Innecesidad

[Visto: 409 veces]

Estaban sabiéndose habidos pero ninguno se sabia con el otro. Ninguno de los dos estaba con el otro, pero se pensaba por el otro. Pensar qué se haría si se estuviese con el otro y no ser solo conjetura. Despiertos en eterno sueño y espera se iban alejando. Se aman más por haberse matado ambos? Ama más uno por haberse matado por el otro? Solo quedarse gritando su nombre y seguir respirando? Gritar podría verse como repetir una idea, su nombre, sin hacerla palabra y mentalmente extenderla en cada letra que lo logre conformar y hasta que quede exhausto. Y bueno, uno tiene que vivir aunque en ello, también, unos viven más que otros. Si el pensamiento es real tendrá que estar en un tiempo, si algo es bueno por qué habría de cambiarlo. Como todo se cambia y cambia, entonces no todo es pensamiento aunque pueda haber tiempo. El pensamiento se da en el tiempo o el tiempo en el pensamiento? Son dos entes que no se tocan? Lo real podría ser eso que siempre cambia o eso que siempre está quieto, más pulido, tal vez, eso que sabe cuándo y por qué moverse y cuándo y por qué estar quieto. Los cambios se dan en un tiempo y para que no haya tiempo tendría que no haber cambio ni cambios. Esto es o el tiempo todo o la nada toda. Poder pero no querer y querer pero no poder. Aunque se quiera, si no se puede, cómo cambiar? Si se puede pero no se quiere, aun sea solo capricho, es igual de obstáculo que lo otro. No sentirse sin el otro o inventar la soledad. Los cambios pueden ser ordenados o desordenados, ordenados y desordenados. En algunos no está dañar ni matar y en otros hay salvajismo puro. En otros sabría haber salvajismo cuando se tiene que ser salvaje y ternura cuando se tenga que ser tierno. A cuál de los tres habría que temer más? “Aguas mansas o bravas”? una bella no estaría solo con una bestia ni tampoco solo con un tierno que podría ser hasta como ella de indefenso. Tendría que ser como lo tercero que sabe manejar lo que pueda hacer, así como a su pensamiento, boca y palabras. No porque haya feos y feas unos tienen que estar con los que “son” como lo que supuestamente son, no debe ser en vano que se le diga ciega a la justicia y a el amor. La amor? La ceguera como lo adjetivo fealdad o belleza, cierto o no, podría ser compensando. De otro modo los puercoespines no se reproducirían. Cuando se lograron olvidar, uno hablaba de una cosa y el otro de otra, idiomas sin raíces comunes. Uno hablaba de otro y del otro otro.

Cómo lo reconocería? Iban a estar en tiempos distintos. Uno habría envejecido y hasta muerto y el otro sería igual de joven como cuando se despidieron. En otros años los llevaban con ellos, aunque no a todos, sino a los que gobernaban, pues si querían gobernar, tendrían que tener ejemplos de cómo jerarquizar. Pero al ser llevados y ser así solo meros invitados, pues en eso en que volaban, aún no lo pueden imitar, aun así se rebelaron. Ya no podrían ir con ellos y eso era suficiente castigo. Aun sabiendo que estos no podrían dañarlos con sus ataques, su oposición de no acompañar más y pedir autonomías sin más intervención de quienes tenían que guiarlos, era suficiente. Si no nótese las aparentes ligerezas cometidas por algunos y en quienes, por ello, cayeron castigos: Babilonia “la grande”, Sodoma y Gomorra, matar a un hermano, comer un fruto que no se debía. En estos días por matar a sus progenitores, hermanos y prójimo en general, en algunos lugares, se dan penas de treinta, veinticinco años, con beneficios, algunos menos. Sacarlos y ahorrarles el sufrimiento de parir y comer por comer lo que no deberían de donde no debían. Parece tonto, también, que por un solo fruto, de todos los que podían tomar y gratis, se pierdan y hagan perderse de ello a otros. Tienen que querer siempre todo los hombres? Ser padre en estos días hasta parece de juego y moda. Cuando no se tienen que lavar pañales ni llorar más a sus párvulos por las medicinas y tecnologías referidas a ello, tener personas a pago por cuidar a los que ellos mismos deberían cuidar, la reproducción es a veces solo acto de ego y de como tener un palacio con más habitaciones que visitas y ocupantes. En sociedades completamente irracionales, peces grandes se comen a peces chicos, en algunas con limitaciones morales y legales, algunos se ayudan con otros y comparten. El ayudar mismo es compartir, el tiempo, la fuerza, la inteligencia, las ideas, la compañía, lo económico, etcétera. No podría haber ayuda si no habría nada que compartir. La ayuda, como la justicia, parece ser para con el otro. Puede existir la autoayuda? El más ermitaño entre ermitaños alguna vez debe haberlo no sido, tampoco podría no estar sin ninguna necesidad. Algún otro animal, el fuego, el agua, el aire, la tierra éstos son los únicos independientes, no reconocen doctorados en psicología, derecho, astronomía, fuerzas policiales, banderas, etcétera mueren en cualquier lugar, no esperan ser repatriados post mortem. Los ermitaños solo los hay de grados y ninguno de forma integra y completa. Su justicia sería otra, así como su amor, aprendizaje, conocimiento, su ser áureo o apagado y muriente. Se mirarían y a pesar de haberse querido no reconocerse ni querer hacerlo cuanto menos. La no importancia pura.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *