a lo que debe unir lo segregado. Si hay dificultad de unificar un rebaño, qué más difícil que rebaños distintos y lejanos se unan? Si se tienen que unir, aun distintos, debe ser que hay algo en común y no barro simple con diamantes. Cómo podría penetrar pues una piedra cualquiera en un diamante? La fe no es de cualquier ídolo de barro o carne u objeto común, la fe es única a Uno. Algunos otros pretenden hacer de lo divino y digno de elogio y créditos, simples y vanas como sus actuaciones y usos diarios. Cuando lo bueno es más compacto, lo malo es igual de compacto, con la diferencia, que es creada por esa misma compactación, de que están más alejados uno del otro. En qué instante se van abriendo ambos caminos? O se tiene que ser bueno o se tiene que ser malo. Ser a veces buenos y a veces malos? Esto último podría ser peor que ser enteramente malo. Un espía tendría que tener algo de ello o el suficiente tesón y valentía, creer y querer en lo que se hace por lo que se hace. En quienes de verdad se conocen y no hay necesidad de palabras, los espías serían imposibles. Los ángeles pueden volverse demonios; viceversa? Si el amor no mata, más si ha sido algo en verdad querido y cercano, tendría que hacerlo la justicia. De otro modo si no se los mata se los aleja. Una justicia que no ha parido hombres cómo podría tomar vidas? Siendo ya por su esencia imperfecta de quienes la han parido a ella, más mala e imperfecta se muestra al tomar vidas que no ha dado. Estamos condenados siempre a vivir con cárceles? Ello, como muchas otras cosas, es lo que deberíamos sacar de nuestras maletas y bolsos. Encerrar ni recluir no son precisamente alejar. Límite o borde parece ser lo que desencadena a la adrenalina, para ello no solo hay una única forma de llegar. Acaso no es verdad que la unidad es lo que engloba lo plural? Un rebaño es un grupo de miembros, la unidad es una simplificación, contrario totalmente a lo acaparador que para quien la unidad siempre es poco. Para que uno pensante llegue a eso simple, es porque habiendo ya enfrentado sus multiplicidades, así como; el menor de los excesos. Si no tienes problemas no dejas problemas.

(más…)